Divididos en un distrito clave: ya se perfilan nueve precandidatos a gobernador bonaerense en Juntos por el Cambio

Pese al triunfo electoral de Diego Santilli, en la provincia de Buenos Aires proliferan los postulantes de la coalición opositora como reflejo de las peleas a nivel nacional. Quién es quién. Sus planes, sus impulsores y sus aliados

Diego Santilli, Cristian Ritondo, Emilio Monzó, Néstor Grindetti, Julio Garro, Javier Iguacel, Martín Tetaz y Joaquín de la Torre: ocho posibles candidatos a la gobernación bonaerense; el noveno es Gustavo Posse
Diego Santilli, Cristian Ritondo, Emilio Monzó, Néstor Grindetti, Julio Garro, Javier Iguacel, Martín Tetaz y Joaquín de la Torre: ocho posibles candidatos a la gobernación bonaerense; el noveno es Gustavo Posse

Son nueve, pero puede haber más hasta los comicios de 2023. Los candidatos a gobernador bonaerense de Juntos por el Cambio se multiplican a un ritmo acelerado (y desproporcionado), sobre todo si se considera que semejante dispersión de nombres puede debilitar un objetivo común: ganar nuevamente en el distrito más decisivo del país.

Con más de 12 millones de ciudadanos en condiciones de votar, la provincia de Buenos Aires concentra el 37% del padrón electoral. Pero, dentro del territorio bonaerense, el Gran Buenos Aires es un distrito en sí mismo, además de bastión electoral del peronismo: tiene 24 partidos en los que vive el 25% de la población total de la Argentina. En sólo dos partidos del conurbano, La Matanza y Merlo, habita casi la misma cantidad de gente que en todas las provincias juntas de la Patagonia.

Por eso, en principio, resulta extraño que el ganador de las últimas elecciones legislativas, Diego Santilli, no sea el candidato indiscutible de todo Juntos por el Cambio. Lo que consiguió tiene ribetes de hazaña: contra el aparato gubernamental, que incluyó el célebre “plan platita”, le ganó a todo el peronismo unido, algo que no sucedía desde 1983.

Los números obtenidos por Santilli son impactantes: aun con 10 puntos menos de participación electoral, la lista de Juntos (en la que fue secundado por el radical Facundo Manes) superó por más de 4 puntos a las que obtuvo el espacio en los comicios de 2019. Y se impuso en 109 de los 135 municipios bonaerenses, que representan el 80% del total, e incluso ganó en 66 más que hace dos años. Juntos ganó en 44 municipios peronistas o kirchneristas y en 7 vecinalistas.

De las elecciones de 2019 a las de 2021, Juntos por el Cambio creció 4,2 puntos en la provincia de Buenos Aires. Y la lista encabezada por Santilli recuperó en las últimas elecciones los 43 municipios que JxC había perdido en 2019.

Diego Santilli y Cristian Ritondo, con el intendente Guillermo Montenegro, en una recorrida por Mar del Plata
Diego Santilli y Cristian Ritondo, con el intendente Guillermo Montenegro, en una recorrida por Mar del Plata

¿Por qué entonces a “El Colo”, apadrinado por Horacio Rodríguez Larreta, le aparecen tantos competidores en el PRO, muchos de los cuales no tienen esa chapa de ganador o ni siquiera son conocidos por el electorado? Por un lado, como razonan algunos estrategas opositores, porque ese escenario refleja la pelea que se desarrolla a nivel nacional en Juntos por el Cambio. A Santilli le discuten la postulación porque es el candidato elegido por el jefe de Gobierno para la provincia de Buenos Aires y el liderazgo del espacio aún no tiene dueño. Sólo en el PRO, Mauricio Macri y Patricia Bullrich se lo disputan a Larreta, mientras Gerardo Morales lo hace desde la UCR y Elisa Carrió no compite por ese rol, sino por el de custodia de los valores de JxC.

Hay quienes tienen otra explicación acerca de la proliferación de candidatos a la gobernación: no hay plena conciencia de la importancia que tiene ganar la provincia de Buenos Aires. Dicen que Macri, por ejemplo, está convencido de que si Juntos por el Cambio triunfa en todo el país, ese resultado será una ola que arrastrará al territorio bonaerense. Quizá haya empezado a revisar ese concepto: como parte de su “segundo tiempo”, el ex presidente regresará al conurbano, el lugar donde tiene peor imagen en todo el país, con una serie de recorridas que organizará el intendente de Lanús, Néstor Grindetti.

El cronograma de visitas aún no está definido, pero sí que será una forma de medir cómo lo trata la gente antes de decidir si toma forma el renovado proyecto “Mauricio Presidente”. De eso hablaron Macri y Grindetti en la reunión que tuvieron hace 10 días en la oficina del ex mandatario, en Olivos. Allí, el jefe comunal le confirmó que quiere ser candidato a gobernador. Ya recorrió la Cuarta y la Sexta Sección Electoral, y en estos días lo hará en la Segunda, siempre con visitas a los intendentes. Los viernes, Grindetti se dedica a caminar el conurbano. Pronto aparecerán las pintadas que confirmarán sus aspiraciones.

Mauricio Macri se reunió con Néstor Grindetti, otro candidato a gobernador
Mauricio Macri se reunió con Néstor Grindetti, otro candidato a gobernador

Hasta ahora, el intendente de Lanús parecía alineado al proyecto político de Rodríguez Larreta desde una plataforma propia: el partido Hacemos Juntos, que, junto con su colega de La Plata Julio Garro, lanzaron el 22 de abril en Lobos para reclutar a peronistas desencantados que permitan ampliar Juntos por el Cambio. ¿Grindetti ahora un escudero bonaerense de Macri?

El mismo Garro es otro inminente precandidato a gobernador. También respalda el plan presidencial de Larreta, aunque tiene decidido hacer un intento por conducir la provincia sin depender de nadie. Sus allegados aseguran que, de todas formas, está obsesionado con dos objetivos: mantener la unidad opositora y ampliar el espacio de JxC para ganar las elecciones. Incluso cree que tanta cantidad de postulantes a suceder a Axel Kicillof puede favorecer a quien finalmente dispute la gobernación contra el Frente de Todos. Según su mirada optimista, cada uno desde su lugar hará un aporte a la victoria final.

Santilli, mientras, mantiene su estrategia: antes de las elecciones legislativas había recorrido más de 30 mil kilómetros para visitar 98 municipios y ese acercamiento a los vecinos y comerciantes fue positivo: ganó en el 72% de las comunas en las que estuvo. Por eso desde el día después de los comicios siguió con sus visitas y ahora las profundizará. En su entorno aseguran que entre junio y agosto se propuso sumar 4.000 kilómetros en el territorio bonaerense, sobre todo en el interior y en las principales cabeceras. Sostendrá su presencia en la Primera y en la Tercera Sección Electoral: en este último distrito, clave dentro del mapa provincial, hay unos 5 millones de electores y el peronismo sólo fue derrotado una vez en los últimos 35 años, en 1997. Allí, el ex vicejefe porteño sufrió su única derrota en las últimas elecciones, pero logró 3 puntos más (del 29,81% al 32,60%).

“El Colo” no dejará la mesa nacional del proyecto “Horacio Presidente”, pero ya se decidió que estará en ese armado desde su condición de referente provincial, aunque Jorge Macri, que se sumó a esa estructura, mantiene por ahora su condición de titular del PRO bonaerense. Uno de sus principales aliados entre los intendentes del partido es Diego Valenzuela, de Tres de Febrero, quien ya está trabajando junto con los equipos técnicos en la elaboración del programa de gobierno de Santilli. Aun así, en su entorno aseguran que Valenzuela también se anota en la carrera por la gobernación de la provincia.

Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli y Diego Valenzuela, en una recorrida por General Rodríguez
Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli y Diego Valenzuela, en una recorrida por General Rodríguez

Los asesores de Santilli pulen los contenidos de los “Siete ejes estratégicos” sobre los que basará su campaña, mientras preparan los detalles de dos giras internacionales en las que mantendrá contactos vinculados con los temas de seguridad. Es lo que acaba de hacer en Israel, adonde el miércoles pasado se reunió con la ministra del Interior, Ayelet Shaked, para hablar sobre políticas públicas sobre seguridad, lucha contra la delincuencia y el avance del narcotráfico. Son claras señales que quiere brindarle al electorado acerca de las prioridades que tendrá durante su gestión si finalmente se convierte en gobernador bonaerense.

Hace dos semanas, Santilli mantuvo un almuerzo de tres horas con Cristian Ritondo, el otro gran postulante al mismo cargo. Ambos estaban bajo el mismo paraguas larretista, acordaron recorridas conjuntas por la provincia y un acuerdo de caballeros: será candidato quien finalmente mida mejor en las encuestas. Pero el entendimiento chocó contra las últimas definiciones electorales de Rodríguez Larreta: como anticipó Infobae, el jefe de Gobierno envió un emisario para quejarse ante Ritondo por su acercamiento a Macri y para dejarle en claro que Santilli es el único candidato a gobernador al que apoyará.

El jefe del bloque de diputados del PRO fue el eje de las versiones más inquietantes dentro del espacio opositor luego de que en la provincia de Buenos Aires aparecieron carteles y pancartas con una consigna: “Macri presidente, Ritondo gobernador”. Después de esas señales, Ritondo recorrió Bahía Blanca, Carmen de Patagones y Monte Hermoso acompañado por su colega de bancada Hernán Lombardi, miembro del círculo íntimo de Macri. Algunos le dan el mismo sentido de apoyo al video del ex jefe del Estado que circula en las redes en apoyo de la campaña que promueve Ritondo por el proyecto de “Ficha Limpia”.

Gustavo Posse, posible candidato a gobernador de la UCR, así como Martín Tetaz
Gustavo Posse, posible candidato a gobernador de la UCR, así como Martín Tetaz

Ecuménico, como si fuera el Papa del PRO, Macri también recibió en su oficina al intendente de Capitán Sarmiento, Javier Iguacel, y filmó otro video para darles un mensaje a sus voluntarios. Es el candidato a gobernador bonaerense promovido por Patricia Bullrich. Arranca con un menor índice de conocimiento en el electorado, pero está dispuesto a levantar su perfil y competir.

Es lo mismo que hará Emilio Monzó, otra figura de JxC que resolvió disputar la candidatura a gobernador. El ex titular de la Cámara de Diputados no aceptó sumarse al armado político de Rodríguez Larreta y motoriza reuniones del grupo “antigrieta” junto con los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy) y Juan Schiaretti (Córdoba), los diputados Florencio Randazzo, Rogelio Frigerio y Graciela Camaño; el intendente de Rosario, Pablo Javkin, y el ex gobernador chaqueño Ángel Rozas.

Monzó también tiene previsto comenzar dentro de un mes las recorridas por la provincia, como parte de un esquema que incluye buenos vínculos con el radicalismo (integró la lista de Facundo Manes) y con otros sectores y la preparación de propuestas para el distrito bonaerense desde los equipos técnicos de la Fundación Innovación Política Argentina (INNPOA).

¿Puede ser el postulante elegido por la UCR? Envalentonado, el radicalismo explorará primero alternativas surgidas de sus propias filas. No hay ningún candidato asegurado, aunque dos pican en punta: el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, y el diputado nacional Martín Tetaz, la última revelación del partido de Raúl Alfonsín, proveniente del sector de Martín Losteau. Nadie descarta que se sume a la fórmula como vicegobernador para las PASO otro de los 32 intendentes que tiene la UCR en la provincia.

Emilio Monzó, con Rogelio Frigerio y Sebastián García de Luca
Emilio Monzó, con Rogelio Frigerio y Sebastián García de Luca

Otro candidato a gobernador que se perfila en Juntos por el Cambio es Joaquín de la Torre, el senador provincial que milita en el Peronismo Republicano y consiguió su banca a partir de una alianza con el radicalismo bonaerense. Acaba de patear el tablero al renunciar a la vicepresidencia tercera del Senado provincial, en desacuerdo con la votación de sus pares opositores a Federico Thea, candidato del gobernador Kicillof, como nuevo titular del Tribunal de Cuentas en la misma sesión en las que aprobaron las designaciones de dirigentes del PRO y de la UCR en el directorio del Banco Provincia y en la Defensoría del Pueblo.

Según sospechan sus adversarios, De la Torre montó una escenificación para justificar su alejamiento de JxC y transformarse en el ariete del desembarco del diputado libertario Javier Milei en la provincia de Buenos Aires. Esa supuesta jugada, de acuerdo con esas mismas versiones, tendrían el aval de Macri. Los que sostienen ese trascendido destacan la sugestiva presencia de De la Torre en el selecto almuerzo con el que Macri agasajó al escritor Mario Vargas Llosa en su casa de Acassuso.

Ya son nueve posibles candidatos y puede haber más. Falta más de un año para votar y si algo no faltan en Juntos por el Cambio, además de peleas anticipadas, son postulantes a gobernador en la provincia más decisiva. Y es la que puede quedar más desguarnecida si este cuadro de divisiones y de proyectos personales debilita la unidad opositora en el distrito en el que el Frente de Todos y, sobre todo, Cristina Kirchner, pondrán todas sus fichas para intentar mantenerse aferrados al poder.

SEGUIR LEYENDO:








TE PUEDE INTERESAR