Miguel Ángel Pichetto: “Nadie controla el flujo migratorio en la provincia de Buenos Aires y en la Ciudad”

El diputado nacional aseguró que “hay que ordenar la migración”, aunque aclaró que no pretende “cerrarla con un muro”. Se mostró optimista con la nueva Ley Bases, aunque abrió un interrogante con el nuevo Impuesto a las Ganancias

Compartir
Compartir articulo
Miguél Ángel Pichettó habló sobre la inmigración y el flujo demográfico en el país

El jefe del bloque de diputados Hacemos Coalición Federal, Miguel Ángel Pichetto, afirmó hoy que debe implementarse una política demográfica y migratoria en la Argentina y buscar establecer un control de acceso de personas en el Gran Buenos Aires y Capital. Lo dijo al analizar las diferencias que existen entre el AMBA y el resto del país en varias cuestiones, principalmente en las tarifas de los servicios públicos.

“La provincia de Buenos Aires es el gran problema argentino, donde nadie quiere abordar los temas más sensibles, nadie controla quién ingresa, cómo ingresa, nadie controla el flujo migratorio en la provincia de Buenos Aires y en la Ciudad”, afirmó el legislador durante una entrevista en el programa Sábado tempranísimo en Radio Mitre.

Pichetto agregó que “algún día se tratará este tema sin tanto prejuicio, el del flujo migratorio pobre hacia centros urbanos, que tienen mayor capacidad económica y movimiento”, y explicó que “aún en la decadencia, Argentina sigue siendo, para los latinoamericanos que nos circundan, un polo de atracción porque tiene planes sociales, AUH (Asignación Universal por Hijo) y hospitales públicos”.

El excandidato a vicepresidente de Mauricio Macri apuntó también a los datos del Censo Nacional 2022. “Algún día sabremos cuando el señor (Marco) Lavagna termine el Censo que lleva dos años de atraso, ¿cuánta población tenemos en la provincia de Buenos Aires, cuántos son argentinos, cuántos extranjeros, cuántos hijos de extranjeros, qué esquema migrante tenemos, al final, cuando entraron los venezolanos, datos que un Estado debería tener para construir política demográficas inteligentes”.

En ese escenario, analizó: “Es la razón por la cual siempre lo que es ´la república del AMBA´ es porque está todo centralizado allí”. Y continuó con cierta resignación: “Pero no está, no está eso, nunca va a estar, seguramente todo está mal hecho, los censos los hacen mal, no hay ninguno que termine bien”.

Pichetto se explayó acerca de la brecha tarifaria en los transportes públicos en AMBA y el interior del país (Gustavo Gavotti)
Pichetto se explayó acerca de la brecha tarifaria en los transportes públicos en AMBA y el interior del país (Gustavo Gavotti)

Pichetto también incluyó en su análisis a la Capital ya que es “un foco de atracción muy grande para todo lo que es el trabajo en la calle, atrae mucho a la cercanía de vivir en el Conurbano para venir a trabajar en la Ciudad de Buenos Aires”, y afirmó que “por eso hay que generar una política demográfica y migratoria en la Argentina, es uno de los desafíos que hay que asumir junto a temas de la economía como la inflación”.

Ante la consulta de si “viviría en Buenos Aires, no contestó directamente el interrogante y aportó que la provincia es de “alta inviabilidad, pero la división no resuelve el problema. Si no hay una lógica distinta en parar el flujo migratorio de los países limítrofes, hay que ordenar la migración, no digo cerrarla con un muro. Argentina es un país muy grande, con proyectos muy potentes en minería y gas, la Patagonia tiene un 10% de la población del país y 55% del territorio nacional. ¿Qué quiero decir? Las personas vienen a trabajar del exterior del país a la Ciudad de Buenos Aires”.

Tarifas y Ganancias

Pichetto, hombre clave en el Congreso para las aspiraciones del Gobierno de conseguir los apoyos suficientes en sus iniciativas, también habló de la nueva Ley Bases, que comenzará a tratarse en los próximos días, así como el paquete fiscal que también envió el Ejecutivo. En ese sentido, si bien mostró cierta confianza en que esta vez el megaproyecto sea aprobado, planteó un interrogante respecto a los cambios en el Impuesto a las Ganancias.

Pichetto resaltó que hubo “trabajo distinto en el Gobierno” sobre la Ley Bases, que se truncó en la Cámara de Diputados en febrero, tras ser aprobada en general y mientras se discutían los artículos en el debate particular. En ese sentido, destacó el rol del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, así como el de Santiago Caputo, asesor presidencial, el del ministro del Interior, Guillermo Francos, quienes fueron los “interlocutores que hablaron con los distintos bloques”.

Sin embargo, el ex jefe de bloque del Senado de Cristina Kirchner abrió un interrogante respecto al paquete fiscal y la propuesta del regreso del la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias: “Hay mínimos que son más razonables. Sigue siendo un problema eso en el marco de la licuación de salarios que ha tenido el sector trabajador, pero aparece como razonable $1.800.000 para los solteros y 2.200.000 para los casados. Vamos a ver cómo fluye ese debate”, razonó.

La diferencia tarifaria, entre el AMBA y el interior del país, en el servicio de transporte público fue otro de los tópicos de la charla. “Este es un tema que no es nuevo, el interior siempre pagó prácticamente sin subsidio o con muy bajo nivel de apoyo, la política del gobierno anterior siempre estuvo centralizada en el AMBA, que es el núcleo poblacional más importante de la Argentina, era lo que le interesaba mantener desde el punto de vista político con una tarifa barata”. Y agregó que esto era una “queja permanente que tenía el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, lo dijo mucho durante la campaña y en el debate, no es novedoso”.

En palabras de Pichetto, “detrás de la medida hay un interés de lógica electoral de mantener una tarifa barata para el núcleo electoral más grande de la Argentina que define las elecciones después de la reforma constitucional de 1994″.