Embajador español Javier Sandomingo
Embajador español Javier Sandomingo

"La visita busca animar a las empresas españolas, tanto las que ya están aquí como las que tienen interés manifiesto o no de venir aquí, con la nueva realidad económica argentina, los cambios que hubo, cómo afectaron los niveles de seguridad jurídica, de previsibilidad e interlocución entre ambos gobiernos", dijo el embajador Francisco Javier Sandomingo, en vísperas del arribo del presidente del gobierno español, Mariano Rajoy. Agregó que "los temas de la agenda entre ambos países son muchos, y hemos tenido que hacer una selección, pero es una agenda desprovista de contenciosos en lo absoluto". "Es la visita a un país con el que hay una relación muy fluida, muy amable y muy constructiva", enfatizó.

La abrupta salida de Repsol en el año 2014 no será un asunto que se tratará con este Gobierno, y tampoco los reclamos de Telefónica para que pueda brindar servicios de cuádruple play, que serán resueltos hoy mismo por Argentina. "Siempre hay problemas en una relación, pero en este caso me parece que está encarrilado, porque ahora hay una relación de confianza, de buscar soluciones para los problemas, y la letra gruesa va en la buena senda", explicó.

Sandomingo se reunió hoy por la mañana con periodistas argentinos para dar a conocer la inusualmente extensa agenda de Rajoy, que llegará el lunes 9 por la noche y se quedará hasta el miércoles 11 por la tarde. El presidente del gobierno español había viajado a Buenos Aires en septiembre de 2013 para impulsar a España como sede de los Juegos Olímpicos en el 2020, que se sortearon aquí. Sin embargo, evitó el encuentro con Cristina Fernández de Kirchner, porque el conflicto por Repsol pasaba por un momento álgido.

El embajador español dijo que "Argentina puede ser una enorme contribución en la región en dos direcciones, por un lado, en el mantenimiento de los niveles de estabilidad política y, por el otro, como impulso a una mayor integración comercial". Definió al Mercosur como "el proceso más exitoso de integración" de América Latina y resaltó también la importancia de la Alianza del Pacífico. "En nuestra opinión, esos bloques integrados están en condiciones de generar estabilidad política y económica a la región", agregó.

En otro momento del diálogo con los periodistas, reconoció que "la relación comercial no está a la altura de nuestras inversiones" y auguró un crecimiento cuando finalmente se concrete el acuerdo Unión Europea/Mercosur. Además, dijo que "infraestructura, energía renovable y turismo" son las áreas de mayor interés de parte de los empresarios españoles.

Mariano Rajoy y Mauricio Macri,  en febrero de 2017, pasean por los jardines del Palacio de la Moncloa
Mariano Rajoy y Mauricio Macri,  en febrero de 2017, pasean por los jardines del Palacio de la Moncloa

En cuanto al análisis de los asuntos regionales, Sandomingo dijo que se pasará revista a todos los temas, "es inevitable hablar de Venezuela", y "no me consta, pero también se hablará de Brasil, como de México y Perú". Sobre la posibilidad del ingreso de Argentina a la OCDE, recordó que España respalda activamente la postulación y aseguró: "Tengo entendido que no hay obstáculos (para que se concrete), solo cuestiones procedimentales".

Una nutrida delegación de 70 empresarios acompañará a Rajoy, que justamente abrirá un foro el martes por la mañana, inicio de la visita oficial, buscando "enviar mensajes de apoyo a las reformas en materia económica" que está encarando el Gobierno argentino. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, lo acompañará en esa apertura. Más tarde, otros ministros argentinos se incorporarán al evento, como el de Producción, Francisco Cabrera, y el de Transporte, Guillermo Dietrich.

Sandomingo cuando estuvo en el piso de Infobae TV
Sandomingo cuando estuvo en el piso de Infobae TV

Luego de esa apertura, Rajoy se trasladará a depositar una ofrenda floral al monumento del Libertador José de San Martín, y luego partirá a Casa Rosada, donde tendrá una entrevista personal con Mauricio Macri. Funcionarios de ambos gobiernos se incorporarán a la reunión y un grupo de grandes empresarios españoles podrán juntarse con ambos mandatarios también. Luego ofrecerán una conferencia de prensa y pasarán a un gran almuerzo, donde se espera la presencia de 400 personas.

El miércoles por la mañana, Rajoy dará una conferencia organizada entre el Consejo Argentino de Relaciones Internacionales (CARI) y la Fundación Libertad, donde es probable que sea acompañado por el presidente Macri. De allí, ambos se dirigirán al Parque de la Memoria para hacer un homenaje a los desaparecidos argentinos durante la dictadura. Luego, el presidente del gobierno español partirá al Congreso, donde se reunirá con la vicepresidente Gabriela Michetti, el vicepresidente provisional Federico Pinedo y el presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó. Se quedará a almorzar allí, con Monzó y los jefes de todos los bloques.

Rajoy llegará acompañado de una nutrida delegación de su propio gobierno, incluido el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis Quecedo, que normalmente no viaja con el presidente del gobierno. Se trata de dar continuidad a la destacada visita de Macri que se realizó en febrero del año pasado a Madrid, cuando se retomaron los estrechos vínculos entre ambos países, cortados durante los tensos años K.

La última vez que hubo una visita oficial de un presidente del gobierno de España fue en noviembre de 2007, cuando viajó José Luis Rodríguez Zapatero a Santiago de Chile, y realizó un breve paso por Buenos Aires, cuando se reunió con el por entonces presidente Néstor Kirchner y la ex presidente electa. En este caso, la visita de Rajoy es exclusiva a la Argentina.