La Libertad Avanza busca su ley Bases en una sesión sin cuarto intermedio, con votaciones por capítulos y de alrededor de 30 horas debate

El oficialismo y sus aliados impusieron el esquema. UP buscaba que sea debatida artículo por artículo. Los puntos en conflicto son la reforma del Estado, la delegación de facultades y el régimen de grandes inversiones

Guardar

Nuevo

Foto panorámica de la Cámara de Diputados
Foto panorámica de la Cámara de Diputados

La sesión en la Cámara de Diputados para debatir la Ley Bases y la reforma fiscal comenzó como estaba previsto: gritos por el lado de Unión por la Patria, acuerdo y pedido de votar los acuerdos de Labor Parlamentaria que llevaron adelante el PRO, Hacemos Coalición Federal y La Libertad Avanza.

Luego de varios gritos y algunos discursos encendidos, en donde ningún diputado libertario pidió la palabra para defender su posición y eso quedó en manos de HCF y la UCR, el recinto votó a mano alzada pero se repitió porque hubo acuerdo para que desde ese momento todo sea votado de manera nominal: se impuso el oficialismo y los bloques dialoguistas por 140 votos a favor contra 109 votos en contra.

De esta manera se resolvió que la sesión se desarrollará de la siguiente manera: se realizará un debate conjunto -esto significa que quien toma la palabra expondrá por ambas leyes-, que se votará por capítulos que en el caso de la Ley Bases son 12, sin abrir la discusión artículo por artículo algo que generó una fuerte discusión entre los presidentes de los bloques.

Martín Menem
Martín Menem

En ese mismo acuerdo se dispuso que no habrá cuartos intermedios en el debate por lo que se estima que la sesión en la que se llevará adelante el debate de ambas leyes -en una de ellas está incluida también la reforma laboral- está previsto que no llevará menos de 30 horas, lo que significa que se podría estar votando mañana, martes, por la tarde. En las primeras estimaciones los legisladores señalan que la votación en general será alrededor de las 6 de la mañana de mañana del miércoles.

Respecto a la votación, en Labor Parlamentaria se dispuso que aunque se lleve adelante el debate en conjunto las leyes se votarán por separado.

Una vez comenzada la sesión el miembro informante de la Ley Bases por LLA fue Santiago Santurio, quien realizó una alocución de carácter político pero no desarrolló ningún punto de lo que establecen ambos proyectos de ley. El otro diputado que hizo lo mismo por el oficialismo fue José Luis Espert.

“Le agradecemos profundamente al pueblo argentino el esfuerzo por acompañar las medidas que está llevando adelante por encauzar el desastre que nos dejó la gestión anterior”, comenzó diciendo Espert. Con más experiencias parlamentaria que su colega Santurio, pidió permiso para leer -no está permitido por reglamento- y se refirió a diferentes puntos del proyecto de reforma fiscal.

Juan Manuel López durante el debate en Diputados
Juan Manuel López durante el debate en Diputados

“Massa destrozó el impuesto a las Ganancias irresponsablemente. Lo llevó al noveno subsuelo y nosotros lo vamos a reconstruir”, dijo Espert y fue a explicar en detalle lo que persigue la vuelta del tributo.

Espert hizo foco en Ganancias porque es uno de los puntos en donde, si el oficialismo logra aprobarlo, lo hará “muy finito” ya que hay muchos legisladores que no se encuentra muy cómodos con la vuelta del tributo.

Algo similar sucede con la Reforma del Estado que establece la Ley Ómnibus, que de aprobarse le permitiría al Gobierno eliminar diversos organismo, en donde el bloque de la Coalición Cívica pidió que sea votado por afuera del capítulo.

En esa línea, Unión por la Patria -que tuvo asistencia perfecta y que pedía votar artículo por artículo- pedirá abrir el capítulo del Régimen Impositivo para las Grandes Inversiones el cual no sólo le pone arancel 0% a las importaciones que necesiten esas inversiones “destruyendo a las pymes locales” y en particular el artículo 162 del régimen el cual establece que cualquier norma local que afecte lo que dice lo votado por el Congreso de la Nación es “nulo de toda nulidad” legislando sobre las provincias, algo que no está permitido.

Comenzado el debate, quedan como mínimo 30 años por delante en donde Unión por la Patria buscará sumar alguna voluntad que se encuentre en duda y el oficialismo hará lo propio en busca de sumar votos que le aseguren la aprobación final. Si esto ocurre, finalmente y luego de casi cinco meses de gestión y con sesiones extraordinarias, el oficialismo tendría la primera victorial parlamentaria.

Guardar

Nuevo