Escala la disputa entre el gobierno de Kicillof y un intendente del PRO por el manejo de un histórico teatro

Se trata del Teatro del Lago de la ciudad de La Plata. La gestión de María Eugenia Vidal le cedió la administración a Julio Garro. Ahora, el Ejecutivo bonaerense busca recuperar el control

Compartir
Compartir articulo
Axel Kicillof y Julio Garro, intendente de La Plata
Axel Kicillof y Julio Garro, intendente de La Plata

El gobierno de la provincia de Buenos Aires y la municipalidad de La Plata mantienen una fuerte disputa por el control y la administración del Teatro del Lago, un histórico anfiteatro inaugurado en 1949 y ubicado en el Paseo del Bosque de la capital bonaerense que desde hace años se encuentra cerrado, estuvo abandonado y que en la gestión de María Eugenia Vidal su administración fue cedida provisoriamente -según la provincia de Buenos Aires- al gobierno municipal a cargo de Julio Garro, quien llevó adelante algunas obras de mejoramiento edilicio. Para el Instituto Cultural que dirige Florencia Saintout, desde donde se busca recuperar la administración del edificio, Garro “usurpó” el teatro, se niega a dejar el control y entorpece las obras estructurales que necesita el inmueble para volver a funcionar. Según el ejecutivo local, el Teatro del Lago fue cedido a La Plata en 1959, a través de la Ley provincial 6.183, que en su artículo 2 establece la transferencia de la esfera provincial a la municipal del inmueble del bosque, y ratificado en 1988 por la ordenanza 6.833, que acepta recibir ese bien.

La presidenta del Instituto Cultural de la Provincia es Florencia Saintout, quien fuera la candidata a intendenta del Frente de Todos en las elecciones 2019. Las discusiones entre Garro y Saintout no son nuevas. El fin de semana último hubo un abrazo simbólico al teatro del que participaron varios funcionarios de la gestión del PRO pidiendo su reapertura. Saintout se pronunció al respecto y detalló que “la ex gobernadora Vidal cedió el uso del Teatro a la Municipalidad de La Plata un mes antes de entregar el gobierno. Desde ese momento hasta septiembre del año siguiente, el edificio estuvo a disposición del intendente Julio Garro y no hubo cambios significativos”. Garro le respondió.

infobae

“Al Teatro del Lago no le hicieron ni una obra en 20 años y estuvo casi una década cerrado por falta de mantenimiento”. Hace referencia a la administración del ex intendente peronista Pablo Bruera y el entonces gobernador Daniel Scioli. “Cuando iniciamos el plan de obras (como lo hicimos con el Pasaje Dardo Rocha o la República de los Niños, por ejemplo), la Provincia inició acciones para frenar su reapertura”, agregó el intendente opositor y apuntó contra Saintout: “Con la titular del Instituto Cultural de la provincia nos conocemos. Fue concejal durante el período de gobierno que me antecedió y parte de la gestión que abandonó el teatro. ¿Por qué ahora nos quiere sacar el patrimonio a los platenses?”.

Saintout aseguró que Garro “para fingir interés”, avanzó “con refacciones superficiales, tareas menores de pintura y refacción de butacas que son insuficientes para la reapertura del lugar”, y que “nunca existió la voluntad de cambiar cuestiones de fondo”.

El Teatro Del Lago
El Teatro Del Lago

Lo cierto es que la apertura del teatro está demorada y la definición sobre quién se tiene que hacer cargo se encuentra judicializada. “La Justicia decidió frenar la obra y dilatar aún más la reapertura del anfiteatro hasta que la situación se resuelva. Lamentamos que se ponga a la política partidaria por encima de lo que quieren los vecinos: volver a disfrutar de nuestro querido Teatro del Lago”, agregó el intendente del PRO quien además explicó que su gestión inició “un plan de obra con una inversión millonaria”, y que ya se estaba listo para estrenar y continuar avanzando “pero el año pasado la provincia de Buenos Aires decidió revocar unilateralmente la cesión”.

Desde el Instituto Cultural señalan que el Registro de la Propiedad de la provincia de Buenos Aires emitió un informe en el que confirma que el lugar pertenece al Gobierno bonaerense y que el Municipio de La Plata no ha realizado ningún trámite de inscripción dominial.

El Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires se expresó a través de twitter sobre la polémica por la adminstración del Teatro del Lago
El Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires se expresó a través de twitter sobre la polémica por la adminstración del Teatro del Lago

La decisión del gobierno de Axel Kicillof es tener la gestión del Teatro. Incluso en una entrevista en octubre del año pasado al portal Infocielo, el mandatario sostuvo que le había propuesto a Garro hacer inversiones desde el gobierno provincial. “Él me dijo ‘volver a provincia no’, entonces le propuse hacer un convenio. No fue más que eso. Creo que ‘La Repu’ puede mejorar, y estaba dispuesto a invertir como en el Anfiteatro, como en el Bosque, pero el PRO hizo lo de siempre: dijo que quiero expropiar la República de los Niños, cuando es imposible”, dijo Kicillof en aquella oportunidad.

Ahora, el caso volvió a la discusión pública en la capital bonaerense y se encuentra atravesado, también, por el tamiz político. “El Teatro es patrimonio de los platenses, pero también de todos los bonaerenses y es parte de la historia de los argentinos. No tenemos dudas que nuestra comunidad desea un teatro que funcione para recibir producciones y espectadores de toda la provincia y el país”.

El teatro fue fundado en 1949 en una ceremonia que contó con la presencia del entonces presidente Juan Domingo Perón y su esposa Eva Duarte. Por su escenario pasaron festivales, artistas consagrados y de la región. En 2012 cerró las puertas y su oferta artística de manera definitiva. Hasta hace poco se utilizaba para que ensaye la banda de la Policía bonaerense y debido al estado de abandono también servía de locación para producciones fotográficas, de manera furtiva y no mucho más. En 2014, ya sin funcionamiento, el edificio se convirtió en el sitio de una muerte evitable. Mientras se llevaban adelante refacciones, una mampostería se desplomó e impactó sobre Julio César Carballo, un obrero de una cooperativa de la municipalidad de La Plata, que se encontraba arriba de un andamio realizando arreglos.

SEGUIR LEYENDO: