Las internas en provincias clave condicionan el armado de Juntos por el Cambio: peligro de ruptura y sanciones

Mendoza y Córdoba son los territorios con más dificultades para lograr la unidad, donde Bullrich y Rodríguez Larreta ponen en juego sus liderazgos. El caso de Río Negro, Neuquén y Chubut. Expectativa por el resultado de La Pampa

Guardar

Nuevo

La foto de la última reunión de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio
La foto de la última reunión de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio

La presión que comenzó a ejercer Omar de Marchi en Mendoza aceleró los tiempos de Alfredo Cornejo, quien tuvo que oficializar su candidatura a gobernador para ordenar la estrategia electoral en su territorio. Esa decisión afectó la búsqueda de aliados radicales por parte de Patricia Bullrich para una posible fórmula presidencial. En la última reunión de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio, la presidenta del PRO y Horacio Rodríguez Larreta se comprometieron a resolver la interna mendocina en un plazo de 15 días y resolvieron convocar a representantes de cada partido que pelean por las candidaturas en provincias clave como Córdoba pero, según pudo saber Infobae, no hubo avances concretos. Mientras tanto, la coalición opositora espera por los resultados de La Pampa para profundizar la pelea por el liderazgo.

Cornejo quiso mantener el misterio sobre su futuro político hasta el último momento. Al ser uno de los radicales que se expresó desde un comienzo a favor de las fórmulas cruzadas, sonaba como posible compañero de fórmula de Bullrich. Pero, a su vez, crecía la expectativa en Mendoza -donde no hay reelección- sobre su posible regreso para suceder a Rodolfo Suárez. “Hablar de candidaturas suena como frívolo”, explicó en la última entrevista que brindó a este medio el senador radical.

Alfredo Cornejo oficializó su candidatura a gobernador por Mendoza ante un pedido de Rodolfo Suárez
Alfredo Cornejo oficializó su candidatura a gobernador por Mendoza ante un pedido de Rodolfo Suárez

Sin embargo, ante la amenaza de De Marchi de competir por afuera de Cambia Mendoza como candidato a gobernador obligó a Cornejo a hacer un cambio de planes en su estrategia. La particularidad de Mendoza es que, pese a contar con la instancia de PASO, el diputado larretista considera que el PRO no tiene participación en la coalición mendocina y que, por ese motivo, puede presentarse por afuera del frente. Más allá de las denuncias por la cercanía del radicalismo local con el Frente Renovador y Libres del Sur, en el interior de Juntos por el Cambio a nivel nacional el caso es leído como una jugada de presión del jefe de Gobierno porteño hacia su contrincante Bullrich.

Te puede interesar: De Marchi negó que busque romper JxC con su candidatura del PRO y dijo que “el massismo es socio de la UCR en Mendoza”

El caso de Mendoza fue protagonista en la última reunión de la Mesa Nacional. Pese a su distanciamiento con Cornejo, Gerardo Morales lo respaldó en su pedido de ordenamiento hacia De Marchi. De hecho, advirtió que “si se rompe la coalición en Mendoza, se puede romper a nivel nacional”. Es por eso que Bullrich y Rodríguez Larreta se comprometieron a resolver esa interna en el plazo de 15 días, aunque aún no hubo avances en las negociaciones, según pudo reconstruir este medio.

En esa misma reunión, los presidentes de los partidos que integran Juntos por el Cambio anunciaron la creación de una mesa política con dos representantes de cada partido para abordar la situación de las provincias con elecciones desdobladas. Según explicaron a Infobae, el objetivo principal es llegar a acuerdos entre las partes y, caso contrario, acudir a las encuestas, internas abiertas o cerradas, según la realidad de cada territorio. Además, las autoridades no descartan avanzar con sanciones, como por ejemplo, intervenir los partidos rebeldes o no permitir el uso de sello.

María Eugenia Vidal viajó a Córdoba, en busca de reforzar su candidatura presidencial, donde Luis Juez y Rodrigo de Loredo protagonizan otras de las internas de Juntos por el Cambio
María Eugenia Vidal viajó a Córdoba, en busca de reforzar su candidatura presidencial, donde Luis Juez y Rodrigo de Loredo protagonizan otras de las internas de Juntos por el Cambio

“Nadie se atreve a mencionar el caso Córdoba”, reconoció uno de los participantes de la última reunión. Por su peso en el padrón electoral y su historia macrista, la provincia que hoy gobierna Juan Schiaretti es uno de los territorios que más preocupan a los referentes nacionales. Allí Luis Juez y Rodrigo de Loredo no logran ponerse de acuerdo en la firma de un reglamento que, en caso de ser necesario, los obligaría a dirimir la candidatura en una interna partidaria ante la ausencia de una PASO.

Los candidatos cordobeses recibieron la semana pasada la visita de Bullrich con su pedido de “ordenar” el espacio para ganarle al peronismo local. Además, les propuso -como solución- que uno de ellos se baje a competir por la intendencia de Córdoba Capital o resolver la interna con una encuesta realizada por una agencia extranjera. El la mesa chica de Evolución tomaron la idea con ironía ya que consideran que son temas ya analizados y que, justamente, son los que generan discordia. Ni Juez ni De Loredo quieren ser intendentes, ni vice gobernadores.

Te puede interesar: La UCR desembarcó en La Pampa para apoyar al candidato que enfrentará al PRO en la interna de Juntos por el Cambio

Este viernes arribó María Eugenia Vidal a Córdoba, con el objetivo de crecer en su estrategia como candidata a presidenta. Según aclararon en su entorno, la ex gobernadora no expresó favoritismo por ninguno de los candidatos pero resaltaron que su visión siempre es apostar a la unidad. En caso de no lograrlo, entiende que la mejor opción es tener “PASO estratégicas”: que cada postulante apunte su discurso a un electorado diferente, uno más moderado y otro más duro, para lograr una elección general con “más volumen”.

Vidal aprovechó para volver a mostrarse con Darío Nieto, secretario privado de Mauricio Macri. Su incorporación fue vista como un gesto hacia el ex presidente que aún no define su futuro político y condiciona la competencia entre Bullrich y Rodríguez Larreta. “Muchas propuestas, los mismos valores y un objetivo en común: ponerle límite a quienes pretenden perpetuarse en el poder y construir futuro en Córdoba. El camino es en unidad, luchando por el cambio”, expresó la diputada durante su recorrida con De Loredo, Juez y Mario Negri.

Horacio Rodríguez Larreta en su última visita a Río Negro, donde se juntó con Aníbal Tortoriello, el candidato a gobernador de Juntos por el Cambio
Horacio Rodríguez Larreta en su última visita a Río Negro, donde se juntó con Aníbal Tortoriello, el candidato a gobernador de Juntos por el Cambio

Antes de la reunión de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio, los máximos referentes de la UCR se reunieron para acordar la necesidad de plantear la interna de Mendoza. Automáticamente Rodríguez Larreta respondió que no se podía tratar el tema de forma aislada, sino en conjunto con otras provincias donde la coalición no logra llegar a un acuerdo, como es el caso de Río Negro, Chubut y Neuquén.

En Río Negro una parte de la UCR se alió al senador kirchnerista Alberto Weretilneck, lo que provocó la fractura de la coalición opositora. Aníbal Tortoriello y Juan Pablo Álvarez Guerrero es la fórmula de Juntos por el Cambio que celebrarán el 16 de abril y que cuenta con el apoyo del PRO.

En Neuquén también se desató otro conflicto. Pablo Cervi -el candidato apoyado por la UCR y la Coalición Cívica- mantiene una disputa para poder usar el sello Juntos por el Cambio y en las últimas horas recibió la noticia de que Encuentro Republicano, espacio que lidera Miguel Ángel Pichetto, le retiró su apoyo. En esa provincia, en paralelo, el PRO impulsa a Rolo Figueroa quien venció a las líneas oficiales del MPN en las elecciones de 2021 y para evitar una interna decidió ir por fuera del partido.

Por otro lado, en Chubut los correligionarios impulsan la candidatura a gobernador de Damián Bliss, que se enfrentará en una interna abierta contra Nacho Torres, senador nacional del PRO.

Este domingo Juntos por el Cambio tendrá la primera medición electoral de cara a la pelea por el liderazgo. El radical Martin Berhongaray y el referente del PRO Martin Maquieyra se enfrentarán en una interna no obligatoria para definir el candidato que enfrentará al peronismo que gobierna hace 40 años en La Pampa. En la cúpula radical confían en la estructura “fuerte” que tiene el partido centenario en esa provincia pero reconocen que será una prueba para determinar el peso de los dirigentes del partido amarillo que arribaron en los últimos días para apoyar a su postulante.

Seguir leyendo

Guardar

Nuevo