Felipe Miguel dio su último informe de gestión tras 8 años como jefe de Gabinete porteño

El funcionario hizo un repaso de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta desde la asunción en diciembre de 2015.

Compartir
Compartir articulo
Felipe Miguel dio su último informe de gestión frente a la Legislatura porteña
Felipe Miguel dio su último informe de gestión frente a la Legislatura porteña

Tras estar al frente del Gabinete porteño durante los 8 años de gestión de Horacio Rodríguez Larreta, Felipe Miguel dio este viernes su último informe frente a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

En su 16° presentación ante los legisladores (el informe se realiza dos veces por año), Miguel no sólo repasó lo realizado en los últimos 6 meses por el Poder Ejecutivo de la Ciudad, sino que hizo especial hincapié en las obras y medidas más importantes que se llevaron a cabo en la Ciudad en los 8 años de gestión.

Entre otras transformaciones urbanas, mencionó la construcción del Paseo del Bajo, la recuperación de 25 kilómetros en la costa del Río de la Plata, y la creación de espacios que antes no existían como el Barrio Olímpico y el Parque de la Innovación.

También hizo especial énfasis en la gestión de la pandemia, la creación de la Policía de la Ciudad y la integración de los barrios vulnerables.

En materia económica, el jefe de Gabinete sostuvo que la Ciudad tiene el menor nivel de deuda de los últimos 10 años y superávit financiero. Y entre otras cosas, destacó que Buenos Aires fue la primera Ciudad del mundo en usar WhatsApp como canal de comunicación con los vecinos.

“Se vienen grandes desafíos, pero tengo la tranquilidad de saber que Jorge y Clara van a seguir honrando estos valores, liderando un equipo que cuenta con la preparación y la experiencia para continuar y profundizar este camino. Les deseo todos los éxitos”, sostuvo el funcionario ante los legisladores y frente a Horacio Rodríguez Larreta, quien estuvo presente en la sala al igual que otros funcionarios porteños.

Precisamente, Felipe Miguel le dedicó unas palabras al todavía jefe de Gobierno en el final de su discurso. “Quiero darle las gracias a Horacio. Gracias por habernos dado la inmensa responsabilidad de gestionar una Ciudad como Buenos Aires y el honor de trabajar para mejorar la vida de los ciudadanos. Gracias por motivarnos a ir por más y por haber tenido la firme convicción, aún en los contextos más difíciles, de llevar los proyectos adelante”, destacó.

Miguel destacó particularmente las obras en materia de Transormación Urbana, y destacó que en los últimos 8 años se construyeron 40 kilómetros de obras hidráulicas y se sumaron más de 200 hectáreas de espacio público nuevo, 19 plazas y 20 calles verdes.

“Hacía más de 100 años que no se hacían viaductos en la Ciudad. Planificamos cada etapa, nos comprometimos con los plazos y, en cuatro años, transformamos la calidad de vida de millones de vecinos”, subrayó.

Horacio Rodríguez Larreta (de espaldas) escucha el último informe de gestión de Felipe Miguel en la Lesgilatura porteña.
Horacio Rodríguez Larreta (de espaldas) escucha el último informe de gestión de Felipe Miguel en la Lesgilatura porteña.

Las principales definiciones de Felipe Miguel

- “Hacía más de 100 años que no se hacían viaductos en la Ciudad. Planificamos cada etapa, nos comprometimos con los plazos y, en cuatro años, transformamos la calidad de vida de millones de vecinos”.

- “Esto es parte del legado que vamos a dejarle a los ciudadanos de Buenos Aires: se puede hacer las cosas diferente en la Argentina. Se puede y se debe trabajar en equipo entre los gobiernos de distintas jurisdicciones y con organismos internacionales, se puede proyectar a largo plazo, y se pueden terminar las obras que se empiezan. Y en tiempo y forma”.

- Trabajamos todos los días para que el espacio público, que representa casi la mitad de la superficie de nuestra Ciudad, esté en buen estado, sea cómodo, accesible y seguro para su disfrute. Eso no sólo mejora la calidad de vida de los ciudadanos, sino que ahorra costos estatales”.

- “En toda ciudad hay dos formas de trabajar en las zonas vulnerables: promoviendo el asistencialismo y la dependencia estatal, o generando oportunidades. Nosotros elegimos la segunda”.

- Bajamos la tasa de homicidios un 67%, hicimos oficinas de gobierno en donde antes había búnkers narco, promovimos la instalación de empresas, construimos viviendas nuevas y seguras, espacios públicos y de esparcimiento.

- “Hace 8 años imaginamos una Ciudad que tuviera una política de seguridad autónoma, que se dictara, definiera y diseñara desde CABA. Eso implicó, desde el primer día, dar la discusión para poder tener nuestra propia policía. En 2016, unificamos la ex Policía Metropolitana con parte de la Policía Federal Argentina y creamos una nueva fuerza que comenzó a operar como tal en 2017: la Policía de la Ciudad”.

- “La gestión de la pandemia en Buenos Aires nos permitió salvar vidas sin descuidar ni detener el funcionamiento posible de la Ciudad, y fue especialmente reconocida por la OMS por el trabajo hecho en los barrios vulnerables”.

- “Durante estos 8 años hicimos una revolución cultural en todos los barrios de la Ciudad, acompañando a los artistas en su crecimiento académico y profesional, fomentando el desarrollo y la producción de contenidos, y acercando más propuestas a los ciudadanos”.

- “Logramos que el 66% de las escuelas de gestión estatal tenga jornada completa, y las restantes funcionan con jornada extendida. Abrimos las escuelas los sábados y también durante los recesos de invierno y de verano. Gracias a esta Red de Fortalecimiento de Aprendizajes bajamos del 75% al 19,3% la cantidad de estudiantes con materias adeudadas”.

- “Bajamos las alícuotas del Impuesto sobre los Ingresos Brutos a distintos sectores productivos. Esto quiere decir que las industrias manufactureras, la construcción y las actividades primarias radicadas o con actividad comercial en la Ciudad pagan menos impuestos”.

- “Gracias a la administración responsable de los recursos logramos tener, al día de hoy, el menor nivel de deuda de los últimos 10 años y superávit financiero. Y ese equilibrio fiscal, a su vez, nos permitió bajar impuestos y costos para que la ciudadanía y el sector privado puedan crecer y desarrollarse con libertad”