Ataque de Irán a Israel: Cancillería ordenó reabrir las embajadas argentinas en Medio Oriente

La canciller Diana Mondino instruyó a las delegaciones diplomáticas de Israel, Irán, El Líbano y Siria a retomar sus actividades. Los edificios habían sido cerrados de manera preventiva en medio de la escalada de tensión en Medio Oriente

Guardar

Nuevo

La canciller argentina Diana Mondino (Reuters)
La canciller argentina Diana Mondino (Reuters)

El Gobierno, a través de la canciller Diana Mondino, resolvió reabrir hoy las embajadas en Medio Oriente que habían sido cerradas en la noche del sábado, de manera preventiva, por el ataque de Irán a Israel con drones y misiles, según afirmaron fuentes gubernamentales a Infobae.

Se trata de las delegaciones diplomáticas en Israel, Irán, El Líbano y Siria, que habían paralizado sus actividades por la escalada de la tensión en la región.

Más allá de esta decisión, el gobierno libertario ratificó hoy su apoyo a Israel en el marco el conflicto. Lo hizo a través del vocero presidencial, Manuel Adorni. “Todo el mundo libre está amenazado. No tenemos más que ponernos del lado de los que defendemos el mundo libre. Neutral o no neutral quedó en desuso, creemos que el mundo hoy está en riesgo”, afirmó.

A su vez, el funcionario rechazó que la postura del gobierno nacional y de la Argentina ocasione una represalia terrorista. “El presidente (Milei) no ha recibido amenazas. No consideramos que ponernos de frente a un problema que tiene el mundo nos haga ser un blanco o cambie la situación de un país que ya tuvo dos atentados”, sostuvo.

Alerta Naranja y comité de crisis

Por otro lado, la Policía Federal Argentina a cargo del Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich se declaró en alerta “naranja tras los ataques a Israel cometidos por Irán el fin de semana último, según confirmaron fuentes oficiales a Infobae, y luego redujo ese estatus a “moderado”

El estado de máxima alerta incluyó el refuerzo de la vigilancia existente en puntos como la Embajada de Israel, la Casa de Gobierno y diversos puntos de la comunidad judía a lo largo del país. También se dio especial foco a la custodia de funcionarios internacionales que viven en el país.

La Triple Frontera, vigilada por una división específica creada por la Superintendencia de Investigaciones Federales en la gestión de Aníbal Fernández, es otro punto caliente que la PFA supervisa. Sobre este último punto también se refirió Adorni en su habitual conferencia de prensa: “Se están tomando las medidas para efectivamente tener un mayor control en la frontera y el Ministerio de Seguridad trabaja junto a Defensa e Interior para tener otro tipo de alertas ante cualquier episodio que nos puede llamar la atención”.

Las fuentes consultadas, por lo pronto, no hablan de ningún operativo o despliegue especial por fuera de las estrategias usuales, solo de un incremento de recursos. La División Custodia de la PFA -que se encarga, por ejemplo, de proteger edificios estatales y de la seguridad del presidente Javier Milei- es la principal afectada a la situación, aunque, llegado el caso, “toda la Policía Federal se encuentra afectada”, aseguró un funcionario de alto rango.

Apenas aterrizó en el aeropuerto internacional de Ezeiza desde Miami, ayer, Milei se dirigió inmediatamente a la Casa Rosada para encabezar una reunión de Gabinete de urgencia, en la que analizó la seguridad nacional. En el lugar ya lo estaban esperando el jefe de Gabinete, Nicolás Posse; el asesor político, Santiago Caputo; y el vocero Adorni.

También los ministros de Economía, Luis Caputo; del Interior, Guillermo Francos; de Seguridad, Patricia Bullrich, y de Salud, Mario Russo. Más tarde arribó la vicepresidenta Victoria Villarruel, y el secretario de Legal y Técnica, Javier Herrera Bravo, entre otros.

Luego de escuchar las palabras del embajador Sela, quien personalmente asistió para dar precisiones de los ataques iraníes en su país, los funcionarios analizaron en profundidad los informes de los enlaces de Inteligencia, Seguridad, Defensa, Cancillería, Interior y Estrategia del Gobierno, que alertaron sobre las debilidades que existen a nivel local frente a estos grupos terroristas.

Se trata de un documento elaborado por representantes de cada uno de esos sectores y por Posse, quien no solo fue el encargado de coordinar el trabajo entre todos, sino también de entregarle el texto final a los ministros y al Presidente, que al recibir esta información decidió regresar de manera anticipada a Buenos Aires.

Últimas Noticias