Hacia un mañana más brillante: la presidencia de la India en el G20 y el amanecer de un nuevo multilateralismo

Tras un año enmarcado por un panorama global desafiante, se termina una nueva gestión en el foro intergubernamental. Brasil será el próximo país en liderar el grupo

Compartir
Compartir articulo
Cumbre de Inversiones del G20 en Berlín
Cumbre de Inversiones del G20 en Berlín

Hoy se cumplen 365 días desde que la India asumió la Presidencia del G20. Es un momento para reflexionar, reafirmar y revitalizar el espíritu de “Vasudhaiva Kutumbakam: Una Tierra, Una Familia, Un Futuro”.

Al asumir esta responsabilidad el año pasado, nos enfrentamos a un panorama global desafiante: la recuperación de la pandemia de Covid-19, amenazas climáticas inminentes, inestabilidad financiera y la crisis de deuda en países en desarrollo, todo en un contexto de multilateralismo en declive. Los conflictos y la competencia han obstaculizado la cooperación para el desarrollo, frenando el progreso.

Como presidente del G20, la India propuso una alternativa al statu quo: un cambio del enfoque centrado en el PIB a uno centrado en el progreso humano. Buscamos recordar al mundo lo que nos une, en lugar de lo que nos divide. Era necesario que el diálogo global evolucionara: los intereses de unos pocos debían dar paso a las aspiraciones de muchos, lo que requería una reforma fundamental del multilateralismo tal como lo conocíamos.

Nuestro enfoque como presidente del G20 se definió con cuatro palabras: inclusivo, ambicioso, orientado a la acción y decisivo. La Declaración de Líderes de Nueva Delhi (NDLD), adoptada unánimemente por todos los miembros del G20, es testimonio de nuestro compromiso con estos principios.

La inclusión es el corazón de nuestra presidencia. Al incluir a la Unión Africana (UA) como miembro permanente del G20, integramos a 55 naciones africanas en el foro, abarcando el 80% de la población mundial. Esta postura proactiva ha promovido un diálogo más completo sobre los desafíos y oportunidades globales.

La Cumbre ‘Voz del Sur Global’, una iniciativa pionera de la India en dos ediciones, marcó el inicio de un nuevo amanecer en el multilateralismo. Hemos incorporado las preocupaciones del Sur Global en el discurso internacional, inaugurando una era donde los países en desarrollo toman su lugar legítimo en la formación de la narrativa global.

La inclusión también caracterizó el enfoque doméstico de la India hacia el G20, convirtiéndolo en una Presidencia del Pueblo en la mayor democracia del mundo. A través de los eventos “Jan Bhagidari” (participación popular), el G20 llegó a 1.400 millones de ciudadanos, involucrando a todos los estados y territorios de la Unión (UT) como socios. En cuanto a los elementos sustantivos, la India se aseguró que la atención internacional se centrara en objetivos de desarrollo más amplios, alineados con el mandato del G20.

A mitad del punto crítico de la Agenda 2030, la India prevé el Plan de Acción del G20 2023 para Acelerar el Progreso en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con un enfoque transversal y orientado a la acción en temas interconectados como la salud, la educación, la igualdad de género y la sostenibilidad ambiental.

Un área clave para este progreso ha sido la robusta Infraestructura Pública Digital (DPI). La India, habiendo experimentado el impacto revolucionario de innovaciones digitales como Aadhaar, UPI y Digilocker, ha sido decisiva en sus recomendaciones. A través del G20, completamos con éxito el Repositorio de Infraestructura Pública Digital, un gran avance en la colaboración tecnológica global. Este repositorio, con más de 50 DPIs de 16 países, ayudará al Sur Global a construir, adoptar y escalar la DPI para potenciar el crecimiento inclusivo.

Para nuestra única Tierra, introdujimos objetivos ambiciosos e inclusivos para crear un cambio urgente, duradero y equitativo. El ‘Pacto de Desarrollo Verde’ de la Declaración aborda el dilema de elegir entre combatir el hambre y proteger el planeta, delineando un plan integral donde el empleo y los ecosistemas son complementarios, el consumo es consciente del clima y la producción respeta al planeta. Paralelamente, la Declaración del G20 exige que se triplique la capacidad mundial de energía renovable para 2030. Junto con la creación de la Alianza Global de Biocombustibles y un impulso concertado hacia el Hidrógeno Verde, el compromiso del G20 para construir un mundo más limpio y verde es indiscutible. Esto siempre ha sido parte del ethos de La India, y a través de Estilos de Vida para el Desarrollo Sostenible (LiFE), el mundo puede beneficiarse de nuestras ancestrales tradiciones sostenibles.

Además, la Declaración enfatiza nuestro compromiso con la justicia climática y la equidad, instando a un apoyo financiero y tecnológico sustancial por parte del Norte Global. Por primera vez, se reconoció la necesidad de un salto cuántico en la magnitud de la financiación para el desarrollo, pasando de miles de millones a billones de dólares. El G20 reconoció que los países en desarrollo requieren 5.9 billones de dólares para cumplir con sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (CDN) para el 2030.

Ante la necesidad de recursos monumentales, el G20 enfatizó la importancia de Bancos Multilaterales de Desarrollo más grandes, mejores y más efectivos. Paralelamente, la India está desempeñando un papel líder en las reformas de la ONU, especialmente en la reestructuración de órganos principales como el Consejo de Seguridad de la ONU, para asegurar un orden global más equitativo.

La igualdad de género fue central en la Declaración, culminando en la formación de un Grupo de Trabajo dedicado al Empoderamiento de las Mujeres para el próximo año. El Proyecto de Ley de Reserva para Mujeres de la India 2023, que reserva un tercio de los asientos en el Parlamento de la India y en las asambleas legislativas estatales para mujeres, simboliza nuestro compromiso con el desarrollo liderado por mujeres.

La Declaración de Nueva Delhi encarna un espíritu renovado de colaboración en estas prioridades clave, enfocándose en la coherencia de políticas, el comercio confiable y la acción climática ambiciosa. Es motivo de orgullo que, durante nuestra Presidencia, el G20 logró 87 resultados y 118 documentos adoptados, un aumento notable respecto al pasado.

Durante nuestra Presidencia del G20, la India lideró deliberaciones sobre cuestiones geopolíticas y su impacto en el crecimiento y desarrollo económico. El terrorismo y el asesinato sin sentido de civiles es inaceptable, y debemos abordarlo con una política de tolerancia cero. Debemos promover el humanitarismo sobre la hostilidad, reiterando que esta no es una era de guerra.

Me complace que, durante nuestra Presidencia, la India haya logrado lo extraordinario: revitalizó el multilateralismo, amplificó la voz del Sur Global, abogó por el desarrollo y luchó por el empoderamiento de las mujeres en todas partes.

Al entregar la Presidencia del G20 a Brasil, lo hacemos con la convicción de que nuestros pasos colectivos por las personas, el planeta, la paz y la prosperidad resonarán durante años venideros.