El massismo presiona a Kicillof por las deudas con sus intendentes y tensiona a través de la Legislatura bonaerense

Los diputados provinciales del Frente Renovador no bajaron a sesionar este martes y vaciaron el bloque de Unión por la Patria. La vuelta de Massa en el horizonte y la imposición de una agenda propia

Compartir
Compartir articulo
La cámara de Diputados sesionó con las bancas vacías de los legisladores que responden a Sergio Massa e integran Unión por la Patria
La cámara de Diputados sesionó con las bancas vacías de los legisladores que responden a Sergio Massa e integran Unión por la Patria

Los intendentes bonaerenses que integran el Frente Renovador exhibieron una muestra de autonomía de Unión por la Patria por intermedio de los legisladores massistas en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. Es que los referenciados en Sergio Massa decidieron no bajar al recinto en el que se llevaba adelante una sesión sin mayores sobresaltos, con el objetivo de hacer notar el malestar por las deudas que la gestión de Axel Kicillof mantiene con los municipios renovadores.

El Frente Renovador tiene diez diputados de un total de 31 que tiene Unión por la Patria en la Cámara baja bonaerense. Ninguno de ellos se hizo presente en la sesión extraordinaria de este martes, donde se votaron proyectos que habían quedado pendientes del año pasado. Se esperaba una sesión sin mayores sobresaltos, sin embargo el faltazo de los massistas encendió algunas alarmas.

En el espacio de Massa adujeron que la decisión de no participar de la sesión tiene que ver con un mensaje al Ejecutivo y es por las deudas que el gobierno de Kicillof sostiene con los municipios del Frente Renovador y que responden a gastos en seguridad, educación y prestaciones de IOMA de los que se hacen cargo los municipios. El argumento fue que hace diez días solicitaron una reunión con Kicillof por este tema, pero no recibieron respuesta alguna. La movida contó con el aval del ex candidato presidencial

Fuentes de la gobernación aseguraron que no existió ningún pedido de audiencia por este grupo de intendentes que gobiernan los distritos de Escobar, San Fernando, General Alvarado, Las Flores, Chascomús, Bolívar, General Las Heras, Castelli, General Pintos, San Andrés de Giles, Rivadavia, Chacabuco, Navarro, Presidente Perón, Tornquist, Tres Arroyos, Carmen de Patagones, Roque Pérez y Villarino.

Axel Kicillof junto a Sergio Massa y la vicegobernadora Verónica Magario
Axel Kicillof junto a Sergio Massa y la vicegobernadora Verónica Magario

En el Ejecutivo bonaerense se enteraron de la decisión de los integrantes del FR, al momento de la sesión. En el gobierno de Kicillof sostienen que la sesión no fue pedida por el Gobierno bonaerense y que no tenía “ningún interés” para la administración central. “Que se fijen a quién la vaciaron la sesión. A nosotros seguro no fue”, retrucaron. El problema fue que en el gobierno tuvieron que encarar un frente que no estaba en el radar diario. La respuesta desde el massismo no tardó en llegar: plantean que el gobernador no escucha el pedido de los municipios y que no los registra.

El contrapunto sorprende, toda vez que el massismo forma parte plena de la gestión que comanda Kicillof. El FR controla el ministerio de Transporte bonaerense bajo la figura de Jorge D’Onofrio, que con la actual coyuntura política se ubica con alta exposición ante la decisión del gobierno nacional de recortar los subsidios al transporte público que impacta de lleno en los usuarios y las finanzas bonaerenses. En las últimos días D’Onofrio fue un escudero de Kicillof por este tema.

El ministro de Transporte bonaerense, el massista Jorge D'Onofrio
El ministro de Transporte bonaerense, el massista Jorge D'Onofrio

Además, semanas atrás también se acordó la llegada de la dirigente massista Jimena López al frente del estratégico puerto de Quequén en Necochea. Una designación cuyos detalles estuvieron a cargo del ministro de Gobierno bonaerense y mano derecha de Kicillof, Carlos Bianco, en una recorrida que mantuvo por Necochea. Es un puesto clave y que puede servir como estructura para plantear una candidatura a la intendencia en 2027 tal como ya ocurrió en Bahía Blanca, cuyo presidente del consorcio del puerto durante el gobierno de Kicillof fue Federico Susbielles, hoy intendente, o bien en la misma Necochea. El actual intendente, Arturo Rojas, -sin reelección en 2027- fue el titular del puerto de Quequén antes de ganar la intendencia en 2019.

Sin embargo, el posicionamiento del massismo también tiene que ver con mostrar identidad propia dentro de lo que aún se sostiene como Unión por la Patria. Un gesto que tendrá efecto expansivo el fin de semana, cuando el Frente Renovador realice un encuentro político con epicentro en la provincia de Buenos Aires. Será un plenario en la localidad de Roque Pérez, del que participarán intendentes del espacio, legisladores provinciales y nacionales. Una posibilidad es que el encuentro sea cerrado con un discurso del propio Massa, como un puntapié de su regreso a la arena política.

Massa ya había juntado a los intendentes de su espacio durante el mes de enero, pero se trató de un encuentro más informal. Allí acordó la participación del espacio en lo que fue la movilización que llevó adelante la CGT el último 24 de enero con la multitudinaria marcha a la plaza de los dos congresos. En ese encuentro, marchó en una columna por separado de las que encabezaron tanto Kicillof como Máximo Kirchner, que movilizó junto a la militancia de La Cámpora.

Cruces por IOMA

En el marco de la sesión, más allá del faltazo de los legisladores massistas, el PRO puso en debate discursivo la situación del Instituto Obra Médica Asistencial (IOMA). Hace unos días todo el bloque PRO, mediante un proyecto del diputado Fernando Rovello, presentó un pedido de interpelación al titular de IOMA, Homero Giles. “Pacientes tirados, tratamientos suspendidos, medicación sin entregar y deudas millonarias con los prestadores. Así está el IOMA de Homero Giles y el gobernador Axel Kicillof”, había señalado Rovello.

Ese lunes, Giles asistió a la Legislatura y mantuvo una reunión con los jefes de los bloques; pero el contenido de su intervención y las respuestas no terminaron de conformar a la oposición. Giles hizo un repaso de la gestión y cómo impactan las medidas del gobierno nacional -con una marcada suba de precios- para cubrir las prestaciones del servicio.

“El gobernador Kicillof gestiona la Provincia desde hace más de cuatro años. Ya es hora de terminar con el relato de la herencia y ponerse a trabajar para resolver el abandono y la parálisis de IOMA”, cuestionó el jefe del bloque PRO, Agustín Forchieri. “Dejen de polemizar con el gobierno nacional y empiecen a resolver la crisis de salud, educación y seguridad que hay en la Provincia”, agregó.

Mientras que Rovello, autor de la interpelación al funcionario provincial, advirtió: “Esta es una situación de emergencia, una catástrofe nunca vista. IOMA hoy está pasando por las peores de las crisis que se tenga recuerdo en la historia”.