La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, junto a efectivos de Gendarmería Nacional
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, junto a efectivos de Gendarmería Nacional

El personal de las cuatro fuerzas federales que dependen del Ministerio de Seguridad recibirá un bono de fin de año de $5.000 y una suba salarial del 10% que se terminará de cobrar en febrero de 2019.

Mientras que el bono será abonado por el Estado junto con el aguinaldo del mes de diciembre por única vez, la recomposición del sueldo se realizará en dos tramos: un 5% en enero y un 5% en febrero.

La noticia se dio a conocer luego de que el Gobierno aprobara la implementación del bono obligatorio para el sector privado y oficializara una compensación por inflación para unos 140 mil trabajadores de la Administración Pública Nacional.

La negociación de los estatales fue llevada a cabo entre Andrés Ibarra, vicejefe de gabinete, el ministro de Producción Dante Sica y el secretario de Trabajo, Jorge Triaca, por el lado del Gobierno. Y por Andrés Rodríguez, titular de UPCN, por los gremios.

En el caso de las empresas, el decreto presidencial sería publicado mañana en el Boletín Oficial. Se trata de un bono no remunerativo de hasta $5.000, pagadero en dos tramos aunque la segunda cuota, que se debería abonar en enero, podría flexibilizarse previo arreglo entre los sectores sindical y empresario.

Para la compensación estatal, sin embargo, la medida abriría otra brecha entre las administraciones nacional por un lado y la porteña y provincial por el otro, todas del mismo signo político.

Fuentes de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta le aseguraron a este medio que "por el momento la Ciudad no tiene previsto implementar un bono de fin de año". "En este año se había otorgado un 15% de incremento salarial. En septiembre se activó la cláusula de revisión que estipulaba el acta paritaria, y se llegó a un acuerdo por el cual se otorgó un 5% en octubre, noviembre y diciembre, lo que totaliza un 30%", se excusaron desde la administración de la Ciudad.

En el caso de la gobernación bonaerense, contestaron en el mismo sentido: "Por ahora no, se va a evaluar de acuerdo a cómo venga la recaudación". En la discusión por el Presupuesto 2019, que esta semana se aprobaría en el Senado, quedaron al desnudo diferencias entre Nación y Provincia.