Por qué cada vez más empresarios se mudan a Miami y la convirtieron en “el paraíso de los billonarios”

La ciudad más famosa de Florida es tierra de oportunidades para el inversor en materia inmobiliaria. Su sistema impositivo amigable para la posibilidad de créditos accesibles para el comprador, la convierten en ideal para lograr un retorno seguro de la inversión

Compartir
Compartir articulo
Miami, playa y torres de lujo
Miami, playa y torres de lujo

Uno de los factores más atractivos de Miami para el inversor es que los precios de las propiedades se incrementan de manera constante, a veces llegando a duplicar su costo, por lo que quien invierta en el mercado inmobiliario puede obtener un excelente retorno a largo plazo.

El clima y la ubicación geográfica estratégica son también puntos clave. Su distancia con las principales ciudades del mundo, y cercanía con grandes metrópolis de Estados Unidos, la convierten en un lugar sumamente atractivo. A eso deben sumarse su atractivo cultural y un estilo de vida únicos.

Contrariamente a lo sucedido en gran parte del mundo, la pandemia ayudó a su crecimiento ya que, por sus libertades, fue destino elegido por muchos norteamericanos. El Estado de Florida, al que pertenece la ciudad, fue uno de los más laxos en cuanto a la cuarentena y eso llevó a una gran necesidad de viviendas, tanto en venta como en arrendamiento. La demanda creció a tasas pocas veces registrada en la historia, lo que produjo una combinación mágica para el inversor: mucha demanda más escasez de oferta convirtieron a la ciudad en un paraíso para la inversión inmobiliaria, que hoy comienza a rendir sus frutos.

En materia impositiva, en tanto, Miami también cuenta con ventajas competitivas ya que a diferencia del resto de los estados, que cuentan con tres tasas diferentes, Florida tiene una sola, ampliando su atractivo para quien posea un ahorro y tenga intenciones de invertir en el mercado de real estate.

Mucha demanda más escasez de oferta convirtieron a la ciudad en un paraíso para la inversión inmobiliaria, que hoy comienza a rendir sus frutos

La tasa promedio de un impuesto inmobiliario en Miami es del 0,98% del valor fiscal de la propiedad con derecho a un beneficio fiscal de hasta USD 50,000 a través de la exención que otorga el estado por vivienda principal para cada propietario.

¿Cuál es el tipo de vivienda que hoy tiene mayor demanda y al que hay que apuntar? Las viviendas o complejos multifamiliares.

Nuevas inversiones

La inversión requerida no es demasiado elevada para quien tenga una capacidad de ahorro media, ya que con 150 mil dólares, una persona puede ingresar al mercado inmobiliario de EEUU. Un factor que también impulsa el negocio es la facilidad de créditos hipotecarios para extranjeros, al que acceden con una tasa de entre el 10 y el 12% anual, una de las más bajas del mundo.

El negocio inmobiliario es uno de los más rentables y tradicionales, además de tener un riesgo moderado y un casi seguro retorno de la inversión. Esto no quita que, en los últimos años, comiencen a verse inversiones diversificadas, en este caso relacionadas con las franquicias.

Invertir en una franquicia, sin embargo, tiene sus riesgos ya que no siempre el producto o servicio elegido será consumido por el público. Y cuando se trata de productos, por ejemplo, es necesario estudiar bien los gustos de la población: nadie en Estados Unidos podría hacerse millonario –salvo contadas excepciones– vendiendo un producto que el estadounidense no consuma habitualmente, como una medialuna, por ejemplo. Podrán venderse, sí, pero difícilmente sea la inversión más adecuada. La inversión, en este caso, será de alto riesgo y con retorno lento si no de diversifica a productos más cercanos al gusto local.

La inversión requerida no es demasiado elevada para quien tenga una capacidad de ahorro media, ya que con 150 mil dólares, una persona puede ingresar al mercado inmobiliario de EEUU

En la actualidad hay distintos tipos de negocios, ninguno con rendimientos inmediatos como años atrás, hoy los ciclos de retornos de la inversión son más extensos, aunque en general seguros.

Quien tenga deseos de invertir, siempre es aconsejable mantener un capital ahorrado ya que los ciclos recesivos de la economía son regulares y ahí es donde aparece la oportunidad.

Ciudad de millonarios

Luego de la pandemia, Miami se convirtió en una ciudad para ricos. Y sin son famoso, mejor. Aquí, cualquier departamento con mínimas comodidades no baja del millón de dólares y pueden pagarse hasta 40 millones de dólares por una propiedad en South Beach.

Es por eso que aquellos que no ven posibilidades para su economía, migran a Estados del Oeste o del Norte, donde la vida es más “barata” y donde las exigencias sociales no son tan altas.

Toda la economía de Miami gira en torno a los millones. Es por eso que una persona puede encontrarse en un restaurante comiendo al lado de Jeff Bezos, David Beckam, Emilio y Gloria Stefan, Lenny Kravists o, en los últimos meses, junto a Lionel Messi.

Personajes con este poder adquisitivo se concentran en un lugar súper exclusivo, donde una propiedad puede costar hasta 60 millones de dólares: la isla Indian Creek.

Miami es, sin dudas, la Dubai del Caribe.

El estado de Florida en general y la ciudad de Miami en particular es un punto del globo donde el millonario se siente seguro y en el cual ya no alcanza con tener el “primer millón” para pertenecer. Más bien éstos deben contarse por decenas.

El autor es arquitecto, empresario de real estate y presidente de Tribeca Group