La otra cara del Día de la madre: Embarazo adolescente empieza a tener peligroso repunte en Perú

Tan solo de enero a de setiembre del 2023, se han registrado más de 30 mil recién nacidos de adolescentes de 10 a 19 años de edad, según un informe de Mesa de Concertación

Guardar

Nuevo

Se alerta de un significado repunte de embarazo adolescente. (Foto: Andina)
Se alerta de un significado repunte de embarazo adolescente. (Foto: Andina)

En Perú, se ha registrado un incremento preocupante en la tasa de embarazos adolescentes, trastornando las tendencias de disminución observadas en años anteriores. Este fenómeno no solo plantea serias implicaciones sociales y económicas sino que también señala la necesidad urgente de intervenciones eficaces.

En vísperas del Día de la Madre, la Agencia Andina revela en un informe detallado las complejidades detrás del aumento de la maternidad temprana y sus retos relacionados, con aportes de expertos del Ministerio de Salud y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), además de testimonios personales que subrayan la gravedad de la situación.

El informe especial titulado “Embarazo adolescente: el costo de la maternidad temprana” no solo destaca las estadísticas recientes sino que también ofrece una perspectiva profunda sobre las consecuencias de larga duración para las madres jóvenes y sus hijos.

Dentro de este análisis, resalta la historia de Lisbeth, una madre que a sus 34 años se enfrenta a la realidad de convertirse en abuela, luego de que su hija de 16 alunara, poniendo fin a su educación secundaria prematuramente. Esta situación personal ejemplifica las múltiples capas de desafíos que envuelven el embarazo adolescente, desde el ámbito personal hasta el impacto colectivo sobre la pobreza y la deserción escolar.

Educar para generar consciencia

Se alerta de un significado repunte de embarazo adolescente. (Foto: Andina)
Se alerta de un significado repunte de embarazo adolescente. (Foto: Andina)

La discusión sobre estrategias para abordar esta problemática recoge experiencias tanto nacionales como internacionales, buscando iniciativas que puedan ser aplicadas eficazmente en el contexto peruano. Los expertos subrayan la importancia de educar y generar conciencia no solo entre los adolescentes sino también en los espacios familiares, enfatizando la educación sexual integral como un pilar fundamental para la prevención.

Además, el informe remarca la conexión entre el embarazo adolescente y secuelas más amplias como el incremento en problemas de salud física y mental, así como el perpetuar ciclos de pobreza, iluminando así la multifaceticidad de este desafío social.

A medida que Perú lucha por revertir esta tendencia al alza, el testimonio de Lisbeth y las evaluaciones de expertos sirven como un llamado urgente a la acción, instando a una colaboración multisectorial para enfrentar este creciente problema.

Datos alarmantes

Según la Mesa de Concertación para la lucha contra la Pobreza, que recoge datos del Sistema de Registro del Certificado de Nacido Vivo del Ministerio de Salud (Minsa), durante el año 2022, se informó un aumento notable en la tasa de natalidad entre adolescentes en Perú, con un total de 50,313 bebés nacidos de madres entre 10 y 19 años.

Una joven se sienta afuera de su hogar para darle de lactar a su bebé, en una fotografía de archivo. EFE/Aldair Mejía
Una joven se sienta afuera de su hogar para darle de lactar a su bebé, en una fotografía de archivo. EFE/Aldair Mejía

Este incremento destaca una situación inquietante, particularmente entre las niñas menores de 15 años, donde se registraron 1,620 casos, marcando un crecimiento de 185 nacimientos en comparación con el año anterior.

Asimismo, hasta septiembre de 2023, ya se contabilizaron 30,345 nuevos nacimientos en este grupo etario, revelando la persistencia de este fenómeno.

El reporte subraya un aspecto alarmante de esta realidad: la legislación peruana tipifica como violación sexual las relaciones sexuales con menores de 14 años, lo que refleja una grave problemática de violencia sexual en el país.

Hasta la fecha, en 2023, se han atendido 17,178 casos de violencia sexual, de los cuales el 71% afecta a menores de edad, destacando una vulnerabilidad específica en niñas, niños, y adolescentes frente a este tipo de agresiones.

Esta problemática no solo implica una preocupación en términos de salud pública y derechos humanos sino también resalta la necesidad urgente de acciones dirigidas hacia la prevención y la protección de los menores en Perú.

La alta incidencia de embarazos en adolescentes, junto con el significativo número de casos registrados de violencia sexual, hace eco de las demandas por políticas más eficaces y soportes integrales para las víctimas.

Guardar

Nuevo