Claves para invertir el medio aguinaldo

El mercado ofrece financiero y bursátil ofrece varias opciones, los extremos se dividen entre carteras agresivas y conservadoras, según riesgo y renta esperada

Compartir
Compartir articulo
Lo primero que hay que analizar a la hora de definir en que invertir (sea para el sueldo suplementario o cualquier ahorro habitual), es el horizonte temporal de la inversión, el objetivo y el perfil de riesgo del inversor (Reuters)
Lo primero que hay que analizar a la hora de definir en que invertir (sea para el sueldo suplementario o cualquier ahorro habitual), es el horizonte temporal de la inversión, el objetivo y el perfil de riesgo del inversor (Reuters)

Llegó diciembre y con ello, la pregunta que reciben los analistas que trabajan en el mundo financiero en la mesa familiar de las Fiestas: “¿En qué invertir el medio aguinaldo?”. La respuesta no es sencilla, pero para eso, puede servir algunas claves que se desprenden del último informe de Carteras Recomendadas de PPI.

Lo primero que hay que analizar a la hora de definir en que invertir (sea para el sueldo suplementario o cualquier ahorro habitual), es el horizonte temporal de la inversión, el objetivo y el perfil de riesgo del inversor. Por más cliché que pueda sonar esta respuesta, estas tres dimensiones son fundamentales a la hora de armar una cartera personalizada.

Por ejemplo, los instrumentos de renta fija, particularmente aquellos de emisores de buena calidad crediticia, son ideales para inversores con objetivos de inversión modestos, con una tolerancia al riesgo baja y/o con horizontes de inversión cortos. Al tener asociado un flujo de fondos cierto, estos instrumentos suelen cumplir fácilmente con las expectativas de rendimiento de los inversores.

Los instrumentos de renta fija, particularmente aquellos de emisores de buena calidad crediticia, son ideales para inversores con objetivos de inversión modestos, con una tolerancia al riesgo baja

En el otro extremo, las acciones o renta variable ofrecen mayores retornos potenciales, pero sus precios son más volátiles. Por lo tanto, son únicamente una alternativa atractiva para aquellos que inviertan con horizontes de mayor plazo y puedan tolerar las fluctuaciones de precios a la que están expuestos.

Así, una recomendación para armar una cartera local agresiva, aplicable a personas con horizontes de inversión superiores al año, podría ser un posicionamiento 30% en renta variable, 30% en renta fija provincial en USD, 25% en renta fija soberana en USD y 15% en renta fija en moneda local.

Cartera agresiva recomendada: diciembre 2023, Fuente: PPI
Cartera agresiva recomendada: diciembre 2023, Fuente: PPI

Si bien los desafíos para la macroeconomía argentina continúan siendo numerosos y preocupantes, la llegada a la presidencia de Javier Milei con amplio margen en el balotaje, junto a su discurso de ajuste durante la campaña es visto con buenos ojos por el mercado. Si logra avanzar con las reformas propuestas de reducción del gasto público, ordenamiento monetario y flexibilización de los controles de capitales, esta cartera podría capturar el recorrido alcista que tendrían los activos argentinos de mayor riesgo.

Y en este marco, algunos títulos atractivos son el GD35 y el AL30 en el universo de bonos soberanos, los bonos de la provincia de Neuquén en el plano subsoberano y las acciones del sector energético del Merval.

Si el gobierno de Javier Milei logra avanzar con las reformas propuestas de reducción del gasto público, ordenamiento monetario y flexibilización de los controles de capitales, cabe esperar un recorrido alcista de los acivos financieros

Por su parte, para una cartera conservadora que se adapta mejor a personas con horizontes de inversión menores al año y/o que no quieren sufrir grandes cimbronazos, una buena sugerencia sería incorporar obligaciones negociables en USD, evitar la inversión en acciones y limitar la exposición a bonos del Estado nacional en USD a sólo un 15%. Si bien se reasigna aquí un rendimiento potencial, disminuye la exposición al sector público al agregar títulos de deuda privado de empresas de primera línea.

Cartera conservadora recomendada: diciembre 2023, Fuente: PPI
Cartera conservadora recomendada: diciembre 2023, Fuente: PPI

Acá, algunas oportunidades particularmente interesantes pueden ser YPCUO de YPF que ofrece un retorno directo de 6,5% en dólares en sólo cuatro meses y GNCXO, obligación negociable de Genneia, empresa líder energías renovables, que cuenta con una TIR de 11% anual.

Es importante recordar que a través de los Cedear es posible invertir de forma muy sencilla y en pesos en empresas y fondos internacionales. Es una forma muy eficiente de diversificar el riesgo geográfico.

Por ejemplo, con tan solo $21.500, aproximadamente, se puede adquirir un Cedear de SPY cuyo precio correlacionará con la evolución del tipo de cambio libre y la cotización del principal índice de acciones norteamericano, el S&P 500. Este índice ha alcanzado un retorno promedio anual de 11,5% en dólares desde 1928 a la fecha.

El autor es Corporate Credit Team Leader de Portfolio Personal Inversiones (PPI)