Desde la CGT le respondieron a Macri por la advertencia a “los orcos”: “Tiene un criterio de venganza que hay que borrarlo de la sociedad”

Héctor Daer, uno de los titulares de la central obrera, rechazó los dichos del expresidente, que advirtió que los jóvenes “no se van a quedar en casa” y que “los orcos van a tener que medir muy bien cuando quieran hacer desmanes en la calle”

Compartir
Compartir articulo
Héctor Daer respondió los dichos de Mauricio Macri sobre los "orcos"

Luego de que Mauricio Macri resaltara el apoyo popular del presidente electo, Javier Milei, y advirtiera que “los orcos van a tener que medir muy bien cuando quieran hacear desmanes en la calle”, desde la CGT salieron a responderle antes de un encuentro en el que la central obrera definirá su relación con el próximo gobierno.

El martes, apenas 48 horas después del triunfo electoral de Milei, con quien selló un acuerdo tras los comicios generales del 22 de octubre, el expresidente planteó que existe un “mandato popular” muy profundo liderado por los jóvenes para defender las eventuales reformas que promete impulsar el futuro gobierno. Fue ahí cuando el exmandatario dejó una advertencia de cara a posibles protestas sociales.

“Los jóvenes no se van a quedar en casa si estos señores empiezan a tirar toneladas de piedra, los jóvenes van a salir su oportunidad, entonces los orcos van a tener que medir muy bien cuando quieran salir a la calle a hacer desmanes”, dijo Macri el martes en diálogo con el periodista Joaquín Morales Solá en TN.

“El núcleo revolucionario de Javier Milei son jóvenes que trabajan y reclaman la oportunidad de poder trabajar y ahorrar, y ellos están muy firmes”, completó el candidato a vicepresidente de Boca Juniors.

Este jueves, en la previa de una cumbre sindical, el que le respondió públicamente fue Héctor Daer, uno de los líderes de la CGT, quien afirmó que Macri tiene “frustración” y busca “venganza”.

“Lo de Macri es un criterio de venganza que me parece que hay que borrarlo absolutamente de la sociedad. Macri es un tipo que se frustró porque en los cuatro años vino a demoler todo y no pudo demoler nada. Tienen una frustración congénita de ese período. Bajo ningún punto de vista, ni nosotros ni los jóvenes, estamos dispuestos a una batalla campal para debatir ideas. Las ideas se debaten frente a los ojos del pueblo argentino”, sostuvo el sindicalista.

En diálogo con Jorge Rial en Radio 10, el sindicalista afirmó que los dichos de Macri “hay que repudiarlos”, aunque dijo que lo sorprendió que no haya habido un repudio masivo. No importa si somos orcos o no somos orcos, se vanalizó el hecho de pedirle a los jóvenes que vayan a enfrentar a otro sector de la sociedad. No hay sociedad moderna que se esté planteando un futuro de esa manera”, advirtió.

Consultado sobre cuál será el papel del presidente electo respecto del acuerdo que mantiene con el exmandatario, Daer afirmó: “Milei está convencido de lo que dice, no lo veo (como instrumento). Ahora, no me cabe duda de que Macri lo quiere como instrumento. Espero que Milei no sea el instrumento de Macri”.

Reunión de la CGT tras el cambio político

La CGT mantenía una cumbre este jueves para discutir cómo será su relación con el gobierno de Milei, en medio del malestar de estatales y aeronáuticos.

La cita estaba pautada para las 11 en la sede de la UOCRA, en la avenida Belgrano al 1800, donde una veintena de sindicalistas de la mesa chica ampliada de la CGT debatirá cómo afrontar la relación con el gobierno de La Libertad Avanza, al que el cotitular cegetista Pablo Moyano (Camioneros) ya había amenazado con recibirlo con protestas callejeras si ganaba las elecciones, de la misma forma que a Patricia Bullrich.

Hasta ahora, hay opiniones disímiles. Para algunos dirigentes gremiales, no se puede recibir a un presidente elegido con más del 55% de los votos con amenazas de paros, sobre todo cuando ni siquiera asumió. En la intimidad, admiten que la central obrera perdió legitimidad social luego de que no hizo paros ni movilizaciones durante los 4 años del gobierno de Alberto Fernández para protestar contra el 140% de inflación anual, los aumentos de precios o el índice récord de pobreza.

La mesa chica de la CGT se reúne este jueves. Foto: Maximiliano Luna
La mesa chica de la CGT se reúne este jueves. Foto: Maximiliano Luna

Los que ya están en pie de guerra son los sindicalistas que representan a los trabajadores del Estado por el fuerte ajuste fiscal que proyecta el próximo gobierno y, además, porque Milei no confirmó el pago de todo el medio aguinaldo de diciembre al sector público. Otro frente de conflicto se abrió cuando el presidente electo confirmó que quiere privatizar empresas públicas como YPF, Aerolíneas Argentinas, Télam, la TV Pública y Radio Nacional. De la misma forma, causó impacto que Milei haya advertido que el 11 de diciembre “se termina la obra pública porque no tendremos plata”.

Al respecto, Daer anticipó que analizará pedirle un encuentro a Javier Milei, aunque aclaró que, para él, eso se debe concretar una vez que el libertario asuma como presidente.

Además, advirtió que la central obrera no aceptará una pérdida de derechos. “A unos (las urnas) le dieron la potestad de gobernar y a otros, de representar a un sector de la sociedad que apostó por otro camino. Estamos decididos a, bajo ningún punto de vista, aceptar la pérdida de derechos laborales y que no le paguen los salarios a la gente”, aseveró.