Cómo respondieron los Fondos Comunes de Inversión a los resultados de las elecciones

Los mercados en general anticipan los acontecimientos políticos y económicos, pero muchas veces son superados por la realidad

Compartir
Compartir articulo
En Activos Bajo Administración de los Fondos Comunes de Inversión (AUM) se marcó un récord en pesos en la última semana, por encima de $20 billones
En Activos Bajo Administración de los Fondos Comunes de Inversión (AUM) se marcó un récord en pesos en la última semana, por encima de $20 billones

El resultado de las elecciones sorprendió. No tanto quizás por quien fue el ganador en el balotaje, sino por la diferencia de casi 12 puntos porcentuales que sacó el presidente electo, Javier Milei, por sobre Sergio Massa. Un hecho que se reflejó de forma inmediata y positiva en las cotizaciones de los activos de riesgo local, aunque en términos de flujo dejaron ciertas señales.

De hecho, nada evitó que en Activos Bajo Administración de los Fondos Comunes de Inversión (AUM) se marcara un récord en pesos en la última semana, por encima de $20 billones, triplicando los niveles que observaba a principios de año ($6,7 billones) y en torno a USD 21.000 millones (convertido a la cotización Contado con Liqui).

Las señales (y/o rumores) de la primera semana poselecciones fueron bien recibidas por el mercado que ve la posibilidad de que diferentes espacios políticos tengan participación en el futuro gobierno, porque no sólo favorece la idea de gobernabilidad, sino que además mejora las expectativas para una más rápida estabilización de la economía.

El comportamiento de las cotizaciones de mercado así lo reflejó en la renta fija que, en las primeras cuatro ruedas, ganó en promedio entre 10% y 40%; y en la renta variable -medida por el S&P Merval-. En dólares, y producto de la evolución del billete, los retornos también fueron en general positivos.

El mercado ve positivo que diferentes espacios políticos tengan participación en el futuro gobierno porque favorece la idea de gobernabilidad y mejora las expectativas para una más rápida estabilización de la economía

Liquidez Inmediata: Básicamente, se mantienen devengando 0,3% diario. El análisis sobre el retorno de estos fondos vendrá después del 10 de diciembre (y la reorganización de los pasivos del BCRA).

Fondos de Renta Fija T+1 (rescate en 24 hs): El rendimiento fue positivo antes y tras la segunda vuelta electoral, aunque se potenció tras el resultado del balotaje. Dentro de las subestrategias, los fondos de mejor desempeño fueron los dinámicos -una estrategia agresiva que mantiene en promedio hasta 25% en futuros, Duales y otros títulos en moneda dura-. También se destacaron las carteras con deuda soberana ajustada por inflación, con 7,4% en promedio.

Fondos de Renta Fija T+2 (rescate en 48 hs): Pasaron de subas promedio del 1% en la semana previa a la segunda vuelta electoral, a ganar hasta cerca del 13% en la semana posterior. Movimiento similar a los DL. La reacción de la renta fija en todas sus versiones -pesos y dólares, y en especial de riesgo soberano- fue lo que motivó este saltó.

Los fondos dólar link dueron una de las grandes estrellas en el año, ganaron 155 por ciento (EFE)
Los fondos dólar link dueron una de las grandes estrellas en el año, ganaron 155 por ciento (EFE)

Fondos de cobertura contra devaluación (Dólar Link): Fueron una de las grandes estrellas en el año, ganaron 155%. Y en las últimas semanas se destacaron: a) el desempeño negativo (hasta 10%) en la semana posterior a las elecciones nacionales, y levemente en el promedio ( 0,6%) en la semana previa al balotaje; b) la reacción positiva tras la segunda vuelta; y c) el diferencial por estrategia. Aún con el mismo objetivo de fondo (cobertura), los soberanos fueron los que mejor reaccionaron, subieron 18,5%, apoyados también por la promesa de Javier Milei de respetar los contratos; y los corporativos los que menos ganaron (9%). Una foto diferente a las semanas pasadas donde, por ejemplo, esta estrategia fue la que mejor captó la devaluación post PASO.

Fondos de cobertura contra la inflación (CER): Si bien tuvieron a lo largo del año como argumento a su favor la creciente inflación, por varios momentos se vieron afectados por el riesgo de un reperfilamiento, que afectó (y opacó) con lógica su rendimiento. En concreto, en la última semana -y nuevamente impulsado por algunas declaraciones del nuevo gobierno- las estrategias más largas de duration fueron las más beneficiadas, rindiendo en promedio 9%, por debajo del resto de las otras estrategias.

Fondos de Renta Variable: Fueron aún más clara en su reacción a la definición electoral (y en parte, más que lógica dada su naturaleza y el retraso de varios de los papeles). Tras las PASO con un Milei ganador estas estrategias -que siguen básicamente como referencia el S&P Merval- subieron 21%, mientras que con un resultado en las nacionales que dejaba en carrera a Sergio Massa perdieron 18%. Así visto la preferencia por el cambio en la última semana, por ende, no llamó la atención: los fondos de acciones subieron 43 por ciento.

El desempeño de los flujos

Los flujos se volcaron principalmente en opciones de liquidez inmediata y cobertura. Un comportamiento que, si bien se asemeja a lo ocurrido post PASO y elecciones, los argumentos que lo explican cambiaron con el presidente ya electo. En concreto, el triunfo de la LLA impulsó a los bancos a comenzar a desarmar su posición en Leliq, migrando en gran parte a Pases del BCRA a 1 día.

Los flujos se volcaron principalmente en opciones de liquidez inmediata y cobertura

Una coyuntura que hizo virar radicalmente los flujos de los T+0 desde salidas netas de más de $500.000 millones en la semana previa, a suscripciones arriba de $900.000 millones en la semana posterior. Tendencia incluso que no se vio opacada aun cuando en las últimas ruedas se observan ciertos saldos negativos.

En los Dólar Link, por ejemplo, en la semana previa -y al igual que en cada elección- los flujos fueron positivos ($130.000 millones). Pero a diferencia de las otras, en la semana posterior no hubo rescates. Ingresaron $51.300 millones versus $96.000 millones que perdieron tras el 20 de octubre, y $48.000 millones tras las PASO. Con lógica, esto va de la mano de las expectativas de una devaluación del peso en la franja del mercado oficial de cambios.

Los fondos de Renta Variable (acciones), si bien sólo representan una pequeña porción de la industria (en el orden del 3%), los ingresos netos tomaron impulso en la última semana (Reuters)
Los fondos de Renta Variable (acciones), si bien sólo representan una pequeña porción de la industria (en el orden del 3%), los ingresos netos tomaron impulso en la última semana (Reuters)

Respecto de los CER, hay que mencionar que mantuvieron el ritmo post elecciones, recibiendo a razón de $2.000 millones diarios en las últimas dos semanas. Muy distinto a las primarias cuando en la previa habían recibido rescates por $17.000 millones, para en la semana posterior revertir los rojos y acumular más de $47.300 millones.

Tampoco se puede dejar de mencionar a los fondos de Renta Variable, que si bien sólo representan una pequeña porción de la industria (en el orden del 3%), los ingresos netos tomaron impulso en la última semana -acá sí en línea con la excelente performance-. El segmento sumó $3.000 millones, mostrando una tendencia contraria a lo ocurrido en octubre.

Es probable que esos movimientos mantengan la tendencia en líneas generales al 10 de diciembre. No obstante, con el correr de las semanas, tanto flujos como rendimientos, seguramente irán encontrando una nueva dinámica.

La autora es Analista de Portfolio Personal Inversiones (PPI)