Bienes Personales: en otro round por la mayoría en la Cámara de Diputados, el oficialismo se impuso por un voto

Los discursos giraron en torno a de quién fue el logro de llevar al recinto la modificación del impuesto. Juntos por el Cambio se la arroga porque la pidió pero el Frente de Todos le mostró que no lograban el quorum y dio vuelta la sesión, aprobando el proyecto con modificaciones 127 a 126 votos

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

La pelea por el control de la Cámara de Diputados vivió un nuevo round entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. La paridad que se vive luego del 10 de diciembre hace que ambos bloques se disputen palmo a palmo la mayor representatividad y la capacidad de obtener el quórum. De los 121 votos que había cosechado cuando perdió la votación del Presupuesto, esta vez el oficialismo consiguió con el apoyo de la izquierda 127 que le permitió ganar por un solo legislador.

Hace menos de una semana el bloque de Juntos por el Cambio junto a otros de la oposición forzó, mediante el voto de 130 diputados, habilitar la comisión de presupuesto y lograr una sesión especial para tratar la modificación del impuesto a los Bienes Personales.

Pero lo que se vivió como un triunfo el jueves de la semana pasada hoy estuvo a punto de sucumbir. Los 130 se convirtieron en 125 a cuatro de conseguir el quórum lo que hizo que el presidente del bloque del Pro, Cristian Ritondo solicite un cuarto intermedio para obtener el número. Momento en el que, como si fuese un paso de comedia, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, lo frenó y le avisó que “el bloque del oficialismo va a bajar a dar quórum. Que entre el oficialismo”, dijo el titular del Frente Renovador.

De esa manera, el Frente de Todos buscó mostrar que ese fue el bloque que definió llevar adelante la sesión especial y no Juntos por el Cambio. Quizás, la diputada del PRO Silvia Lospenato -impulsora de esta sesión especial- lo reconoció al señalar que habían tenido 130 diputados “que se habían comprometidos y hoy no están. Hay que ponerle nombre y apellido a los que incumplen el contrato electoral y nuestro contrato es que vamos a bajar los impuestos”.

Alejandro “Topo” Rodriguez del interbloque Federal también se subió a la pelea y aseguró que en realidad se llegó a esta discusión por “varios bloques” que se sumaron. Dicho en otras palabras, le avisa a los bloques mayoritarios que sin sus 8 votos no llegaban hace una semana y no podrían aprobarlo hoy.

Pero el Frente de Todos definió dar el quórum pero en la previa, en la comisión de presupuesto, propuso un nuevo despacho en donde establece cambios a la norma que, de aprobada, vuelve al Senado y, para que sea aprobado antes de fin de año el diputado Carlos Heller dijo que existe el compromiso de los senadores de sesionar el 29 de diciembre. Sin embargo, Juan López, de la Coalición Cívica le pidió a los bloques intermedios que “no crean en Cristina Fernández de Kirchner. No crean que va a llamar a sesionar, en especial a la izquierda que seguramente va a acompañar al proyecto del oficialismo y busquen una solución ahora apara los trabajadores”.

Minutos más tarde, y en un exposición de la diputada Myriam Bregman del Frente de Izquierda le apuntó al macrismo y su baja de impuestos, le contestó al diputado Fernando Iglesias que le gritaba de su banca respecto del IVA, y señaló que iban a “acompañar el dictamen del oficialismo, aunque nuestros fundamentos son otros”.

Parte del convencimiento de la izquierda tiene que ver con el incremento que propone el Frente de Todos de las alícuotas para los bienes en el exterior que podría llegar al 2,25 por ciento. Finalmente, los cuatro diputados de izquierda, Myriam Bregman, Nicolás Del Caño, Romina Del Plá y Alejandro Vica votaron con el Gobierno y le permitieron ganar al Gobierno.

Pero en esa discusión sobre quién se va a llevar el mérito de subir el mínimo no imponible para Bienes Personales, el presidente del bloque de UCR Evolución, Rodrigo de Loredo, le apuntó al oficialismo señalando que “lograron que una sesión especial que tenía por objeto bajar un impuesto en otra que tiene por sentido subirlo”, en alusión a la suba a los bienes en el exterior.

Este punto marca la diferencia entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, mientras estos últimos plantearon todo el tiempo que “el contrato con el electorado es bajar los impuestos”, mientras que el oficialismo señala que “es un aspecto ideológico. Nosotros creemos que los que tienen dinero y bienes en el exterior tienen que tributar más que los que lo dejan en el país”.

Finalmente, el Frente de Todos dio vuelta la sesión. Y a días de que Juntos por el Cambio lograra empujar la sesión especial para modificar el mínimo no imponible de Bienes Personales, logró sancionar la norma con modificaciones -127 a 126- que implican una suba de las alícuotas y enviarlo de nuevo al Senado de la Nación que, según afirmaron, lo debería aprobar el 29 de diciembre y el Ejecutivo promulgar antes del 31 para que el cambio que haría que 450.000 contribuyentes deje de pagarlo se haga efectivo.

Seguí leyendo:


TE PUEDE INTERESAR