Formosa: ADEPA y FOPEA repudiaron la violencia policial y reclamaron la liberación urgente de una periodista detenida

La asociación patronal y la que agrupa a los profesionales de la comunicación denunciaron violaciones a los derechos humanos básicos en la provincia gobernada por Gildo Insfrán

Protestas en Formosa
Protestas en Formosa

En medio de la represión tras las protestas de manifestantes en contra de regresar a la Fase 1 en Formosa por la aparición de 17 nuevos casos de COVID-19, la Policía provincial arrestó al menos a una periodista e hirió con balas de goma a otro trabajador de prensa. A partir de la detención y la violencia ejercida por la fuerza de seguridad, distintas asociaciones de periodistas reclamaron su liberación y se expresaron en contra de la preocupante situación que se vive por estas horas en la provincia.

ADEPA repudió la represión y detención de la periodista mientras desarrollaba su tarea profesional en la cobertura de los incidentes. “Desde que un año atrás se instauraron en la Argentina las medidas sanitarias para intentar reducir el impacto del covid-19, de a poco y con contrariedades se fueron restableciendo las actividades en gran parte del país. Sin embargo, en Formosa continúan las limitaciones a la circulación y el ingreso de personas al territorio provincial, así como su salida, a lo que se suma un régimen de aislamiento que ha sido cuestionado por organismos nacionales e internacionales. Todo ello derivó en denuncias por presuntas violaciones a los derechos humanos de las personas retenidas en los centros de aislamiento y en un deterioro de la situación de la libertad de expresión en esa provincia”, indicó en un comunicado.

Captura de Twitter de parte del comunicado de ADEPA
Captura de Twitter de parte del comunicado de ADEPA

Y siguió: “En el día de hoy, durante una manifestación de vecinos y comerciantes en la capital provincial contra las medidas restrictivas a la circulación en esa ciudad, la policía local hirió con balas de goma al periodista Maxi Galarza, de Radio Fantasía. También fue detenida otra periodista, Julieta González, de Radio Parque. Hasta el momento, no hubo información sobre las razones de su detención”.

Captura de Twitter de parte del comunicado de ADEPA
Captura de Twitter de parte del comunicado de ADEPA

Además, en otro comunicado, el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) expresó que “repudia la violenta represión que fuerzas de seguridad de Formosa han ejercido contra manifestantes y periodistas durante una protesta en la capital provincial en contra del regreso en Fase 1. A su vez reclama la liberación inmediata de la colega Julieta González, de Radio Parque”, tuiteó la asociación de periodistas tras conocerse la noticia del arresto de González. Y continuó: ”Los ataques adquieren mayor gravedad porque provienen del Estado, que tiene la obligación de garantizar a manifestantes y a trabajadores de prensa la seguridad en una protesta. FOPEA se solidariza con los colegas y advierte que los hechos profundizan las restricciones de la libertad de expresión”.

Comunicado de FOPEA
Comunicado de FOPEA

En tanto, según distintas filmaciones y testimonios que circulan en redes sociales, se denuncia que habría más trabajadores de prensa detenidos y heridos por la Policía local.

Si bien las protestas comenzaron ayer por la noche en la puerta de la gobernación, este mediodía la situación se puso más tensa con la aparición de los efectivos de seguridad, que intentaron que los manifestantes depusieran su actitud con palazos, balas de goma y gases lacrimógenos.

En los enfrentamientos, varios jóvenes y mujeres resultaron heridos y subieron sus fotos a las redes sociales para denunciar esa brutal represión. “Los comerciantes queremos trabajar sin restricciones. Nos cortan el horario y tenemos que cerrar a las 21. No nos dejan trabajar tranquilos”, dijo a TN una mujer. “Hacen lo que quieren. Los comerciantes no tenemos sueldo fijo. Si no vendemos, no tenemos plata. No vivimos del Estado ni de planes”, se indignó mientras detrás de ella se observaba una batalla campal.

Sin hacer lugar al reclamo de los formoseños, el gobernador Insfrán justificó la medida y defendió las políticas aplicadas en Formosa para enfrentar al coronavirus, a pesar de que muchos lo acusan de violar los derechos humanos con las restricciones impuestas. “Es la que tiene la menor cantidad de casos y de fallecidos en todo el país”, remarcó.

Los manifestantes fueron reprimidos con balas de goma y gases lacrimógenos

Si hay algo que caracteriza al gobierno de Insfrán es no volver atrás con sus disposiciones. Basta con recordar que el gobernador sólo dejó entrar a los varados cuando hubo un fallo de la Corte Suprema.

“Hace más de un año que venimos tratando de sobrevivir a esta crisis, dando manotazos de ahogado, y ahora el gobierno nos premia con esta Fase 1. Venimos a protestar pacíficamente y nos están tirando con perdigones”, se quejó un comerciante.

SEGUIR LEYENDO