Andrés Larroque: “Nuestra intención es hacer un desalojo pacífico de las tierras ocupadas en Guernica"

El ministro de Desarrollo Social bonaerense reconoció que “no se puede tirar mucho de la piola” en el conurbano y cuestionó la estrategia opositora de Mauricio Macri. “Esta apostando al caos”, opinó sobre el exPresidente.

mdinatale@infobae.com
Aglaplata
Aglaplata

El ministro de Desarrollo Social bonaerense, Andrés “Cuervo” Larroque, expresó hoy que en la toma de tierras de Guernica “hay que buscar una solución pacífica ya que la toma llegó a un nivel de expansión que requiere de un análisis de mucha complejidad”. Evaluó que la gobernación bonaerense presentará un “plan integral” para dar respuesta a los problemas de hábitat en la provincia. Y a nivel político alertó que “hay dentro de la oposición un sector que está apostando al caos que no le sirve a nadie y creo que este es el sector que aún lidera Mauricio Macri”.

Cuando faltan apenas dos días para que la justicia concrete la orden de desalojo en las 100 hectáreas de Guernica, el ministro Larroque dijo que se realizó un censo de las 2.000 personas que hay allí y que a la mayoría se las reubicará en otros predios del municipio Presidente Perón.

Apostado en su despacho en La Plata desde temprano en la mañana, Larroque habló por teléfono con Infobae.

-¿Cuál será el rol de la gobernación bonaerense en el desalojo de Guernica?

-La intervención es ad referéndum de lo que diga la Justicia. Nosotros le presentamos un protocolo al juez para llevar adelante el desalojo de manera pacífica. Esto tiene que ver con lo que fija la Corte en materia de desalojos. Esto implicó realizar un censo, un relevamiento de las personas y familias que están siendo parte de la toma para encontrar una solución con las particularidades de cada familia.

-¿Qué resultados arrojó el censo que hicieron en la toma de tierras de Guernica?

-Aproximadamente la mitad de la gente es del municipio (Presidente Perón) y la otra mitad vienen de otros lugares. No puedo decir con total precisión pero eso es lo que surge a primera vista.

-¿Entonces como van a reubicar a esa gente en sus respectivos municipios?

-Siempre en esto hay un plan de emergencia, de lo urgente y después de la búsqueda de soluciones más estructurales. La idea es ver de qué lugar es cada persona y colaborar desde nuestro Ministerio y de todas las áreas para resolver la situación en su lugar de origen. Esto sería el ideal. Luego hay personas que tienen una situación muy compleja que luego se verá la reubicación en otros predios que pudieran existir. Eso lo tenemos que ver con el juez porque a mi me excede.

-¿Hablaron con intendentes de la zona para reubicar a la gente?

-Estamos trabajando en principio con el municipio de Presidente Perón porque entendemos que la gente es de allí mayoritariamente. Pero si es necesario analizaríamos la otra posibilidad. Para eso deberíamos tener más clara la procedencia de las personas.

-¿Quienes impulsaron la toma de las tierras en Guernica?

-Es bastante heterogénea la composición de la toma. No hay un factor determinante. Hay situaciones que tienen que ver con la situación del distrito. Hay también organizaciones de diverso espectro ideológico participando y también hay, como ocurre siempre en estas situaciones, gente con muchas necesidades. Pero más allá de eso nosotros dialogamos con todas las partes porque hay que buscar una solución pacífica ya que la toma llegó a un nivel de expansión que requiere un análisis en la complejidad. Estamos hablando de mucha gente. Pero están dadas las condiciones para que haya un desalojo pacífico.

-¿Qué investigación realizaron sobre la venta de terrenos ocupados?

-El control de todo el proceso lo tiene el juez, nosotros somos asistentes y tenemos entendido que hay dos personas detenidas por esta cuestión.

infobae-image

-¿Qué estrategia se debería llevar adelante desde la gobernación bonaerense ante las tomas de tierras?

-Claramente el problema central es el de hábitat en la Argentina y en particular en la provincia de Buenos Aires por la concentración de gente que hay en el conurbano. Nuestro planteo es que la toma de tierras no puede ser la salida. La solución a ese problema estructural tiene que ver con alternativas que presente el Estado y que ya estamos trabajando. Hemos conformado una mesa interministerial que analiza diversas alternativas. Como diagnostico deberíamos evaluar si la provincia debe realizar reformas para poder responder al problema original, que es el problema de la tierra. Esta era la idea original que tenía Axel (Kicillof) el 10 de diciembre, pero la pandemia nos corrió la centralidad de los problemas. El Estado debe tener capacidad de respuesta en coordinación conjunta con el Estado nacional.

-¿Y hoy tiene capacidad de respuesta el Estado provincial. Hay tierras disponibles del Estado para reubicar gente?

-Estamos trabajando en un plan integral en materia habitacional y hay que rediseñar las cuestiones instrumentales del propio Estado, porque hay muchas cuestiones que han quedado dispersas en diversas áreas en relación al tema del hábitat. Nosotros debemos reestructurar esas potestades para dar una respuesta más eficaz. Poder elaborar un diagnóstico claro en relación a las tierras disponibles del Estado. No hay hoy un banco unificado de tierras. Y en nuestro Ministerio tenemos una política de respuesta de emergencia que tiene que ver con un subsidio o asistencia a las familias para que puedan mejorar la vivienda que poseen. Pero estamos trabajando en un plan integral que se va a dar conocer en los próximos días.

-¿Están trabajando a nivel nacional con la ministra de Territorio y Hábitat, María Eugenia Bielsa?

-Firmamos un convenio del Plan Nacional del Suelo justamente para hacer un diagnóstico y un relevamiento de las tierras a disposición. El hecho de que la provincia de Buenos Aires sea la más grande no implica que todo el suelo sea habitable. Tiene que haber un proceso de preparación porque no se puede construir en cualquier lugar. No todo terreno es apto.

-¿Se incrementó la toma de tierras con la pandemia?

-Hoy hay 80 tomas judicializadas en la provincia. De esas, hay cinco que tienen mayor dimensión y nivel conflictividad como pueden ser la de Guernica y la de Los Hornos. También hay otras en La Matanza y Moreno que no son tan grandes a nivel población, pero presentan un nivel de complejidad en materia judicial y después debemos decir que se evitaron 312 tomas.

-¿Cree que sea un fenómeno que se potenció con la cuarentena?

-La mayoría de las tomas vienen del año pasado. Creo que más que la pandemia lo que tuvo mucho que ver es la situación estructural económica. Pero por supuesto se agudizaron en el marco de la pandemia. El hecho de que muchas personas no puedan pagar alquileres en barrios humildes, donde no hay una regulación clara en el formato del alquiler y donde te pueden echar de un mes a otro, ha generado una mayor presión sobre el territorio.

-¿Esos son los nuevos pobres que deja la pandemia?

-Sí, o que ya estaba en situación de pobreza pero que podían mantener un alquiler.

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

-¿Como está el tema de reparto de alimentos en la pandemia?

-Tenemos el programa de servicio alimentario escolar que es el más grande en materia de asistencia alimentaria que pasó de una inversión de $1.000 millones mensuales a $3.000 millones. Llega a 1.722.000 chicos y chicas. Es lo que antes era el comedor escolar que se transformó en dos bolsones mensuales y hubo un importante crecimiento de la cobertura ya que antes sólo 500.000 accedían al almuerzo y el millón doscientos mil recibía el desayuno. Ahora todos reciben el equivalente a almuerzo y desayuno. También hay un aumento de ollas populares y el reparto de las viandas. Hubo un aumento importante porque lógico porque mucha gente de la economía informal no tienen posibilidad de resolver el día a día.

-¿Hoy tiene resto el Estado para seguir sustentado esta ayuda social?

-Sí. por eso es importante que cuando se habla de plantear un aporte extraordinario o solidario tiene que ver con poder apuntalar la actividad del Estado, fundamental para contener a los sectores más postergados pero también para generar las condiciones macroeconómicas.

-¿Ve que la oposición comprende toda esta problemática socio-económica en que se encuentra hoy la Argentina?

-Veo una oposición dividida. Hay un sector que su está comprendiendo la situación pero el sector más hegemónico de la oposición está electoralizando el debate y eso puede ser muy complicado. Creo que así como nosotros logramos subordinar consensos en la etapa originaria de la cuarentena a lo que se determinó en materia sanitaria, ahora deberíamos lograr el mismo acuerdo y llegar a los mismos consensos en función de la situación económica que vemos hoy.

-¿Cree que en el caso de la toma de tierras hay intencionalidad política de la oposición en destacar los cuestionamientos al gobierno?

-La verdad me pareció que en algún momento lo intentaron y luego percibí cierta prudencia en el tema de las tomas. Lo que sí, me parece que en la disputa por la hegemonía que hay dentro de la oposición hay un sector que está apostando al caos y eso no le sirve a nadie. Creo que este es el sector que aún lidera Mauricio Macri.

-¿Hay peligro de desborde social en el conurbano bonaerense?

-El conurbano tiene estructuralmente una situación compleja. Hay también un nivel de asistencia del Estado en todos sus niveles y debemos destacar también que hay un nivel de organización comunitaria con un despertar de la solidaridad para que todo ello no ocurra. Pero tampoco se puede tirar mucho de la piola, porque siempre estamos hablando de un contexto social complejo.

Seguí leyendo:

El AMBA empieza a ilusionarse con dejar la cuarentena para pasar a una etapa de “protocolos intensos”

Cómo funcionará la devolución del 50% de los gastos en turismo a partir de octubre



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos