La construcción propone volúmenes bien definidos y de diferentes alturas, todos trabajados con una gama de colores claros y texturas que aportan calidez. Los exteriores están revestidos en Tarquini color hueso, con algunos muros rematados por detalles de madera. La pileta, enmarcada por el verde del jardín (diseñado en conjunto con la paisajista Juliet Steverlynck) mide 9 x 5 metros y tiene un solárium húmedo que marca el formato en "L" (Orlando Piscinas).

El jardín. Foto: Fernando Venegas/Para Ti
El jardín. Foto: Fernando Venegas/Para Ti

En la galería cubierta y también en la que asoma como un patio bajo el sol, ambas con losetas cementicias (Pavimenti) como solado, sillas de hierro vintage y un sillón doble de incienso (Muebles Aysen) crean zonas de estar.

Galería cubierta. Foto: Fernando Venegas/Para Ti
Galería cubierta. Foto: Fernando Venegas/Para Ti
Todos los asientos llevan almohadones y colchonetas comprados en Ikea y se arriman a unas mesas bajas diseñadas por la arquitecta. Foto: Fernando Venegas/Para Ti
Todos los asientos llevan almohadones y colchonetas comprados en Ikea y se arriman a unas mesas bajas diseñadas por la arquitecta. Foto: Fernando Venegas/Para Ti
Reciben junto a la entrada un perchero de hierro y una minialfombra con estampado Chevron en zigzag (Mihran). Foto: Fernando Venegas.
Reciben junto a la entrada un perchero de hierro y una minialfombra con estampado Chevron en zigzag (Mihran). Foto: Fernando Venegas.

En el interior predominan los colores claros (el blanco a la cabeza) y se le dio cierta continuidad a los ambientes al repetir para todos el mismo piso: baldosas cementicias color arena en placas de 80 x 80 cm (Pavimenti).

iLa arquitectura planteada por María Cecilia Raspo propone grandes paños fijos de vidrio que recortan el verde exterior. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti
iLa arquitectura planteada por María Cecilia Raspo propone grandes paños fijos de vidrio que recortan el verde exterior. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti

Dos sillones de respaldo envolvente –línea Her, en madera de petiribí–, un sofá con funda blanca (todo de Dharma Muebles) y una mesa baja con tapa de mármol diseñada por la arquitecta componen un living décontracté, con claro espíritu joven. Los completan unos almohadones comprados en Ikea.

Foto: Fernando Venegas/ Para Ti
Foto: Fernando Venegas/ Para Ti

Un sillón Paulin en cuero negro (Manifesto) dialoga aquí con una lámpara con pie de incienso y pantalla de arpillera, otro diseño de la arquitecta. Cuadritos de chapa dan la nota vintage (Antigüedades González).

Sillón Paulin. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti
Sillón Paulin. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti

La mesa de comedor es de estilo inglés, pero en versión rústica: 2,60 x 120 m de ancho, con tapa de madera recuperada y patinada en color natural (un diseño de la arquitecta realizado por Estilo Campo). La acompañan sillas de petiribí con y sin apoyabrazos, todas con fundas de ecocuero blancas de muy fácil limpieza. Como iluminación central, una lámpara de opalina (Iluminación Garai).

Comedor. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti
Comedor. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti

La cocina tiene muebles realizados en postformado con terminación en color blanco (Artecnica) y mesadas de Silestone beige (Eurostone). Al centro, una superficie de trabajo extra –diseñada a modo de isla o desayunador– suma unas banquetas de cocina con pie de hierro y tapa de madera (Antigüedades González). Las lámparas son de cerámica con cadena (Jeanine Steverlynck, taller de cerámica).

La cocina. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti
La cocina. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti

El playroom es uno de los espacios más usados de la casa, de modo que se lo pensó con capacidad para todos. Allí, un sillón en "L" con funda de algodón lava- ble (Dharma Deco) y almohadones varios (Ikea) abraza una mesa baja de lapacho.

Playroom. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti
Playroom. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti

El dormitorio principal ubica una cama king size con respaldo tapizado en pana color crudo con tachas óxido (Dharma Deco) y blanquería comprada en Ikea. Las lámparas con base de cerámica fueron relizadas por la arquitecta, al igual que la banqueta ubicada a los pies, sobre la que apoya un almohadón también comprado en Ikea.

El dormitorio principal. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti
El dormitorio principal. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti

El baño en suite tiene una mesada de mármol Arabescato (Eurostone) que apoya sobre un mueble vanitory de madera laqueada con tiradores de acero y grifería de acero opaco modelo Dominic (FV). El espejo lleva marco de acero (Francini Vidrios). A su lado se ubica el hidromasaje (Buck & Buck), con frente revestido en cerámicos blancos. Una cortina romana de lino gris forrado brinda intimidad.

Baño en suite. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti
Baño en suite. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti

En otro de los baños, también con pisos de porcellanato italiano, se usaron azulejos subway blancos para revestir el área de ducha, con mampara de vidrio fijo. La mesada es de Portobello símil madera en listones de 1,20 m de largo (SBG) y apoya sobre un mueble heredado y reciclado.

Foto: Fernando Venegas/ Para Ti
Foto: Fernando Venegas/ Para Ti

En el toilette, la mesada, también de porcellanato imitación madera (SBG), suma una bacha de apoyo redonda (Ferrum) y grifería Temple monocomando (FV). El espejo colgante con marco de acero (Falabella) da la nota decorativa.

El cuarto infantil. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti
El cuarto infantil. Foto: Fernando Venegas/ Para Ti

En el mundo privado de la pequeña Josefina, la cama recibe un acolchado con dibujos de hadas (Falabella) y unos almohadones comprados en Ikea. La cajonera de madera laqueada (Della Casa Kids) actúa además como mesa de luz. Unos cuadritos diseñados por la arquitecta –también con dibujos de hadas– y una guirnalda con globos en rosa y fucsia completan la decoración. Las cortinas son de lino (Ikea).

Producción: Esmeralda Ulloa.

 
LEA MÁS: