Alejandro Sánchez Sánchez, “asesor en la sombra” de Pedro Castillo, aterrizó en Perú deportado de EE.UU.

Investigado pisó suelo peruano esta tarde. Infobae pudo conocer que la apelación contra su deportación fue rechazada por el Tribunal de Inmigración del Departamento de Justicia

Guardar

Nuevo

Fuente: Ministerio Público

El dueño de la casa del jirón Sarratea y amigo del expresidente Pedro Castillo, Alejandro Sánchez Sánchez, llegó este jueves a territorio peruano luego de que Estados Unidos ordenara su expulsión. El vuelo chárter, que transportaba a 150 deportados, arribó al Grupo Aéreo N.º 8 a las 14:10 horas.

La fiscal Naomi Bustillos, del Equipo Especial de Fiscales Contra la Corrupción del Poder (EFICCOP), se encuentra en el lugar para garantizar que se cumplan con los protocolos correspondientes. Sánchez Sánchez es considerado un asesor clave de Castillo y su arribo al país marca un nuevo capítulo en las investigaciones que rodean al exmandatario y su círculo cercano.

El Tribunal de Inmigración del Departamento de Justicia ya había dispuesto la expulsión de Sánchez Sánchez en abril de este año. Sin embargo, Sánchez Sánchez, quien fue capturado en 2023 en la frontera de Estados Unidos con México, apeló esta decisión.

Infobae pudo conocer que dicha apelación fue rechazada el 10 de mayo. El prófugo investigado solicitó a inicios de junio que el caso sea reabierto ante la Junta de Apelación de Inmigración.

Alejandro Sánchez Sánchez deportado de EE.UU. Foto: Ministerio Público
Alejandro Sánchez Sánchez deportado de EE.UU. Foto: Ministerio Público

Antes de ser abordado a un vuelo rumbo a Perú, Alejandro Sánchez Sánchez se encontraba recluido en el Centro de Procesamiento del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Pine Prairie, en el estado de Luisiana.

Según informó el Equipo Especial contra la Corrupción en el Poder (Eficcop), el investigado en el caso “Asesores en la sombra” pisará suelo peruano al promediar las 3:30 de la tarde. Sobre él pesa una orden de 30 meses de prisión preventiva.

Una vez que se encuentre en territorio peruano, deberá pasar por el control de identidad respectivo ante el Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional de turno. Luego, será puesto a disposición del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) para que sea ingresado a un centro penitenciario.

Dueño de la casa de Sarratea en Breña, abordó el avión que lo traerá de regreso a Perú. Video: Canal N

Le negaron asilo político

Alejandro Sánchez Sánchez, propietario de la conocida casa de Sarratea, ha visto su solicitud de asilo político en Estados Unidos rechazada. Así lo informó el lunes 23 de octubre la excanciller Ana Cecilia Gervasi. Sánchez Sánchez, quien se encuentra detenido desde septiembre por ingresar de manera irregular a territorio estadounidense, está bajo investigación en el marco del Caso Gabinete en las Sombra.

Según las declaraciones de Gervasi, las autoridades norteamericanas negaron la solicitud de asilo presentada por Sánchez Sánchez.

Alejandro Sánchez Sánchez deportado de EE.UU. Foto: Ministerio Público
Alejandro Sánchez Sánchez deportado de EE.UU. Foto: Ministerio Público

El empresario fue arrestado el pasado 8 de septiembre en Texas, Estados Unidos, al cruzar ilegalmente la frontera desde México. La policía lo detuvo en la localidad de Eagle Pass. La persecución de Sánchez Sánchez, que se intensificó con su captura, obedecía a la acusación de fugarse de Perú en octubre de 2022 para evadir la justicia. Durante su fuga, el Ministerio Público de Perú lo acusó de formar parte de una supuesta organización criminal liderada por el expresidente Pedro Castillo, con el objetivo de colocar a personas afines en posiciones clave dentro del gobierno para beneficiarse de obras y licitaciones públicas.

El Ministerio del Interior peruano ofreció una recompensa de 30 mil soles por información que condujera a su detención. La casa de Sarratea, en el distrito de Breña, adquirió notoriedad luego de la victoria electoral de Pedro Castillo en 2021. Se sospecha que en este lugar se realizaron reuniones y coordinaciones que se investigan como presuntamente irregulares.

En noviembre de 2022, poco antes de entrar en la clandestinidad, se dictó 30 meses de prisión preventiva contra Sánchez Sánchez por el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, una medida que no se pudo aplicar debido a su condición de prófugo.

Según su abogado, el exfiscal supremo Tomás Gálvez, el dueño de la casa de Sarratea tenía planeado, en algún momento de su paso por la clandestinidad, entregarse a las autoridades. Sin embargo, ello no se concretó “al ver que no había imparcialidad”.

“Él estaba escondido no sé dónde, pero consideraba que era inocente y, obviamente, desde la defensa, no hemos encontrado una prueba en el expediente que podría determinar su amistad. Por eso es que no se presentaba. Pero ¿qué sucede? Cuando se incautaron sus bienes, la casa de Sarratea especialmente, (...) cuando se estaba resolviendo la apelación, él estaba por presentarse porque considero que la marea mediática había disminuido. Cuando confirmaron la incautación, él considero que no había ninguna garantía para presentarse y, seguramente, ahí tomó la decisión de salir al extranjero”, declaró Gálvez en setiembre de 2023.

Guardar

Nuevo