Milei se prepara para recuperar el control de la calle y enfrentar el desafío piquetero

El futuro presidente se reunió el sábado con Jorge Macri para hablar, entre otros temas, de la protesta social. Cómo piensan enfrentarlo y las pruebas de fuego que tendrá por delante: la asunción y el 19 y 20 de diciembre

Compartir
Compartir articulo
Javier Milei y Victoria Villarruel asumirán el domingo y comenzarán a aplicar una nueva doctrina ante la protesta social
Javier Milei y Victoria Villarruel asumirán el domingo y comenzarán a aplicar una nueva doctrina ante la protesta social

Javier Milei estuvo en las últimas horas preparando una estrategia destinada a recuperar el control de las calles y garantizar el libre tránsito. Es un objetivo que supone enfrentar a los grupos piqueteros y organizaciones políticas de izquierda que suelen ocupar los espacios públicos para manifestar, reclamar asistencia social y protestar contra el Gobierno.

El futuro mandatario avanza a contra reloj en varios frentes simultáneos: terminar de conformar su primer Gabinete, preparar la asunción, redactar los discursos y pulir la “ley ómnibus” que presentará al Congreso Nacional para que sea debatida en sesiones extraordinarias y que sirve de punto de inicio para su etapa al frente de la Argentina. Pero también apura la consolidación de una estrategia destinada a contener la protesta social, dejando atrás la lógica de las movilizaciones con bloqueos de la circulación de vehículos y personas.

Según lo que pudo recoger Infobae de fuentes que tuvieron contacto con el futuro presidente y su equipo este fin de semana, Milei cree que tiene por delante dos pruebas de fuego, una de las cuales coincide con su asunción, el próximo domingo, y otra el día en que se recuerda un nuevo aniversario de los luctuosos episodios del 19 y 20 de diciembre de 2001, cuando en medio de un estallido social y una crisis política terminal murieron decenas de personas y cayó el gobierno de Fernando De la Rúa.

Para cumplir ese objetivo, Milei ya tiene todas las piezas clave en el tablero: la designada ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, los candidatos a continuar a cargo de las fuerzas federales, y la contraparte de la ciudad de Buenos Aires, el teatro de operaciones donde se concentran las manifestaciones callejeras. El futuro jefe de gobierno, Jorge Macri, ya eligió como su titular en el área a Waldo Wolff, y al secretario y brazo operativo en el territorio, Diego Kravetz.

Piquete y corte en Ministerio Desarrollo Social Avenida 9 de Julio (foto Adrián Escándar)
Piquete y corte en Ministerio Desarrollo Social Avenida 9 de Julio (foto Adrián Escándar)

Para dialogar de este tema -y de otros importantes para la agenda de prioridades porteñas- Milei se reunió a última hora del sábado con Jorge Macri en el hotel del centro porteño donde reside y trabaja en los preparativos de su llegada a la Presidencia de la Nación. Los dos coincidieron que hay que poner un punto final a esa dinámica que se normalizó los últimos 20 años, que subordinaba el derecho de libre tránsito al derecho de manifestar y peticionar a las autoridades.

La primera muestra de ese giro estuvo el viernes pasado, cuando la Policía de la Ciudad le impidió al Polo Obrero que cumpliera con su rutina de cortar la Avenida 9 de Julio e imposibilitar que los autos, el transporte público y la gente de a pie circule sin impedimentos. “La fuerza de la ciudad está capacitada para hacer esto. Lo único que hay establecer es una decisión política unificada que acepte y sepa tolerar los riesgos de estos operativos. Hay que estar preparado para las contingencias”, explicó la semana pasada una fuente oficial involucrada en el área de seguridad porteña.

El propio Wolff días atrás habló sobre esta decisión que tomó en primer lugar el jefe de gobierno electo de cambiar la estrategia de no intervenir o administrar los piquetes. Incluso reveló que impulsará una figura penal que es la reiterancia, por lo cual una persona que esté enfrentando un proceso penal, aun sin tener condena firme, y repite una conducta criminal, sea pasible de ser detenido y no pueda recibir el beneficio de la excarcelación. ¿Se aplicará a los reincidentes en cortar el tránsito? Todavía no está definido el texto del proyecto.

En la conversación, Milei y Jorge Macri coincidieron en establecer una estrategia conjunta que apliquen en el territorio los ministros y secretarios de Seguridad de ambas jurisdicciones. A ese acuerdo le faltaría la “pata bonaerense”, pero no se prevé que el gobernador Axel Kicillof y su ministro Sergio Berni tengan en mente articular con las otras jurisdicciones la misma política ante la protesta social. Es importante porque la inmensa mayoría de los piquetes provienen de militancia política social del Conurbano bonaerense.

Bullrich será la ministra de Seguridad que deberá garantizar el libre tránsito ante la protesta social
Bullrich será la ministra de Seguridad que deberá garantizar el libre tránsito ante la protesta social

¿Y cuándo se verá este giro en la política ante la protesta social? Lo más urgente es el día del traspaso de mando. El domingo 10 de diciembre están organizados diversos actos institucionales de celebración tanto por la llegada de un nuevo presidente como por los 40 años de democracia ininterrumpida. Ese día se producirá una movilización popular libertaria que se está convocando de manera orgánica por las redes sociales entre los múltiples grupos que se comunican de manera digital. Y se teme que pueda haber, también, una manifestación en contra de Milei y, eventualmente, de algunos invitados.

A la asunción están confirmando su presencia jefes de Estado de Iberoamérica y dignatarios, funcionarios y diplomáticos de todo el mundo, pero muy especialmente de Estados Unidos, España y Brasil. En esa lista figuran el rey Felipe VI, Viktor Orban, de Hungría; el uruguayo Luis Lacalle Pou, el paraguayo Santiago Peña; Gabriel Boric, de Chile; el ecuatoriano Daniel Novoa, entre otros. También el ex presidente brasileño Jair Bolsonaro y una delegación de cerca de 50 personas, y Santiago Abascal, de Vox, junto al secretario general de esa fuerza de derecha, el español-argentino Javier Ortega Smith.

Entre los que todavía no están confirmados pero podrían estar en Buenos Aires, se destaca Nayib Bukele, el presidente de El Salvador -que a ese momento estará en uso de licencia, por el inicio de la campaña para su reelección-, y una delegación de representantes del partido republicano, en la que podría estar la reconocida María Elvira Salazar. Esta semana se definirá la lista definitiva para los actos del 10 de diciembre.

Para ese día, el actual ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, ya puso en marcha el Comando Unificado de las fuerzas federales para brindar la custodia en todos los actos y a los invitados especiales. En reunión con Guillermo Francos, el futuro ministro del Interior de Milei, y antes de que fuera nombrada Patricia Bullrich para el cargo, empezaron las tareas de transición. En esos encuentros estuvieron presentes los posibles sucesores de las fuerzas federales. El comisario general Alejandro Rollé para Policía Federal, Guillermo Giménez-Pérez (Prefectura); José Bogado (Gendarmería), y un ex subcomisario de la Policía porteña, Alfredo Gallardo (que asumiría en Policía de Seguridad Aeroportuaria).

La convocatoria a la movilización popular para apoyar a Milei
La convocatoria a la movilización popular para apoyar a Milei

Ante el objetivo planteado por Milei y compartido con Jorge Macri, Patricia Bullrich deberá retomar esas tareas de transición y definir si, efectivamente, confirma esos nombres o, eventualmente, elige otros de mayor afinidad personal e ideológica.

La última ministra confirmada no juega solo el partido de la seguridad. También interviene fuerte en la interna de Juntos por el Cambio y en tratar de conducir al PRO a una posición más alineada con La Libertad Avanza que con la oposición cerrada del kirchnerismo duro. Más allá de que el ingreso de Bullrich al gabinete libertario subió la tensión en JxC, en las últimas horas hubo señales de figuras del partido que fundó y lidera Mauricio Macri de mayor sintonía con el economista que será desde el 10 de diciembre el presidente argentino. No lo llaman “co-gobierno”, pero dicen que a Milei “hay que apoyarlo para que le vaya bien”.

Diego Santilli dijo que ya no son opositores, sino “una alternativa dentro del mismo campo del cambio”. Eduardo Amadeo fue más claro y directo: “Vamos a bancar a Milei. Vamos a hacer oficialismo”. Los dos son diputados de Juntos por el Cambio.