Alberto Nisman, ex fiscal especial para la causa AMIA (Reuters)
Alberto Nisman, ex fiscal especial para la causa AMIA (Reuters)

A mitad de año se podrá saber si el fallecido fiscal Alberto Nisman se suicidó o lo mataron. El 1° de febrero, Gendarmería Nacional iniciará una junta interdisciplinaria que durará por lo menos cuatro meses. Si el procedimiento se cumple de acuerdo con los plazos previstos, en junio habrá una conclusión, a dos años y medio de la muerte ocurrida el 18 de enero de 2015 en un departamento de Puerto Madero.

El fiscal federal Eduardo Taiano ordenó en diciembre realizar la junta para "arribar a una única conclusión, clara y precisa, con certeza científica, respecto de la naturaliza del hecho investigado, debiéndose especificar cuál es la hipótesis causal de la muerte violenta del Dr. Nisman (homicidio o suicidio)".

La solicitud surgió porque hasta el momento no fue posible "arribar a una conclusión certera", sostiene el dictamen del fiscal al que accedió Infobae. Para Taiano, la junta médica de los forenses y la criminalística de Policía Federal que se realizó no permitieron "aproximarse a la causa de la muerte del Dr. Nisman".

La junta la realizará la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería. El director del área, el comandante mayor Orlando Livio Caballero, será el encargado de encabezar la pericia y tendrá su "exclusiva coordinación".

El fiscal Eduardo Taiano
El fiscal Eduardo Taiano

Caballero ya informó su plan de trabajo: lo acompañará un equipo de 27 profesionales de distintas especialidades y la junta llevará por lo menos cuatro meses.

El fiscal Taiano le solicitó a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, que Gendarmería tenga todos los recursos económicos para hacer la junta y que el personal de la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses tenga "dedicación exclusiva" para hacer el trabajo.

En la junta se analizará toda la prueba médica, balística, criminalística, videos, fotos que hay en la causa. Gendarmería podrá convocar a los peritos oficiales y de parte que intervinieron en el expediente.

"Así entiendo que la sumatoria de conocimientos en las distintas materias que corresponden ser objeto de análisis, por parte de profesionales expertos en las mismas, sobre un objeto común y con un trabajo integrado, conllevará a un diagnóstico certero", sostuvo Taiano, quien también solicitó informes periódicos sobre el avance de la junta.

Gendarmería trabajará con sus profesionales y luego convocará a los peritos de las dos querellas (la que representa a las hijas de Nisman y a la madre y hermana del fallecido fiscal) y de la defensa del técnico informático Diego Lagomarsino, el único imputado en la causa por entregarle a Nisman el arma desde la que salió el tiro que terminó con su vida.

Entre todos habrá una conclusión en la que podrá haber una opinión unánime sobre si Nisman se suicidó o lo mataron o posturas en disidencia.
El trabajo final pasará al fiscal Taiano y al juez federal Julián Ercolini que lo analizarán con el resto de las pruebas que hay en la causa. El fiscal primero deberá dictaminar y el juez luego dar su fallo sobre si a Nisman lo mataron o se suicidó. Otra hipótesis es que el fiscal fue instigado al suicidio.

Pero la junta interdisciplinaria será fundamental para saber qué pasó con Nisman. "Va a ser el broche de oro", la definió una fuente de la investigación.