“Gran jornada”: el balance de las organizaciones afines al Gobierno y piqueteros de izquierda que marcharon por el Salario Universal y planes sociales

La UTEP y la Unidad Piquetera marcharon al Congreso y a Plaza de Mayo. La ministra Silvina Batakis no los recibió. El Polo Obrero reclama un bono de 20.000 pesos. “Creíamos en este Gobierno y nos está decepcionando”, dijo Juan Grabois

Guardar

Nuevo

(Franco Fafasuli)
(Franco Fafasuli)

Los movimientos sociales que integran el Frente de Todos, y los piqueteros de izquierda, que marcharon al Congreso de la Nación y a Plaza de Mayo por separado durante el jueves 14 de julio, dieron una fuerte señal política al Gobierno. Dirigentes de uno y otro espacio compartieron las columnas y realizaron declaraciones en apoyo a todos reclamos. Remarcaron la crisis social y económica por la que atraviesa el país.

La Unidad piquetera, que no acampó frente a la Casa Rosada, pidió una entrevista con la ministra Silvina Batakis, pero la reemplazante de Martín Guzmán no los recibió en el Palacio de Hacienda. Le piden un bono de 20.000 pesos para jubilados, trabajadores informales y beneficiarios de programas sociales. También exigen el aumento del sueldo mínimo y la apertura del programa Potenciar Trabajo.

Las organizaciones oficialistas, nucleadas en la Unión Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), reclaman la Ley Integral de Tierra Techo y Trabajo y el Salario Básico Universal. Las cabezas visibles de la demanda son potentes: Juan Grabois, el líder del Movimiento de Trabajadores de la Economía Excluidos (MTE), Esteban “Gringo” Castros, secretario general de la UTEP y dirigente del Movimiento Evita, el diputado nacional Juan Carlos Alderete, líder de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y. entre otros, Dina Sánchez, dirigente de la UTEP y líder del Frente Popular Darío Santillán.

Eduardo Belliboni, Esteban Castro, Dina Sánchez y Silvia Saravia en Plaza de Mayo durante la movilización piquetera
Eduardo Belliboni, Esteban Castro, Dina Sánchez y Silvia Saravia en Plaza de Mayo durante la movilización piquetera

Dos de ellos, Alderete y Castro estuvieron el miércoles reunidos con Alberto Fernández en la Casa Rosada, y antes del encuentro, compartieron una Asamblea Barrial organizada por Grabois en la Estación Constitución, en la que votaron un plan de lucha contra el Gobierno para que el Salario Básico Universal sea aprobado por decreto o por ley.

A la reunión con Fernández no concurrió Grabois, un dirigente de cercano a la vicepresidenta Cristina de Kirchner.

“La semana que viene habrá noticias de las actividades que vamos a hacer”, prometió Castro ante una multitud y declaró: “Es necesario construir los niveles de unidad necesarias con todo el movimiento obrero, con todo el conjunto de los movimientos populares, y lo vamos a lograr porque hay voluntad y estamos convencidos de lo que estamos haciendo y somos capaces de resolver los problemas de la Argentina”.

Filoso, como de costumbre, Grabois no perdió oportunidad para criticar al Jefe de Estado por un lado y ponderar a la ex mandataria: “Nosotros estamos empezando un plan de lucha. Con mucho dolor, porque laburamos mucho para que se vaya (Mauricio) Macri. Creíamos en este Gobierno y nos está decepcionando. Le pedimos que reaccione y tome medidas. Se terminó la discusión”, afirmó y agregó: “Hablé mucho sobre el tema del Salario Básico Universal, entiendo que ella (por CFK) está de acuerdo, pero llegó un momento que vimos que esto se resolvía en la calle o no se resolvía”.

Por último, recordó que la UTEP, o parte de las organizaciones que la componen, se movilizarán otra vez el viernes 20 de julio.

"Creíamos en este Gobierno y nos está decepcionando", dijo Juan Grabois
"Creíamos en este Gobierno y nos está decepcionando", dijo Juan Grabois

Desde la UTEP calificaron a la movilización como “una gran jornada”, en la que también le exigieron al Gobierno y al Congreso “el Monotributo Productivo, las leyes de Comunidades indígenas, Humedales, Envases, Pesca Artesanal, Promotoras de Género, Cinturones Verdes, Reparación histórica de la Agricultura Familiar, Salario Universal y Regulación de Barrios Populares”, entre otras.

Silvia Saravia, la coordinadora nacional de Barrios de Pie y Eduardo Belliboni, líder del Polo Obrero e integrantes de la Unidad Piquetera estaban junto a Grabois mientras este declaraba.

“La jornada de hoy fue importante. Ha habido muestras de apoyo entre la movilización que hizo la UTEP frente al Congreso y la que se hizo en Plaza de Mayo. Con la visita de Grabois a la Plaza se está mostrando que hay sectores del Frente de Todos que están en desacuerdo y ven un deterioro social en sus bases, y por eso estamos buscando puntos en común para llevar una lucha en conjunto adelante”, fijo posición Saravia.

“¿Y qué le dijeron en el ministerio de Economía?”, preguntó Infobae.

“Hoy la respuesta que nos dieron desde el Ministerio de Economía fue muy clara. Nos dieron a entender que a las organizaciones sociales nos toca ir a protestar frente a Desarrollo Social, y que el tema de bonos o apertura del Potenciar Trabajo depende de esa cartera. Lo que nosotros estamos planteando es que las medidas que anunció la ministra Silvina Batakis no contemplan lo que está ocurriendo con el conjunto de la población”, indicó.

La UTEP se movilizó al Congreso por la  el Salario Básico Universal (Franco Fafasuli)
La UTEP se movilizó al Congreso por la el Salario Básico Universal (Franco Fafasuli)

Por su parte , Mónica Sulle, la referente nacional del MST-Teresa Vive expresó: “El martes presentamos una nota para tener una reunión con Batakis y hoy mientras íbamos camino al Ministerio de Economía nos dijeron que no nos iban a recibir. Tienen la agenda totalmente abierta para juntarse con los usureros del FMI, pero a los movimientos sociales que reclaman por trabajo genuino y más asistencia social nos quieren hacer esperar. El ajuste del Fondo no lo aguantamos más, queremos discutir una salida real a favor del conjunto de las y los trabajadores. Si seguimos sin respuestas, vamos a seguir en la calle”, prometió.

Dina Sánchez, desde la UTEP, coincide: “Quedó claro que la situación social sigue siendo muy compleja y no hay respuestas concretas desde el Gobierno”, analiza y recuerda: “La propuesta más clara que creemos que significa una salida efectiva es el Salario Básico Universal. Más de 300 asambleas de todo el país se definieron acciones para continuar con un plan de acción la semana que viene”.

A contramano de estas ponderaciones, el Gobierno minimizó las marchas de la izquierda y de los movimientos sociales, alineados con la Casa Rosada. Funcionarios cercanos al Presidente, además las consideraron un “fracaso” y las atribuyeron a motivos políticos y a cierta debilidad frente a la presión de la izquierda.

En diálogo con este medio, Belliboni, el líder del Polo Obrero, relativiza las observaciones de los hombres del Presidente: “Si estas marchas no le preocupan, se van a tener que preocupar, porque el plan de lucha sigue por las reivindicaciones que están planteadas para el movimiento popular, para los jubilados, para los precarizados. El gobierno va a tener que poner las barbas en remojo porque vamos a un plan de lucha más fuerte.

SEGUIR LEYENDO

Guardar

Nuevo