Durante las ultimas semanas, ante un escenario de persistente inflación y volatilidad financiera -con una escalada del riesgo país que supera los 900 puntos básicos- se empezó a hablar sobre la posibilidad de que Cambiemos no logre la reelección en los comicios presidenciales de octubre.

En este contexto, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich fue consultada acerca su perspectiva respecto de las chances electorales del oficialismo por sobre la ex presidente Cristina Kirchner. "No sé si ganaría Cristina, vamos a ver. Creo que las elecciones se deciden a último momento."

Y agregó: "Estamos en condiciones de defender muchas de las cosas que hicimos y decirle a la sociedad que nos de una oportunidad, porque si bien hemos tenido problemas económicos en el corto plazo, en el largo estamos implementando cambios a los que nadie se animó. Es posible que la sociedad nos dé una nueva oportunidad", dijo Bullrich, en el programa "Pamela a la Noche", que se emite por América.

En tanto, la ministra se refirió a las versiones que la dan como posible compañera de fórmula del presidente Macri. Nuevamente, eligió no descartar la posibilidad pero evitó dar definiciones: "Se ha comentado mucho, pero a mi nadie me dijo nada. Por supuesto sería un honor. Igualmente, a mi me encanta lo que estoy haciendo, me gusta la tarea ejecutiva. Es una discusión abstracta y no quiero entrar en ellas porque me quiero concentrar en lo que estoy haciendo", dijo.

En otro pasaje de la entrevista, la ministra fue consultada acerca de las promesas de campaña que cree que el Gobierno fue capaz de cumplir. Cuando comenzó a hacer mención al objetivo de "unir  a los argentinos", la Pamela David le retrucó que este punto "no se cumplió".

No obstante, Bullrich aseguró que esto no es algo que pueda serle achacado a Cambiemos. Para fundamentar su postura, hizo referencia al pasaje del nuevo libro de la ex presidente, Sinceramente, donde describe sus sensaciones previo a la trunca ceremonia de traspaso de mando.

"Todo Cambiemos quería esa foto mía entregándole el mando a Macri porque no era cualquier otro presidente. Era Cristina, era la "yegua", la soberbia, la autoritaria, la populista en un acto de rendición", dice el libro de Cristina Kirchner al respecto.

Para Bullrich, el párrafo muestra la falta de voluntad de comenzar a desandar la grieta."Lo reconoció la ex Presidente. Dijo que arrancó sin querer pasarle el bastón de mando al presidente Macri. Desde el primer día, estaban haciéndonos la  contra", expresó la ministra.

Y aseguró:"Nosotros no queríamos una foto. (El traspaso de mando) es lo que corresponde, es lo que dice la Constitución. Nosotros buscamos permanentemente esa unión de los argentinos, pero nos encontramos desde el primer día con una especie de "club del helicóptero".

Finalmente, Bullrich hizo un balance de su gestión, de la que destacó el haber tomado decisiones "que han cambiado la percepción acerca como se veían las fuerzas de seguridad". "Por ejemplo en el caso (de Santiago) Maldonado, o cuando defendimos a (Luis) Chocobar", graficó.

Y finalizó:"Fueron decisiones donde explicitamos una idea de que no íbamos a aceptar una estigmatización de las fuerzas de seguridad por el hecho de hacer las cosas bien, o de que las culparan de ser asesinas cuando no lo eran".