La ayuda social en la pandemia: sorpresas, diferencias de criterio y aumento millonario de fondos

Según un relevamiento de la asistencia del Gobierno a los sectores vulnerables, la entrega los programas alimentarios, el IFE y los fondos de ATN no guarda relación en muchos casos con el impacto del COVID-19; las provincias más castigadas y las más beneficiadas

mdinatale@infobae.com
Military staff wearing protective masks serve a ration of food aid, organized by the municipality for a low-income neighborhood, during the mandatory quarantine for coronavirus disease (COVID-19), in Quilmes, on the outskirts of Buenos Aires, Argentina March 23, 2020
Military staff wearing protective masks serve a ration of food aid, organized by the municipality for a low-income neighborhood, during the mandatory quarantine for coronavirus disease (COVID-19), in Quilmes, on the outskirts of Buenos Aires, Argentina March 23, 2020

El Gobierno lleva gastado más del 3,5% del PBI en asistencia financiera y social en medio de la pandemia de COVID-19, triplicó la ayuda alimentaria desde el inicio de la cuarentena y tan sólo en abril se destinaron más de 7.000 millones de pesos en el programa de Ingreso de Asistencia Familiar. Pero el reparto de fondos que hizo el Estado para atender a los sectores vulnerables en muchos casos no guarda relación con aquellos distritos donde hay mayor cantidad de contagiados o con las provincias que levantaron antes que otras la cuarentena por su bajo nivel de enfermos de coronavirus.

Según un detallado relevamiento que hizo Infobae en los programas asistenciales del Ministerio de Desarrollo Social, en el reparto del IFE y en el giro de los primeros $30.000 millones de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) surge que hay provincias con índices de contagio de COVID-19 muy bajo que recibieron cinco veces más fondos de ayuda social o financiera que otras provincias donde la cuarentena fue más rígida y el nivel de contagios mayor.

Según un informe del Ministerio del Interior vinculado al reparto de los $60.000 millones de pesos que girará el Gobierno a las provincias en concepto de ATN, en la última entrega de $10.000 millones que se dio la semana pasada hay provincias como Catamarca, Formosa, Chaco, Jujuy, La Pampa, Salta, Misiones, Santiago del Estero, San Juan o San Luis que no superan hasta ahora los 20 infectados de COVID-19 y la cuarentena comenzó a flexibilizarse hace varios días. Pero recibieron igual o más fondos que distritos como Chaco, Río Negro o Santa Fe que recibieron la misma cantidad de ATN cuando los niveles de contagios en esos distritos superan los 250 infectados promedio.

infobae-image

En el Gobierno aseguran que el reparto de ATN se dio por nivel de coparticipación de impuestos y la proyección de población. Pero en medio de la crisis económica por la cuarentena y la pandemia hay datos que no dejan de sorprender en este reparto de fondos. Por ejemplo, Catamarca acaba de recibir $220 millones en ATN cuando no tiene ni un contagio de COVID-19; Formosa recibió $295 millones y también tiene cero contagios; Salta obtuvo $366 millones y tiene 4 contagiados y Tucumán cuenta con 41 infectados pero recibió mucho más que otros distritos este mes con $450 millones.

Por el contrario, Chaco cuenta con 418 contagiados y una depresión económica fuerte por la pandemia pero recibió $431 millones de ATN; Río Negro tiene 270 infectados y percibió $228 millones y Tierra del Fuego contabiliza hasta hoy 145 contagios y recibió apenas $97 millones. Naturalmente, la provincia de Buenos Aires es la que más fondos recibió hasta ahora en concepto de ATN con $2.675 millones en este último mes.

“El reparto de fondos de ATN se hace siempre en función de la coparticipación, eso es por ley y no podemos movernos de eso”, explicó a Infobae un allegado al ministro del Interior, Wado de Pedro. Es decir, que en la entrega de esos fondos de emergencia no se tuvo ni se tendrá en cuenta las características de cada distrito en función a la pandemia sino que se giró de manera automática el dinero más allá de los casos de contagio de cada lugar o el nivel de flexibilización de la cuarentena. Restan por girar otros $30.000 millones en concepto de ATN desde el Ministerio del Interior y el esquema de distribución será exactamente igual.

En el caso de la entrega de fondos del programa Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) creado especialmente para atender con 10.000 pesos mensuales a desocupados, trabajadores informales o monotributistas de bajo aporte, tampoco parece haber regido un parámetro de correlación entre niveles de contagio de cada provincia o rigidez de la cuarentena en función a los aportes girados.

infobae-image

Según un informe de la consultora Aerarium al que accedió Infobae, por cada 1.000 habitantes Formosa tuvo 287 beneficiarios del IFE, Santiago del Estero 274, Misiones 270 beneficiarios por cada 1.000, Salta 249, San Juan 237 y La Rioja 217 por poner algunos ejemplos de distritos donde el COVID-19 no pegó tan fuerte como otros distritos como Buenos Aires que recibe planes IFE en relación a 168 por cada 1.000 habitantes, Santa Fe 155, Córdoba 161 y CABA 90 cada 1.000 habitantes.

En el IFE se anotaron 12 millones de argentinos pero hasta ahora lo recibieron 7.289.911. El relevamiento de Aerarium sostiene también en número concretos que por ejemplo en la Ciudad de Buenos Aires se entregaron 261.513 planes mientras que en Jujuy que tiene hoy 5 infectados hay 138.939 planes de ayuda, en Santiago del Estero hoy existen 15 contagiados pero hay 239.305 IFE o Misiones tiene 25 infectados y recibió 297.277 planes de ayuda familiar, es decir mucho más que la CABA donde la pandemia golpeó más fuerte y la cuarentena se mantendrá rígida en esta cuarta fase que anunció el presidente Alberto Fernández.

Entre las provincias con el mayor número de beneficiarios IFE cada mil habitantes, se encuentran Chaco, Formosa, Santiago del Estero y Misiones, entre otras. Estas provincias, junto con el resto de las jurisdicciones que conforman el NEA y el NOA (excepto Jujuy) y adicionalmente San Juan, perteneciente a la Región Cuyo, se encuentran por encima del promedio de beneficiarios, determinado en 207 beneficiarios cada mil habitantes.

En el polo opuesto se encuentran las jurisdicciones de la Región Centro, en dónde si bien la provincia de Buenos Aires es la jurisdicción que genera mayor costo de implementación del programa, representando el 36,1% del total, en términos de cantidad de beneficiarios cada mil habitantes quedan muy por debajo del promedio establecido.

La entrega de los planes IFE sigue generando polémica en medio de la pandemia porque muchas personas que lo necesitan no lo han podido corbrar aun. El presidente Alberto Fernández dijo en la conferencia donde anunció la extensión de la cuarentena hasta el 25 de mayo que “se está haciendo todo el esfuerzo necesario desde el Estado para atender a todos los que más lo necesitan. Vamos a ir tratando de resolver cada caso”. Es la respuesta que hoy puede dar el Gobierno ante eventuales inequidades o diferencias de criterio en materia de reparto de asistencia social.

Por otra parte, Infobae accedió a un informe del Ministerio de Desarrollo Social que conduce Daniel Arroyo sobre la evolución de la ayuda social hasta ahora. Allí se detallan cinco líneas de acción en materia de asistencia a los sectores más vulnerables y destaca que lo fondos girados por la Tarjeta Alimentar a 1.500.000 de beneficiarios significan unos 7.600 millones de pesos mensuales. A partir de la pandemia se pasó de pago mensual a semanal (se dividió en cuatro cuotas iguales). En de abril se cobró un refuerzo (se paga doble el mes).

En tanto hubo convenios con 3.000 comedores y se les aumentó un 50 por ciento los fondos y se llegó unos 900 millones de pesos.

El informe de Desarrollo Social sostiene que las transferencias para provincias y municipios fue de 500 millones de pesos para compras de alimentos y artículos de limpieza (también en el marco de la pandemia) y en los comedores escolares se incrementó el presupuesto entre el 100 y 150% con respecto a 2019. Se llegó a $ 2.600 millones.

En el detalle del reparto de fondos del plan de la Tarjeta Alimentar se especificó que al mes de marzo esta ayuda llegó a 1.529.953 titulares de ese beneficio alcanzando un total de 2.880.821 niños, niñas de 0 a 6 años de edad, embarazadas y discapacitados que reciben la AUH, significando una inversión mensual del Tesoro Nacional de $ 7.684.906.000. Hubo un refuerzo extraordinario para titulares de la Tarjeta Alimentar, de 4.000 pesos para aquellas familias con un/a hija/o y de 6.000 pesos para quienes tengan dos o más hijos, con el objetivo de garantizar el acceso a la alimentación de los sectores más vulnerables en el marco de la emergencia ocasionado por el COVID-19.

En el reparto de fondos de la Tarjeta Alimentar por provincias también se percibe hasta ahora cierta disparidad entre aquellos distritos más castigados por la pandemia y los que reciben la ayuda alimentaria de los que no fue tan duro el golpe del COVID-19 hasta ahora. En este sentido, por ejemplo, Jujuy recibió $155 millones por este programa alimentario, Catamarca $81 millones, Misiones $325 millones, Salta $330 millones, Santiago del Estero $265 millones, Tucumán $354 millones y Entre Ríos $190 millones cuando se trata de provincias con bajos niveles de COVID-19 en comparación a distritos como Río Negro, Neuquén o CABA que recibieron montos similares con muchos más niveles de contagios y una cuarentena que golpeó mucho más fuerte en la economía local.

infobae-image

Desde el Ministerio de Desarrollo Social aducen que el reparto de la tarjeta Alimentar se da en función de un programa preestablecido antes de la pandemia y donde se entrega en función de la Asignación Universal por Hijo o en relación a los niveles de pobreza de cada distrito.

Por otra parte, en los comedores escolares, comunitarios, merenderos el Gobierno reforzó mediante ampliación de las partidas presupuestarias en $2.000 millones la asistencia alimentaria a comedores escolares y comunitarios. Según el informe al que accedió Infobae, la suma alcanzada en convenios para transferencias para gobiernos provinciales, municipales y organizaciones sociales asistenciales es de $ 4.069.455.595.

Durante la semana del 23 de marzo, se realizó el seguimiento, la reformulación y la actualización de montos por cada una de las prestaciones financiadas en los comedores de la totalidad de las jurisdicciones. Esto representa un incremento del presupuesto entre el 100 y 150% de 2019, dado que no se actualizaban montos ni matricula desde 2015.

El total de las transferencias a provincias destinados a Comedores Escolares provinciales asciende a $ 2.627.862.950. Más de 3.000 comedores y merenderos implementados por organizaciones sociales no gubernamentales recibirán las transferencias programadas por un total de $917.092.645.

Por otra parte, el Ministerio de Desarrollo Social en el contexto de la emergencia alimentaria agravada por la dificultad de obtener ingresos en el mercado de trabajo en el marco del aislamiento obligatorio programó el refuerzo de transferencias a gobiernos provinciales y municipales destinados a la compra de alimentos e insumos de limpieza e higiene.

El monto destinado a los gobiernos municipales de la provincia de Buenos Aires asciende a $359.500.000 y a los gobiernos provinciales $165.000.000, sumando un total de $ 524.500.000 en transferencias.

La pandemia del COVID-19 obligó al Estado a replantear el destino de fondos y a incrementar los programas asistenciales. Aunque la emergencia parece haber impedido establecer un reparto más equilibrado de la ayuda social y financiera en función de los niveles de contagio, paralización de la actividad económica por la pandemia y la flexibilización que se fue dando en cada lugar al esquema de aislameiento social.

Seguí leyendo:

Los intendentes del conurbano lanzaron plataformas para estimular las ventas en los comercios locales y evitar su quiebra

Lo que dejó el anuncio de la extensión de la cuarentena: las diferencias entre Rodríguez Larreta y Kicillof y el dardo de Alberto Fernández a la oposición




MAS NOTICIAS

Te Recomendamos