El reclamo del peronismo a los diputados que faltaron a la sesión especial: “Están atrás de las cortinas negociando”

Ante la imposibilidad de lograr quórum, el jefe de la bancada, Germán Martínez, tildó de “irresponsables” por ausentarse para debatir jubilaciones y presupuesto universitario. Quejas contra Martín Menem por romper una tradición legislativa

Compartir
Compartir articulo
El diputado Germán Martínez protestó contra los legisladores que se ausentaron en la sesión especial para debatir la movilidad jubilatoria, el aumento del presupuesto universitario y el FONID (Archivo Foto NA: Mariano Sánchez)
El diputado Germán Martínez protestó contra los legisladores que se ausentaron en la sesión especial para debatir la movilidad jubilatoria, el aumento del presupuesto universitario y el FONID (Archivo Foto NA: Mariano Sánchez)

La sesión especial pedida por Unión por la Patria (UP) para tratar la emergencia presupuestaria de las universidades públicas nacionales, la movilidad jubilatoria y el restablecimiento del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID) fracasó esta mañana luego de que no se lograrán los 129 legisladores necesarios para alcanzar el quórum.

Tras caerse la sesión, el jefe del bloque de UP, Germán Martínez, tomó la palabra al momento de las expresiones de minoría y cuestionó con dureza la “irresponsabilidad” de sus colegas de otros espacios opositores, que faltaron a la convocatoria de la Cámara de Diputados después de la masiva movilización en el país en defensa de la universidad pública. Concretamente, los acusó de “negociar con el poder de turno” mientras se dirime el destino de la “ley Bases” y el paquete fiscal enviado por el Poder Ejecutivo.

“Toda la comunidad universitaria que se convocó ayer en una verdadera marcha histórica y multitudinaria necesitaba una expresión del recinto proporcional a la magnitud de esa convocatoria. Algunos entendieron el sentido de lo que se expresó. Otros, lamentablemente, siguen eligiendo estar a escondidas, atrás de las cortinas en oficinas oscuras negociando con el poder de turno, en lugar de estar aquí sentados asumiendo la agenda que pueblo argentino necesita”, sostuvo el diputado de Santa Fe.

Martínez recordó que la convocatoria planteada apunta a expresar una “enorme cantidad de temas que son parte de la agenda cotidiana de millones de argentinos que algunos no quieren ver”, que además del presupuesto universitario incluye la situación de miles de docentes del país, que “piden restitución del FONID eliminado por el presidente Milei, y que permite que entre el 11 y 14% pueda verse incrementado el bolsillo”, o la cuestión vinculada a los haberes jubilatorios.

Sin embargo, le atribuyó el fracaso a la sesión legislativa a las conversaciones que existen entre el Gobierno y la sectores de la oposición.

“En este momento hay negociaciones de distintos bloques alrededor de la denominada Ley Bases y el paquete fiscal, inclusive con las novedades que pueden llegar a meter rápidamente y casi sin que se note, como la reforma laboral. Pensar que la Argentina, con toda la diversidad que tiene, esté condenada a tener una agenda monocolor -que es lo que expresa La Libertad Avanza y el presidente Milei- es un error”, se quejó el diputado peronista.

La marcha federal universitaria desde el drone de Infobae
La marcha federal universitaria desde el drone de Infobae

Y continuó, en un claro cuestionamiento a legisladores de la oposición que se mostraron afines al aumento de las jubilaciones y el reclamo universitario. “No haber tenido quórum, haber llegado tarde o no haber venido es una irresponsabilidad de los diputados y diputadas que tienen la obligación de representar al 100% de las preocupaciones de los argentinos y argentinas”.

La oposición estuvo a 5 diputados de lograr abrir la sesión esta mañana. A las 11.31, con 124 diputados presentes en sus bancas, el presidente de la Cámara, Martín Menem, dio por finalizado el tiempo de espera para que comenzara el debate, y abrió una instancia para las expresiones de minoría.

Además de los diputados de Unión por la Patria, prestaron apoyo para el quórum los legisladores del Frente de Izquierda-Unidad, y un grupo de 14 legisladores de la UCR. El sector del radicalismo que asistió estuvo integrado por Facundo Manes, Pablo Juliano, Pedro Galimberti, Marcela Coli, Fernando Carbajal, Jorge Rizzotti, Natalia Sarapura, Manuel Aguirre, Carla Carrizo, Marcela Antola, Melina Giorgi, Danya Tavela, Mariela Coletta y Favio Quetglas. También estuvo en la sesión Gabriela Brouwer de Koning, quien ingresó al recinto luego de que Menem diera por caída la sesión.

En total, el grupo de Manes aportó 8 diputados; Evolución sumó 5 bancas y Brouwer. Y se agregó Quetglas que responde a Maximiliano Abad. Se trata, en general, de referentes asociados al mundo universitario y científico. Por Hacemos Coalición Federal (HCF) estuvieron Natalia de la Sota y los socialistas Mónica Fein y Esteban Paulón, pero faltó Margarita Stolbizer. Asistieron también los dos santacruceños de Por Santa Cruz Sergio Acevedo y José Luis Garrido.

Facundo Manes, uno de los diputados de la UCR asistió a la sesión especial (Télam)
Facundo Manes, uno de los diputados de la UCR asistió a la sesión especial (Télam)

En un comentario al pasar, Germán Martínez se quejó que en la sesión que pidieron desde HCF para tratar la cuestión jubilatoria a la que el 98,5% del bloque UP asistió para lograr la mayoría. También apuntó contra el diputado José Luis Espert -contra el que anticipó que presentarán una cuestión de privilegio en la próxima sesión- por no convocar a la Comisión de Presupuesto para tratar el tema.

Quien también recibió una queja fue el presidente del cuerpo, Martín Menem. El bloque de Unión por la Patria y del FIT-U denunciaron que se vulneró una tradición parlamentaria de otorgar 15 minutos adicionales para que se logre el quórum, luego de cumplirse el tiempo reglamentario. En esa línea se expresaron la secretaria parlamentaria de UP, Paula Penacca, que había solicitado que el tiempo de espera se estirara hasta las 11.45. Lo mismo hizo el diputado Nicolás del Caño, Mónica Litza y Aldo Leiva. También recordó Carolina Gaillard, que recordó que desde 2009 nunca más se respetó ceñir la espera a solo media hora. “Eso fue respetado por todos los presidentes que lo antecedieron, y tiene razón de ser en que esta ciudad es muy caótica y cuesta llegar”, afirmó.

Pero Menem no acató los pedidos y se limitó a afirmar que “cumplir con el reglamento es lo que me han encomendado”. “Cuando la arbitrariedad siempre se usa en un sentido, después se les vuelve contra ustedes mismos”, advirtió Martínez sobre ese aspecto legislativo.

Hay un plan para que este recinto esté siempre cerrado, a excepción de cuando lo piden los libertarios. Nosotros tenemos que tener un gesto de rebeldía institucional; nosotros tenemos que tener el coraje necesario para poder convocar a otros, sin banderías políticas, pero con una clara concepción republicana de que queremos que este recinto esté abierto para defender los intereses de la República Argentina. No importa a quién votaron. Sigamos generando las condiciones para que los argentinos tengan aquí, en este recinto, las respuestas que estamos buscando”, concluyó el jefe del bloque peronista en el cierre de su intervención.