El Tren de Aragua pierde terreno en Perú: esta banda lo desplazó en Lima y ‘compró’ a sus gatilleros

La organización criminal liderada por alias El chino, un peligroso delincuente peruano, tendría ya en sus manos la plaza de la prostitución del distrito de Lince, según informes de la PNP

Guardar

Nuevo

Los constantes golpes de la Policía Nacional del Perú (PNP) a sus llamados ‘búnker’ y la captura de varios de sus más sanguinarios líderes, entre ellos el desalmado Héctor Prieto Materano, alias Mamut, empezaron a pasarle factura a la megabanda venezolana Tren de Aragua, que tuvo un rápido ascenso en nuestro país desde que llegó a finales del 2019.

De acuerdo a reportes de inteligencia policial, la plaza de la prostitución de Risso, en el distrito de Lince, ya no estaría más bajo el poder de la temida organización criminal extranjera. El grupo que contralaría el cobro de cupos en esta zona rosa de Lima Metropolitana sería la ‘One Family’.

El salvaje ataque del pasado viernes 7 de junio a dos mujeres venezolanas en la vía pública, justamente en las inmediaciones del jirón Risso, fue la confirmación para las autoridades peruanas que el Tren de Aragua ya no estaría a cargo de esta plaza y que quiénes ya retomaron el control son los integrantes del mencionado bando.

El Tren de Aragua tuvo un rápido ascenso desde que llegó al país, pero ya estaría empezando a perder terreno, de acuerdo a reportes policiales. (Composición: Infobae Perú)
El Tren de Aragua tuvo un rápido ascenso desde que llegó al país, pero ya estaría empezando a perder terreno, de acuerdo a reportes policiales. (Composición: Infobae Perú)

Según información en poder de la PNP, la ‘One Family’ es una banda criminal que es liderada por el delincuente peruano Danny Zapata Sosa, mejor conocido en el mundo del hampa como El chino, quien posee antecedentes penales por robo, violencia y hurto y tiene actualmente una requisitoria vigente.

Al servicio de El Chino

Las investigaciones de la Policía Nacional ya arrojaron que la One Family no es un grupo delictivo conformado enteramente por peruanos. Entre sus filas tiene a avezados gatilleros venezolanos, posiblemente antes integrantes del Tren de Aragua, que al ver disminuido a su organización, decidieron ponerse — por varios miles de soles mensuales— a los servicios de El chino.

Por los reportes de inteligencia, se supo que estos gatilleros venezolanos no tienen poder de decisión dentro de la estructura de la One Family, puesto que Zapata Sosa los mantendría al margen y solo les ordenaría que se centren en sus tareas delictivas de sicariato y extorsión a las trabajadoras sexuales de Risso.

Un grupo de mujeres venezolanas se encuentra en una esquina cerca al jirón Risso. Aparentemente están a la espera de clientes y siempre tienen la mirada amenazante de los integrantes de las llamadas mafias del sexo.
Un grupo de mujeres venezolanas se encuentra en una esquina cerca al jirón Risso. Aparentemente están a la espera de clientes y siempre tienen la mirada amenazante de los integrantes de las llamadas mafias del sexo.

Las meretrices extranjeras, identificadas con las iniciales F.H.T y J.V.A., quienes no sobrepasan los 23 años de edad, fueron atacadas a balazos por sicarios de la One Family por negarse pagar un cupo por ‘seguridad’ y ‘por derecho’ a ofrecer sus servicios en esta zona rosa de la capital.

La PNP identificó a los responsables del atentado como David Álvarez Aular, de 26 años, y Sandy Venales Espinoza, de 22. Testigos confirmaron a las autoridades que ambos sujetos de desplazaban por Risso haciéndose pasar por repartidores de delivery y cuando vieron a ambas mujeres fueron directamente a acribillarlas. Les exigían el pago de 500 soles semanales a cada una.

Tras el violento ataque perpetrado por los peligrosos sujetos, Infobae Perú confirmó que la zona viene siendo reforzada con presencia de agentes del Serenazgo Municipal de Lince y de la Policía Nacional. Aunque esto no sería garantía que se frene la criminalidad, pues, en anteriores oportunidades, incluso con un estado de emergencia en curso, se seguieron reportando hechos delictivos en Lince.

‘One Family’, la red criminal involucrada en los atentados contra las trabajadoras sexuales en Lince| PNP
‘One Family’, la red criminal involucrada en los atentados contra las trabajadoras sexuales en Lince| PNP

La Dinastía Alayón sigue operando

Una de las facciones del Tren de Aragua que sigue operando en el Perú es la llamada Dinastía Alayón. Hasta el momento, conservan la batuta de la plaza de prostitución de Fiori, en el distrito de San Martín de Porres.

“Son sanguinarios, son despiadados con las trabajadoras sexuales que no cumplen con el pago semanal. Incluso, pueden pagar hasta con la propia vida”, dijo el coronel PNP José Paico, jefe de la División Policial Norte 3, a Panorama.

De acuerdo a la Policía Nacional, la Dinastía Alayón, que también ya sufrió la detención de varios de sus más importante integrantes, continúa reorganizándose y trayendo mujeres desde Venezuela para explotarlas sexualmente en alguna calle de la zona norte de Lima Metropolitana.

Mafias se pelean las llamadas 'zonas rosas' en Lima por la cantidad de dinero que pueden amasar mediante el cobro de "cupos".
Mafias se pelean las llamadas 'zonas rosas' en Lima por la cantidad de dinero que pueden amasar mediante el cobro de "cupos".

La honda preocupación de las autoridades recae en que varias de esta féminas extranjeras, entre las que también figuran de nacionalidad colombiana y ecuatoriana, aunque en menor proporción, son menores de edad.

En la plaza de Fiori no solo pagan las llamadas ‘multadas’ (mujeres que son traída para ser explotadas sexualmente), sino también cualquier meretriz, peruana o de cualquier otra nacionalidad, que desee ofrecer sus servicios en esta zona rosa.

La PNP tiene fundadas sospechas que estos mismos proxenetas son los que también extorsionan a ambulantes y dueños de comercios en este punto de San Martín de Porrres.

La Dinastía Alayón es el grupo criminal fuerte en la zona norte de Lima y, por el momento, no parece haber otro organización que amenace su hegemonía.

Guardar

Nuevo