El intendente Gustavo Melella va por segunda mandato, elegido en una lista kirchnerista (Sur54)
El intendente Gustavo Melella va por segunda mandato, elegido en una lista kirchnerista (Sur54)

El intendente de Río Grande Gustavo Melella, denunciado por acoso y abuso sexual en la Justicia de Tierra del Fuego por tres obreros de la construcción que le pedían trabajo, aseguró que se trata de una "campaña sucia" y que "se pondrá a disposición" si lo requieren en los Tribunales.

El intendente respondió así por Twitter a la nota del Equipo de Investigación de Infobae publicada este domingo por la mañana. Este medio tuvo acceso exclusivo a las declaraciones testimoniales de los denunciantes, quienes en paralelo a declarar en una causa por irregularidades en la obra pública, decidieron impulsar las acción penal por los delitos a la integridad sexual, de los que acusan a Melella.

Uno de ellos, Mario (se preserva su apellido), ya fue aceptado como querellante por el juez de Instrucción Nº2, Raúl Sahade, y los otros dos pedirían serlo en los próximos días. Infobae viajó a Río Grande y entrevistó a estos otros dos denunciantes, Damián Rivas y Alfredo Suasnabar, y a su ex custodio y mano derecha, Hugo Moya, que confirmó sus dichos.

Este medio había ido a buscarlo a la Municipalidad el martes pasado, pero se encontraba de licencia "por motivos particulares". Tras ubicarlo vía telefónica e intercambiado mensajes con el propio Melella antes de publicar, éste declinó responder las acusaciones o dar su versión de los hechos.

"Ante las acusaciones realizadas en un diario de la Capital Federal, quiero señalar que me voy a defender en la Justicia, que es el ámbito donde corresponde. Estoy a total disposición. El resto son consideraciones políticas", sostuvo en una serie de 11 tweets publicados ayer por la tarde desde su cuenta.

"Con dicha nota, se lanzó la campaña electoral en Tierra del Fuego. Al peor estilo de la isla. Haciendo campaña sucia en lugar de discutir ideas para mejorar la vida de los fueguinos", continuó el funcionario. Sin responder a ninguna de las acusaciones hechas por los denunciantes, consideró que "los dirigentes estamos expuestos a estas situaciones. En Tierra del Fuego, lamentablemente, hay sobrados ejemplos de campañas sucias".

Este ex seminarista, de origen radical que luego se pasó a las filas del kirchnerismo, eligió hacer eje en su trayectoria política en Río Grande, donde va por su segundo mandato. "Hace 7 años que gobierno Río Grande. Me presenté dos veces a elecciones. En mi ciudad, una ciudad donde todos me conocen, obtuve más del 50% de los votos cuando fui reelecto. En 7 años no fui procesado, mucho menos condenado". Y enumeró una serie de obras realizadas en la ciudad por su gestión, y que lo posición con buena imagen en la provincia de cara a la campaña para gobernador del año próximo, con una amplia ventaja sobre la actual mandataria Rosana Bertone, alineada ahora con el PJ.

Melella fue imputado en la Justicia en el expediente sobre presuntos manejos para favorecer a "empresas amigas" con la obra pública local, a partir de una denuncia presentada por el abogado Francisco Giménez.

El juez Raúl Sahade, a cargo del Juzgado de Instrucción Nº2, dictó el 31 de agosto pasado una orden de presentación dirigida a la Secretaría de Obras Públicas y la Contaduría, para recabar la documentación que existiera sobre esas contrataciones. Asimismo, allanó las firmas Luis Marino Vaquera y Patagonia Construcciones SRL que intervinieron en la construcción de las obras denunciadas por el abogado. El magistrado pidió también informes a la Inspección General de Justicia provincial y al Tribunal de Cuentas.

Pero el intendente no está aún imputado por los acosos y abusos sexuales detallados por tres trabajadores en Río Grande al declarar sobre los manejos den la obra pública por parte de Melella, que los habrían dejado sin cobrar la totalidad de los trabajos realizados.

En su cuenta de Twitter, aseguró que estará a disposición de la Justicia y concluyó: "Y al mismo tiempo voy a seguir gestionando para que toda la comunidad de Río Grande y Tierra del Fuego, viva mejor.
Según Melella, lo que él denomina "ataques" son producto de la disputa política . "En todas las encuestas aparezco con una amplia ventaja sobre cualquier otro candidato. En algunas duplico la intención de voto sobre el segundo" . Ese es el verdadero motivo de estos ataques. Por eso se montó esta campaña que implica una inversión millonaria para desprestigiarme".

Melella consideró que "la campaña se basa en prejuicios, discriminación y cuestiones de la vida privada". La investigación revelada por Infobae no hace juicio de valor sobre su vida privada, sino sobre el mecanismo de extorsión sexual denunciado por sus presuntas víctimas.

Seguí leyendo