Con recorridas y reparto de boletas, los intendentes cerraron la campaña bonaerense y confían en garantizarle la victoria a Massa

Coordinaron actividades territoriales y campañas en redes sociales con el mismo hashtag. Entre la Primera y Tercera sección electoral, hay casi 10 millones de votos. El rol de Axel Kicillof

Compartir
Compartir articulo
El intendente de Malvinas Argentina, Leonardo Nardini, reunió a la militancia en la municipalidad y salió a repartir boletas
El intendente de Malvinas Argentina, Leonardo Nardini, reunió a la militancia en la municipalidad y salió a repartir boletas

Sin grandes actos pero en movimiento; así cerraron los intendentes peronistas del conurbano la campaña de Unión por la Patria en miras al balotaje del próximo domingo cuando su candidato, el ministro de Economía, Sergio Massa se mida contra el diputado nacional y líder de La Libertad Avanza, Javier Milei.

Massa buscará replicar el resultado de las elecciones generales cuando dio vuelta los guarismos de las PASO y quedó arriba del libertario. En esa ecuación la provincia de Buenos Aires fue clave: allí asoman las victorias del gobernador Axel Kicillof y también de los intendentes que se impusieron en sus distritos sin mayores inconvenientes. Entre la Primera y Tercera sección electoral, hay casi 10 millones de electores y el resultado de esa región del país será determinante para la cuenta nacional.

Desde hace algunas semanas, los intendentes se han puesto como objetivo militar en sus distritos la boleta de Sergio Massa. Este jueves quemaron sus últimos cartuchos. El objetivo que se trazaron fue que en sus municipios, el candidato peronista obtenga el próximo domingo el 60% de los votos; en un cálculo en el que no entran en análisis los sufragios en blanco o impugnados.

Desde la mañana de este jueves los intendentes salieron a la calle. En Malvinas Argentinas, su intendente electo y ministro de Infraestructura de la provincia, Leonardo Nardini, juntó a su militancia en la puerta de la municipalidad del distrito y desde allí salió a repartir boletas. Estuvo escoltado por el senador provincial, Luis Vivona y la intendenta interina, Noelia Correa. “Ayudar a Malvinas es ayudarlo a Sergio a que sea el Presidente de la Argentina que viene”, dijo. Lo hizo, con una remera de “Massa presidente”.

Leonardo Nardini, intendente electo de Malvinas Argentinas
Leonardo Nardini, intendente electo de Malvinas Argentinas

Cerca de Malvinas Argentinas, en Moreno, su intendenta Mariel Fernández también encabezó distintas actividades, que incluyeron caravanas por diferentes localidades del distrito, repartiendo boletas. “Para seguir transformando a Moreno, necesito que Sergio Massa sea presidente. Necesitamos un presidente que sea serio, que tenga experiencia de gestión y que mínimo haya estudiado los problemas de la Argentina. Se dan cuenta que (Javier) Milei ni siquiera sabe cómo es el manejo del Estado. No rifemos nuestro voto, nuestro voto es importante, el de cada persona de este país es fundamental. Les pido encarecidamente que la manera de acompañar que siga mejorando Moreno es que Massa sea presidente”, planteó la jefa comunal en el día de ayer, acompañado por el hashtag #MorenoconMassa.

Los intendentes postearon en sus cuentas sociales el mismo hashtag; a modo de campaña digital. El nombre de su distrito pegado al “conMassa”. Mariano Cascallares de Almirante Brown, Gustavo Menéndez de Merlo, Ariel Sujarchuk de Escobar, Andrés Watson de Florencio Varela y Nicolás Mantegazza de San Vicente entre otros fueron algunos de los que se plegaron al pedido de votos al igual que lo hicieron algunos gobernadores del norte grande.

En La Matanza, Fernando Espinoza recorrió este jueves el centro comercial de Gregorio Laferrere y luego por la tarde en San Justo. Su municipio es clave: tiene más de un millón de electores. El miércoles había recibido al gobernador para hacer una entrega de tablets en Casanova. “El pueblo de la provincia de Buenos Aires ya le dio un enorme respaldo a las políticas de ampliación de derechos y volverá a darle la espalda a quienes quieren privatizar y arancelar las escuelas”, había planteado el mandatario provincial.

Parte de la militancia que acompañó a Mariel Fernández en Moreno
Parte de la militancia que acompañó a Mariel Fernández en Moreno

El rol de Kicillof fue pleno en este último tramo de la campaña. Se convirtió en una especie de jefe de campaña no oficial de Massa en territorio bonaerense. El gobernador encabezó una serie de reuniones con intendentes peronistas de las ocho secciones electorales, además de actos con militancia bajo el rótulo de “Encuentro por la Patria”. Tanto en público como en privado bajó la misma línea: que todavía no se había ganado nada hasta que Massa consiga imponerse en el balotaje.

El mismo concepto esbozó el mandatario este jueves. “Recuperamos municipios y eso representa un acompañamiento, un respaldo y un compromiso a lo que se hizo. Todo lo que se hizo y nos falta hacer está en riesgo con el resultado de este domingo. Tiene que convalidarse en el gobierno nacional a través de una victoria de Sergio Massa”, dijo en declaraciones al Destape Radio.

El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, en el último día de campaña de UP
El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, en el último día de campaña de UP

La provincia de Buenos Aires es el 37% del padrón nacional. Kicillof ganó su elección en octubre por casi 18 puntos, por sobre Néstor Grindetti de Juntos y Sergio Massa también se impuso ante Milei en territorio bonaerense: fue 42 a 25 para el candidato peronista. El objetivo para UP es ampliar esa brecha. Esta vez, un sector de Juntos jugará para La Libertad Avanza con el aporte de fiscales y despliegue logístico.

En algunos municipios no a modo de cierre, aunque sí de estrategia para los últimos días de campaña, hubo algunos gestos también hacia el radicalismo en búsqueda de un respaldo a Massa para el próximo domingo. Una foto que dejó la campaña fue a la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, en el acto donde se impuso el nombre del Parque Lineal Doctor Raúl Ricardo Alfonsín en Don Bosco. Es que allí estuvo acompañada por el ex intendente radical Fernando Geronés, el concejal de Juntos por el Cambio y ex diputado provincial Fernando Pérez (referenciado en el diputado nacional, Emiliano Yacobitti), dirigentes radicales locales como Jorge Cobos y Mario Sahagún, entre otros. Además de las presencias de Leopoldo y Cecilia Moreau, que ofician de enlace entre la dirigencia radical y la campaña de Unión por la Patria. “En este año tan especial, donde celebramos 40 años ininterrumpidos de democracia, tenemos que estar unidos para defenderla y con esa convicción tenemos que entrar al cuarto oscuro el 19 de noviembre. Podemos perder una elección en democracia pero no la democracia en una elección”, había dicho Mendoza tras el encuentro con los dirigentes radicales.