Día del Abuelo: ¿cómo emprender en la tercera edad y qué retos enfrentan?

A medida que la esperanza de vida aumenta, los adultos mayores tienen la oportunidad de demostrar su capacidad emprendedora y desafiar estereotipos. La especialista Elizabeth Gómez destaca cómo el emprendimiento en la tercera edad no solo es viable, sino esencial para un envejecimiento saludable.

Guardar

Nuevo

Hoy en día, los adultos mayores tienen la posibilidad de emprender y mejorar sus oportunidades económicas. Crédito: Andina
Hoy en día, los adultos mayores tienen la posibilidad de emprender y mejorar sus oportunidades económicas. Crédito: Andina

Llegar a una edad avanzada es para muchos sinónimo de jubilación, descanso, diversos padecimientos y mucho tiempo libre. Esta etapa también está asociada a un deterioro de las funciones cognitivas, físicas y socialmente hablando, las personas empiezan a ver a los adultos mayores como personas que no pueden valerse por sí mismas o no son capaces de realizar tareas complejas, como emprender un negocio, idea que a muchos les resulta una locura cuando se habla de ella una vez pasada la juventud.

Pero, ¿es realmente cierto? En diálogo con Infobae Perú, Elizabeth Gómez, especialista en proyectos del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad del Pacífico y líder del proyecto Ecosistema Plateado en Perú, dio detalles al respecto y explicó algunos puntos relevantes a tener en cuenta acerca de la posibilidad de hacer empresa cuando ya empiezan a llegar los primeros años de la popular ‘tercera edad’.

Una mayor esperanza de vida

Muchos adultos mayores encuentran satisfacción en convertir sus pasatiempos en negocios lucrativos. Crédito: Andina
Muchos adultos mayores encuentran satisfacción en convertir sus pasatiempos en negocios lucrativos. Crédito: Andina

Elizabeth Gómez explicó acerca de la nueva tendencia que se está experimentando en el mundo respecto del envejecimiento, resaltando la importancia de que la población esté informada sobre ello.

“A nivel global, las cifras estadísticamente nos dicen que vamos a vivir más años, y por ende, si sumamos esa tendencia al tema de que las mujeres ya no estamos teniendo hijos como antes o muchas estamos optando por no tenerlos, encontramos un tema económico que nos preocupa y que, obviamente, tendríamos los jóvenes que ver cómo vamos a solventar a nuestros mayores”, explicó Gómez.

En tal sentido, es importante recordar algunas cifras que confirman que, efectivamente, estamos frente a un panorama donde la población tiene una mayor esperanza de vida y los adultos mayores ya no serán el grupo poblacional más pequeño en diferentes partes del mundo.

En 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que hoy en día la población a nivel mundial vive más allá de los 60 años. Así, todos los países experimentan un incremento tanto de la cantidad como de la proporción de personas mayores en la población. En 2030, una de cada seis personas en el mundo tendrá 60 años o más y se prevé que el número de personas de 80 años o más se triplique entre 2020 y 2050.

El emprendimiento en personas mayores

Una vez explicado este punto, surge la duda sobre si es posible emprender durante una edad avanzada. Para Gómez, esto es completamente viable, pero no solo eso, explicó que hoy en día es sumamente necesario promover emprendimientos llevados a cabo por personas mayores ya que podrían convertirse en un sostén económico de cara a un futuro lleno de retos.

“El emprendimiento surge como una posibilidad, un camino, una salida, para que los adultos continúen siendo autónomos en la sociedad. Esto siempre y cuando, lógicamente, lleguen a una buena salud [...] muchos están llegando en mejores condiciones, tanto de salud física como mental. Entonces, mientras surja eso, el emprendimiento todavía a los 50 se puede empezar, y más aún, tenemos emprendedores de 60, de 70″, precisó.

Sin embargo, llevar a cabo las ideas emprendedoras no solo tiene que ver con el aspecto económico, sino que va ligado a un propósito de vida y al ámbito emocional.

“Más allá de promover el emprendimiento en los adultos como una salida solamente para el tema de mantención económica, para autonomía, es también por un tema emocional, porque ellos sienten que están cumpliendo su propósito. Muchas veces ya emprenden no tanto ligado a un tema de ‘quiero producir para sobrevivir’, sino ‘quiero producir para dejar algo a mis hijos, a mi familia’”, explicó la especialista.

Edadismo, un término poco conocido

Desafortunadamente, aunque nos encontramos en la llamada Década del Envejecimiento Saludable 2021-2030, declarada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre del 2020, la realidad es que hay muchos mitos alrededor de alcanzar edades avanzadas.

Los adultos mayores aportan conocimientos valiosos y perspectivas únicas a la comunidad emprendedora. Crédito: Andina
Los adultos mayores aportan conocimientos valiosos y perspectivas únicas a la comunidad emprendedora. Crédito: Andina
Hablarle como un niño a un adulto mayor, no dejarlo trabajar o creer que no puede participar de una vida activa constituyen en muchos casos una serie de prejuicios que derivan de forma inevitable en una discriminación por temas de edad.

A estos estereotipos se les conoce como edadismo. Desafortunadamente, esto se ha instalado en la sociedad al punto que está normalizado y poco se habla de ello. La OMS indica que “una de cada dos personas en el mundo tiene actitudes edadistas, lo que empobrece la salud física y mental de las personas mayores, además de reducir su calidad de vida”.

En diálogo con Infobae Perú, Elizabeth Gómez enfatizó la importancia de visibilizar este problema y ayudar a combatirlo.

“Tiene que cambiar ese paradigma de ver a los adultos como personas que ya van a descansar o ya no van a tener proyectos [...] por ejemplo, en las oficinas si una persona sigue trabajando a los sesenta y tantos ya están pensando en jubilarlo, y de repente mentalmente, físicamente, la persona se siente bien y quiere seguir trabajando” detalló.

Reiteró que las personas están llegando a edades avanzadas en mejores condiciones pero también con un mayor deseo de seguir realizando actividades, por tanto es necesario ser conscientes de esa realidad. “De repente familiares de 70 años ya no son las personas que teníamos como ‘abuelitos’. Ya llegan de una mejor manera, tienen actividades, tienen amigos, o sea, ¿por qué no brindarles diferentes productos y servicios que estén adaptados a sus necesidades? De repente la familia ya no los involucra en las conversaciones cuando en otras sociedades como la oriental ellos son los más respetados”, enfatizó.

Rompiendo la brecha digital

Por supuesto, aunque emprender sigue siendo una posibilidad tanto para jóvenes como para adultos, la realidad es que el mundo digital ha llegado para quedarse y ha revolucionado la forma en la que muchos negocios realizan sus actividades, pero también se ha vuelto un reto para aquellos adultos que desean insertarse en estos espacios pero no cuentan con el conocimiento necesario.

En tal sentido, la líder del proyecto Ecosistema Plateado en Perú se mostró optimista y dio detalles de iniciativas como “Emprende 50+”, donde se busca enseñar a los adultos mayores a usar las principales herramientas digitales para llevar a cabo sus ideas emprendedoras, o los programas gubernamentales que están poco visibilizados pero que son una excelente opción.

Con todo esto se busca que las personas adultas tengan menos temor al momento de moverse en el mundo digital. “Creo que todos nos hemos puesto el paradigma. Ellos, por un lado, de temor de algo nuevo, y nosotros por verlos y pensar: ¡uy, se van a demorar!” No obstante, para Gómez es posible que los adultos dominen las herramientas digitales y puedan sacar adelante sus emprendimientos a través de ellas.

La capacitación en tecnología es clave para que los adultos mayores se aventuren en el mundo emprendedor en línea. Crédito: Andina
La capacitación en tecnología es clave para que los adultos mayores se aventuren en el mundo emprendedor en línea. Crédito: Andina
“Yo creo que cada vez que pongamos mayor foco en este segmento podremos hacer clases adaptadas. De repente en tecnología pues no irán tan rápido al inicio, pero hay que tener la paciencia para hacerlo”, sostuvo.

El rol del adulto mayor en el ecosistema emprendedor

Elizabeth Gomez también explicó el impacto que tienen los adultos mayores dentro de este convulsionado ecosistema.

Ellos tienen la experiencia que no tenemos. Realmente la experiencia no la aprendes, no la puedes leer en un libro. Los chicos pueden leer muchas cosas, pero la experiencia la tienes que caminarla. Ellos ya han pasado por muchas experiencias. Si han trabajado o no han trabajado, ya creativamente salieron de esos problemas y pueden darle mucha enseñanza a los jóvenes”.

La especialista agregó que otro impacto significativo se encuentra en los emprendimientos de los jóvenes que están dirigidos hacia un público adulto, ya que muchos de estos productos fueron inspirados por las necesidades del segmento de edad avanzada y buscan mejorar su calidad de vida.

En ese sentido, la especialista destacó la importancia de la intergeneración, el trabajo conjunto entre personas adultas y jóvenes para sacar adelante ideas de negocio, donde ambos pueden aportar sus conocimientos y formar empresas familiares exitosas.

“No viene bien decir: ‘él ya es mayor, no tiene ideas nuevas, entonces lo aíslo’; ni tampoco al joven ‘él que sabe’. Creo que todos tienen algo que aportar”, puntualizó.

Consejos para emprender en una edad avanzada

La tecnología brinda oportunidades para que los adultos mayores creen y administren negocios, sin importar su edad. Crédito: Defensoría del Pueblo
La tecnología brinda oportunidades para que los adultos mayores creen y administren negocios, sin importar su edad. Crédito: Defensoría del Pueblo

Antes de finalizar, Elizabeth Gómez explicó algunos puntos importantes que las personas deberían tomar en cuenta si desean sacar adelante sus ideas de negocio una vez llegada a edad adulta.

  • Identificar las necesidades del mercado

La especialista destacó la importancia de observar atentamente qué aspectos o necesidades insatisfechas hay en algún segmento del mercado, con ello se puede obtener ideas que puedan llenar ese nicho.

“El emprendimiento debería partir de una necesidad del mercado. Entonces, en muchos casos, o incluso jóvenes que ven alguna necesidad de su papá, de su abuelo; ahí hay una oportunidad. O ellos mismos (los adultos) preguntarse ¿Qué me falta a mí? ¿Qué quisiera yo? Quisiera de repente tener clases de baile, pero no hay en mi distrito, en mi zona, entonces es una necesidad insatisfecha y yo puedo crearla. Observar mucho es la clave”.

  • Mantenerse actualizado

“No tener miedo, no tener temor si no he probado. Probar. De repente sí se me dificulta mucho algo, pero ya probé y ya salí de la duda. O sea, no alejarse, no decir: ‘¡ay, qué estaré presionando!’, sino más bien: ‘¿quién me puede ayudar?’ Si mi nieto, si mi hijo, o yo ir a una capacitación”, explicó Elizabeth Gómez con relación a este punto.

  • Tener cuidado con las finanzas

En este sentido, la líder del proyecto Ecosistema Plateado en Perú explicó que para emprender también es necesario tener cuidado con los fondos y el tipo de proyecto por el que se apostará.

“El tema financiero también es importante, porque no vamos a negar que el emprendimiento requiere de inversión, entonces, si alguien se va a jubilar, también le diría que tenga cuidado con los fondos, porque no es que a la primera yo digo: ‘¡ah, ya se me ocurrió esta idea!’, y pongo todos mis ahorros y después de qué vivo. Hay que tener cuidado, hay que evaluar las cosas. De repente acercarse a programas que den las municipalidades o las universidades para poder reducir los riesgos, porque el emprendimiento tiene riesgos, pero sí los pueden reducir si se capacitan, se preparan, analizan la idea antes de invertir”, precisó.

Finalmente, hizo un llamado a los jóvenes a romper el paradigma que pesa sobre las personas mayores de cierta edad.

“Todos vamos a llegar a esa edad [...] si tú mejoras la calidad de vida hoy, pensando en tus abuelos o padres, la estás mejorando para ti, porque vas a llegar a una sociedad en donde se te respete más, en donde tengas más opciones, en donde se te valore [...] la idea es que cada uno aporte de la mejor manera y si está en tu posibilidad ayudarlos, hacerlos sentir bien también, a enseñarles algo, a compartir el tiempo, bienvenido”, finalizó.
Guardar

Nuevo