Milei escala el conflicto: redobló el ataque a Pedro Sánchez y le recomendó “un buen abogado” para su esposa

Lejos de retractarse, el jefe de Estado argentino aseguró que su par español “es un delirante”, tiene “un complejo de inferioridad” y necesita un psicólogo. Además, planteó que Begoña Sánchez tiene un “montón de causas” judiciales

Guardar

Nuevo

Milei redobló el ataque a Pedro Sánchez: lo trató de dlirante y le recomendó “un buen abogado” para su esposa

Minutos después de que el gobierno español anunciara el retiro de su embajadora en Buenos Aires, el presidente argentino Javier Milei escaló la tensión diplomática y redobló su ataque a Pedro Sánchez. Además, reiteró las acusaciones contra su esposa, Begoña Sánchez.

“Lo que está ocurriendo es literalmente un disparate propio de un socialista fatalmente arrogante. Es tan fatalmente arrogante que sobre un problema personal por una frase que no contenía nombres, se sintió aludido, y a partir de ahí hace una escalada diplomática absolutamente sin sentido”, puntualizó Milei.

Pedro Sánchez se convertirá en el hazmerreír de todo el mundo por la payasada que está haciendo con un tema de índole personal. Todos los agravios y las agresiones vinieron de parte de él y de su gobierno desde antes de las elecciones”, agregó el mandatario argentino en una entrevista concedida al periodista Antonio Laje en LN+.

Una vez más, Milei aseguró que la posición de Sánchez es alentada por el kirchnerismo para generarle problemas internos al gobierno argentino, algo que consideró como una “característica de los socialistas”. Y le sugirió al ex presidente Alberto Fernández -asesor de Sánchez- que le recomiende un psicólogo para su “complejo de inferioridad” y un “buen abogado para Begoña, porque tiene un montón de causas en las que está sospechado de tráfico de influencias”.

El conflicto diplomático se inició el fin de semana pasado, cuando el líder argentino habló en un acto político de Vox en Madrid de la mujer “corrupta” de Sánchez en alusión a la causa judicial que enfrenta por supuesto tráfico de influencias a favor de empresas que firmaron contratos con el Estado. El gobierno español exigió un pedido de disculpas formal de la Argentina y llamó en consultas a su embajadora, decisión que ratificó este martes por tiempo indefinido ante la negativa del mandatario sudamericano de retractarse.

Javier Milei  y Pedro Sánchez, enfrentados
Javier Milei y Pedro Sánchez, enfrentados

El jefe de Estado dijo que no tiene previsto retirar al embajador argentino de Madrid, Roberto Bosch Estévez, como respuesta a la decisión adoptada esta mañana por la Cancillería española, planteó que el vínculo histórico entre los países no se va a modificar que la disputa política no tendrá impacto en el clima de negocios, sin embargo expresó nuevos agravios contra el presidente del gobierno español, a quien calificó en otro tramo de la entrevista de ser “fatalmente arrogante”, “delirante”, “antidemocrático” y “cobarde”.

“Si Pedro Sánchez está cometiendo un error mayúsculo, yo no voy a ser tan imbécil de repetir semejante error. Nosotros mantenemos todo como hasta ahora. Y si el señor presidente Pedro Sánchez quiere seguir insistiendo con esta aberración, es un error de él, de nosotros no lo va a encontrar: cuando uno toma todos los hechos, queda claro quién está en falta”, desarrolló Milei.

El titular del Poder Ejecutivo argentino no está dispuesto a disculparse con Sánchez porque considera que las ofensas comenzaron en España cuando el ministro de Transporte Oscar Puente sugirió que el economista liberal consumía “sustancias”. También la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz y la ministra de Ciencia Diana Morant expresaron agravios.

“Me dijeron ultraderechista, que para ellos es lo mismo que ser nazi, xenófobo, misógino, anticiencia, cultor del odio, toda la catarata del rosario que manejan los socialistas y son falacias ad hominem para descalificar a la otra persona y nunca pueden probar nada. Cuando usted no adhiere a lo que ellos sostienen como dogma, usted va a ser descalificado y así es como trabajan ellos”, razonó Milei.

“Como esa metodología no le funcionó, porque no le contesté a ninguna de las mujeres que Pedro Sánchez mandó cobardemente a agredirme, salió él directamente a agredir y también lo hizo (Rodríguez) Zapatero, entonces: ¿ellos pueden agredir a todo el mundo y yo me tengo que quedar callado?, dónde dejo mi dignidad?”, se preguntó.

Guardar

Nuevo