Glamping nómade, una tendencia que crece en Argentina

En qué consiste esta modalidad que se utiliza, cada vez más, para la realización de diferentes eventos

Compartir
Compartir articulo
Carpas de glamping
Carpas de glamping

El glamping, entendido como “el camping con glamour”, es una modalidad plenamente instalada en la Argentina, que crece año tras año.

A su vez, el hecho de que pueda hacerse en forma nómade o trasladable es una alternativa que se viene replicando en diferentes lugares. Si bien ya llegó hace algunos años al país, lo cierto es que se trata de una tendencia creciente, que se utiliza cada vez más en fiestas y eventos de empresas, como una alternativa distinta.

La falta de capacidad hotelera de varios de los pueblos donde se hacen eventos, fiestas de casamiento o de 15, así como también el objetivo de evitar el riesgo de volver con grados no permitidos de alcohol en sangre, son algunas de las razones que llevaron a idear esta alternativa.

Lo cierto es que no es tan habitual que un predio, campo o estancia privada tenga decenas de habitaciones. Por eso, la posibilidad de ofrecerles a los invitados la opción de dormir en carpas cómodas similares a la habitación de un hotel, pero instaladas en el medio de la naturaleza, resulta cada vez más atractiva.

El glamping nómade funciona como si se tratara de un hotel viajero, en el sentido de que cada habitación está mucho más cerca de parecerse a la de un clásico hotel que a una carpa de camping tradicional

Las carpas de glamping son contratadas para varios eventos de este tipo. Por ejemplo, por empresas para hacer retiros durante los fines de semana, con la posibilidad de que los empleados se queden a dormir y disfrutar durante el día siguiente sin urgencias ni riesgos.

Hotel viajero

Así como ocurre con los espacios conocidos de glamping, esta opción de “glamping nómade” funciona como si se tratara de un hotel viajero, en el sentido de que cada habitación está mucho más cerca de parecerse a la de un clásico hotel que a una carpa de camping tradicional.

Es así que cada una de ellas cuenta con cómodas camas y ropa blanca, mesas de luz, alfombras, sillas para el interior o exterior, y detalles de decoración. Se trata de un espacio de 4,5 metros de diámetro, con un formato circular y cubierto, lógicamente por telas impermeables.

Asimismo, algunas de estas habitaciones pueden contener una cama doble y una simple, o también 2 o 3 camas simples.

España y el sur

El “glamping nómade” está ganando cada vez más adeptos y propuestas, en especial en países europeos, como España, que cuenta con diferentes opciones, incluyendo ciudades con paisajes incomparables como Málaga y Mallorca.

Es nuestro país, como opción turística, es una tendencia incipiente, que se suma al fuerte crecimiento del “glamping fijo”, como elección para vacacionar en los parajes más atractivos del extenso territorio nacional.

Si bien en la vida real no todos pueden tener los caserones de la multipremiada ficción Succesion, ni las locaciones donde se encuentran, la posibilidad de que amigos y familiares puedan quedarse a dormir después de una gran fiesta es, ahora, mucho más accesible.

El autor es fundador de Carpas Beduinas Tentickle Argentina