Victoria Donda entra corriendo a la oficina.

—Ya lo decidí, voy a ser candidata a jefa de Gobierno en la Ciudad —suelta la frase ante Infobae como si se tratara de una empresa sencilla.

Semanas atrás admitía tímidamente sus deseos de competir. Ahora directamente lo da como un hecho consumado. El envalentonamiento responde a varias razones: el espacio vacante que dejó Martín Lousteau, quien mutó de opositor a oficialista, y el guiño de algunos referentes porteños.

La diputada integra el colectivo En Marcha, donde sobresalen figuras como el "cayetano" Juan Grabois, el "evitista" Fernando Chino Navarro, el economista Claudio Lozano y la referente de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti, entre tantos otros.

Su apuesta es atraer a sectores progresistas y también "a los desencantados del kirchnerismo", corriente que volvería a impulsar la candidatura de Mariano Recalde. Sin embargo, en Unidad Ciudadana no descartan cerrar trato con Donda para confeccionar una lista de consenso o, alternativamente, para que participe de una gran PASO opositora que evite la dispersión del voto castigo.

—Estoy caminando mucho y estoy hablando con mucha gente porque la salida a la crisis se construye con unidad —asegura, mate en mano.

Se sabe que Pino Solanas ya la alentó para su objetivo de destronar a Horacio Rodríguez Larreta, y que buscará un gesto similar por parte de Margarita Stolbizer, con quien tiene cita en los próximos días.

La salida a la crisis se construye con unidadrepite Donda como una letanía, descorriendo el velo de lo que se cocina a fuego a lento.

En el marco de esa construcción hubo al menos dos encuentros que no pueden soslayarse. Uno fue con Víctor Santa María, el hombre fuerte del peronismo porteño. El otro, con Alberto Fernández, convertido en jefe de campaña de Cristina Kirchner.

La diputada ya dejó en claro que Somos, su flamante espacio, se presenta explícitamente como antimacrista y no como antikirchnerista, una máxima que define inflexibilidad en un sentido y cierta laxitud en otro.

¿Le alcanzará semejante declaración de principios para sumar masa crítica? Por ahora es todo un misterio.

De lo que está convencida, como una de las abanderadas de la "ola verde" feminista, es de portar un rasgo distintivo respecto a sus potenciales competidores varones. "La ciudad de Buenos Aires nunca fue gobernada por una mujer y necesitamos una mujer para mejorar la calidad de vida. El nivel de insensibilidad de los que gobiernan hoy es enorme", asegura.

Donda tiene alto nivel de conocimiento entre los votantes porteños, y seguramente lo hará valer en las roscas políticas donde se cuecen habas. Sabe que no son pocos los que están pidiendo pista para pelear por la jefatura de Gobierno.

Marco Lavagna y Matías Tombolini, integrantes del espacio massista, ya lo dicen sin rodeos. Matías Lammens, en cambio, se muestra más cauto. Con el padrinazgo del gobernador socialista Miguel Lifschitz, el presidente de San Lorenzo prefiere testear el nivel de apoyo antes de tirarse a la pileta.

A Lammens voy a invitarlo a que me acompañe —se ríe Donda, sabiendo que esa es una manera elegante de desafectarlo de la competencia directa por el cetro opositor.

—Además de Lammens hay muchos otros candidatos que buscan lo mismo que usted —le alerta Infobae.

—Lo sé. Pero yo quiero ser puente para la unidad de toda la oposición. Hay que transformar esta ciudad maquillada en una ciudad vivible. Larreta es Macri. Y este modelo económico implementado por Macri fracasó. Larreta es un simple delegado. No queremos una ciudad de Buenos Aires para Instagram, que tiene cosas que están buenas pero que son sólo para fotografiar y no para vivir. Insisto, queremos una ciudad para vivir, donde funcione bien el transporte, el sistema de salud, donde los niños y niñas no se queden sin vacantes en las escuelas.

—Me dijo que quiere ser un "puente para la unidad" ¿No hay límite en la construcción de esa unidad?

—El límite es el modelo. De un lado estamos los que queremos un Estado a favor de la sociedad y del otro los que quieren un Estado a favor de las corporaciones.

—Como se unificaron las elecciones nacionales con la porteñas, los boletas serán encabezadas por el candidato a presidente de la Nación ¿La suya quién la encabezará?

—Quien exprese la unidad opositora.

—¿Aún si la expresión de esa unidad termina siendo Cristina Kirchner?

—Aún no está definido quién va a ser la expresión de esa unidad. No me voy a adelantar. No voy a hablar antes de esa definición. Lo que le puedo decir es que nosotros venimos trabajando con Felipe Solá y el Movimiento Evita por la unidad de la oposición. Venimos trabajando en la construcción de un modelo de Estado acorde a los nuevos tiempos, que defienda a la sociedad. Y yo quiero defender a los porteños desde la jefatura de Gobierno.