Compromiso ético, transparencia y adaptabilidad: las tres claves hacia el desarrollo tecnológico

Ante el temor asociado al crecimiento exponencial de la Inteligencia Artificial, es fundamental comprometerse con el desarrollo de soluciones que amplíen las capacidades humanas sin destruir empleos

Compartir
Compartir articulo
A nivel mundial, la regulación en torno a la transparencia en el uso de grandes modelos de IA seguirá cobrando relevancia (Imagen Ilustrativa Infobae)
A nivel mundial, la regulación en torno a la transparencia en el uso de grandes modelos de IA seguirá cobrando relevancia (Imagen Ilustrativa Infobae)

El año 2023 nos dejó inmersos en un escenario donde la adopción tecnológica, en particular de la IA generativa, experimentó un crecimiento exponencial. Sin embargo, esta adopción no se limita al ámbito empresarial, sino que se convirtió en un fenómeno que alcanza a todos los estratos de la sociedad. Desde redes sociales hasta soluciones empresariales, la presencia de la IA generativa actúa como un catalizador en la búsqueda de nuevas soluciones, abriendo posibilidades y desafíos.

La velocidad de este avance tecnológico sin precedentes plantea retos significativos para las empresas. La realidad es que hay un horizonte difícil de prever y materializar. En este sentido, el ritmo exponencial del desarrollo tecnológico es un desafío que no debe subestimarse: la experimentación con IA no solo requiere comprensión, sino también la capacidad de llevar estas soluciones a la producción de manera efectiva. Un desafío que se intensificará en 2024.

Ante el temor asociado al crecimiento exponencial de la Inteligencia Artificial, es fundamental comprometerse con el desarrollo de soluciones que amplíen las capacidades humanas sin destruir empleos. Este enfoque ético continuará y las empresas van a verse sometidas a un mayor escrutinio sobre el impacto social de sus implementaciones de IA.

Desde redes sociales hasta soluciones empresariales, la presencia de la IA generativa actúa como un catalizador en la búsqueda de nuevas soluciones

A nivel mundial, la regulación en torno a la transparencia en el uso de grandes modelos de IA seguirá cobrando relevancia. Si bien esto puede no afectar directamente a las empresas, la comodidad y aceptación social de estas tecnologías dependerá, en gran medida, de la apertura y claridad en los procesos de entrenamiento de los modelos.

En cuanto a las tendencias tecnológicas, la IA generativa va a seguir siendo dominante, acelerando la adopción de soluciones en la nube. Esto abre una puerta en todo lo relacionado con la digitalización de procesos, permitiendo nuevos casos de uso para resolver procesos manuales de extracción y procesamiento de información. De esta manera, van a poder predecirse fallas en servidores o aplicaciones, así como se les podrán brindar interfaces que les permitan interactuar con grandes volúmenes de datos.

En cuanto a la seguridad, considerando el movimiento hacia la nube, será clave pensar cómo las empresas van a prepararse para proteger mejor sus datos y desarrollar aplicaciones cada vez más seguras. De esta manera, la observabilidad inteligente y la seguridad ocuparán un lugar central, especialmente a medida que las arquitecturas se vuelvan más complejas en el entorno cloud.

La clave de este éxito radica en la adopción de tecnologías emergentes que, aprovechando las últimas innovaciones, contribuyeron al avance global en diversos sectores

En Latinoamérica están comenzando a difuminarse todos aquellos obstáculos que, en algún momento, dificultaron la adopción de las últimas tecnologías. Empresas de la región no solo se volvieron unicornios, sino que comenzaron a competir a nivel mundial. La clave de este éxito radica en la adopción de tecnologías emergentes que, aprovechando las últimas innovaciones, contribuyeron al avance global en diversos sectores. Este fenómeno no solo es una tendencia, sino una realidad en constante expansión.

Durante 2024, seguiremos enfocándonos en el desarrollo de soluciones basadas en Inteligencia Artificial. Una prueba tangible de nuestro compromiso es la creación del Centro de Excelencia de IA, el cual destaca nuestra especialización en soluciones que se despliegan con éxito tanto en AWS como en Microsoft. También nos enfocaremos en los procesos de modernización de aplicaciones y desarrollos. Como tercer pilar de crecimiento, apostaremos a la gestión de datos, ya que observamos una creciente demanda de profesionales que buscan trabajar en entornos de data más ágiles. Nuestra estrategia se centra en la adopción de soluciones de datos que no solo potencien la eficiencia, sino que también aceleren el procesamiento de la información, respondiendo a las necesidades puntuales de cada negocio.

El año 2023 ha sido testigo de un increíble avance tecnológico, pero las proyecciones para 2024 nos desafían, no solo a mantener el ritmo, sino también a abordar las complejidades y responsabilidades asociadas con la adopción acelerada de la Inteligencia Artificial. El compromiso ético, la transparencia y la adaptabilidad serán la clave de este trayecto hacia el futuro tecnológico.

El autor es CEO & Co-Founder de Nubiral