Día Mundial del corazón

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo, pero se pueden prevenir

Compartir
Compartir articulo
Hay hábitos que previenen las enfermedades del corazón (Shutterstock)
Hay hábitos que previenen las enfermedades del corazón (Shutterstock)

Desde el año 2000 se celebra todos los 29 de septiembre, el Día Mundial del Corazón. Tiene como objetivo concientizar a la población sobre el impacto de las enfermedades cardiovasculares y su prevención.

En el mundo, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte. Alrededor de 18 millones de personas mueren al año a nivel mundial por esta razón, superando al cáncer y enfermedades respiratorias, por lo que es destacable destinar un día de concientización y ocuparnos con seriedad del tema.

Para tomar dimensión de este gran problema, basta con pensar en algún familiar, amigo o vecino que haya tenido una enfermedad cardíaca. Cuanta más edad tengamos, más nombres vendrán a nuestra mente.

A lo largo del tiempo ha ido en aumento la población con problemas cardíacos como la aterosclerosis, dañando las arterias e incrementando la mortalidad y morbilidad por causas cardiovasculares. Cabe destacar que se trata de una enfermedad que se puede prevenir, y actualmente es considerada una verdadera pandemia. Entonces, viene la pregunta ¿cómo podríamos evitarla?

La American Heart Association propuso una métrica de salud cardiovascular utilizando siete factores que la favorecen, que son: 1) Abstenerse del hábito de tabáquico. 2) Realizar actividad física. 3) Mantener una dieta saludable. 4) Cifras de tensión arterial menor a 120/80. 5) Colesterol total menor a 200mg/dl. 6) Evitar la diabetes mellitus (que son desencadenados, por ejemplo, con la alimentación rica en azúcares). 7) Evitar la obesidad.

En esto, propongo un ejercicio mental donde analizamos cuánto de los 7 factores cumplimos nosotros o nuestros hijos y probablemente la conclusión será que necesitamos cambiar algunos hábitos.

Día mundial del corazón (Getty)
Día mundial del corazón (Getty)

La vida actual tan avanzada, donde todo es “YA” y no existe la posibilidad de perder un minuto; donde nuestros hijos y nosotros mismos pasamos horas entretenidos por aparatos electrónicos que no necesitan interacción; y donde muchos vivimos absorbidos por las obligaciones laborales, nos lleva a ceder espacios que va ganando la enfermedad cardiovascular. La aterosclerosis comienza en la primera infancia y si no intervenimos no pararemos su progresión.

Esta pandemia es silenciosa y expansiva, y existe la manera de evitarla, por lo que volvemos a la pregunta si es necesario destinar un día de concientización para cuidar al corazón, la respuesta es sí.

Promover la salud, cumpliendo las siete métricas de salud cardiovascular, nos ayudará a evitar la enfermedad más mortal del mundo, y como dice el dicho, “más vale prevenir que curar”.

En este sentido, desde la Sociedad de Cardiología de Buenos Aires (SOCABA), en diálogo con la Legislatura y el Ministerio de Salud porteño, y con el vital apoyo de las ONG Labor Médica y Acercando Naciones, logramos impulsar que diferentes monumentos de la Ciudad, este viernes 29 de septiembre, se iluminen de rojo para generar conciencia e impulsar la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Asimismo, es fundamental recordar la importancia de que todas las personas (personal de salud o no) sepan realizar las maniobras básicas de reanimación cardiovascular (RCP) para poder asistir a cualquier individuo que lo necesite en forma precoz, con la posibilidad de salvar una vida.

* La autora es Cardióloga infantil - Mn 104027