El sector energético, uno de los ganadores en el mercado bursátil

Qué hay detrás de estos incrementos y cuáles son las perspectivas

Compartir
Compartir articulo
El aumento en las cotizaciones de las acciones de las empresas energéticas se aceleró tras la segunda vuelta electoral en noviembre
El aumento en las cotizaciones de las acciones de las empresas energéticas se aceleró tras la segunda vuelta electoral en noviembre

Desde la asunción de Javier Milei como presidente, el sector energético fue uno de los grandes ganadores del mercado de capitales, impulsado por la proyección de mejoras de los márgenes operativos; es decir, una potencial recuperación de las ganancias.

El aumento en las cotizaciones de las acciones de las empresas energéticas se aceleró tras la segunda vuelta electoral en noviembre. Previamente (y sin la confirmación de un cambio de política) el mercado no tenía muchas expectativas sobre la desregulación de tarifas, así como tampoco de la actualización de precios de los combustibles.

Pero tras el resultado del balotaje que consagró a La Libertad Avanza, esa visión cambió, de la mano de los planes de saneamiento de precios y desregulaciones. Así, los inversores comenzaron a proyectar incrementos en los futuros ingresos de las compañías y a lo largo de estos primeros meses de 2024, las cotizaciones comenzaron a recuperarse.

En este contexto, entre las más beneficiadas, se encuentran las desarrolladoras, productoras y distribuidoras de energía y combustibles fósiles. Es decir, toda la cadena productiva del sector.

Los inversores comenzaron a proyectar incrementos en los futuros ingresos de las compañías a partir de la desregulación de las tarifas

Pampa Energía: participa tanto de la generación y transmisión de energía eléctrica, como en la producción y transporte de gas natural.

YPF: dedicada a la exploración, explotación, destilación, distribución y producción de energía eléctrica, gas, petróleo y derivados de los hidrocarburos y venta de combustibles, lubricantes, fertilizantes, plásticos, entre otros.

Transportadora Gas del Sur: opera más de 9.248 km de ductos conectando el sur y oeste de la Argentina con los grandes centros de consumo, desde hace 32 años. Central Puerto: desarrolladora de inversiones, orientada al mercado energético nacional e internacional. Vende energía eléctrica a clientes privados y estatales con diversas modalidades de suministro.

Transener: es una concesionaria de servicio público de transporte de energía eléctrica de alta tensión de la República Argentina, que opera y mantiene en forma directa 85% de la red de alta tensión y supervisa el 15% restante.

Edenor: es la mayor distribuidora de electricidad de Argentina en términos de número de clientes y electricidad vendida, abarcando una superficie de 4.637 kilómetros cuadrados y una población de aproximadamente 9 millones de habitantes.

Desde noviembre 2023 el promedio de las cotizaciones de las acciones de esas empresas acumula subas de entre 25% y 140% convertidas a dólares (Reuters)
Desde noviembre 2023 el promedio de las cotizaciones de las acciones de esas empresas acumula subas de entre 25% y 140% convertidas a dólares (Reuters)

Desde noviembre 2023 el promedio de las cotizaciones de las acciones de esas empresas acumula subas de entre 25% y 140% convertidas a dólares.

A futuro

Hay varios factores que para el mercado generaron expectativas positivas para las empresas del sector energético. Entre ellos, sobresalen:

  • parte de sus ventas son exportaciones, por lo que la esperada liberación del cepo cambiario afectaría de manera positiva a sus operaciones; y
  • aún mantienen tarifas reguladas, lo que, en una posible desregulación aumentaría sus ingresos.

No obstante, hay que tener presente que invertir en acciones -es decir, en renta variable- implica asumir un riesgo (quizás alto) por su volatilidad, y además, las ganancias pasadas pueden no repetirse, porque el comportamiento de estos activos depende de múltiples factores, algunos relacionados con las empresa en particular y la coyuntura del país en general.

El autor es analista de Portfolio Personal Inversiones (PPI)