Desde el Gobierno apuntamos a generar un cambio donde las exportaciones sean el eje de nuestra política productiva, y así dinamizar la economía y generar empleos de calidad. Por este motivo, definimos que 2019 sea el año de la exportación y continuaremos con la implementación del plan Argentina Exporta, enfocándonos en abrir nuevos mercados para que nuestros productos recorran el mundo, desarrollando acuerdos internacionales, eliminando trabas asociadas a la burocracia, y ofreciendo financiamiento y herramientas simples para que cada vez más empresas puedan llevar sus productos al mundo.

En este sentido, la facilitación del comercio es primordial, ya que simplifica la operatoria, reduce costos, genera nuevas oportunidades para emprendedores y pymes, y hace posible una internacionalización exitosa. Este es el camino que estamos trazando para lograr un claro objetivo: queremos que Argentina sea un país plenamente desarrollado.

Dimos grandes pasos. El programa Exporta Simple permitió que más de 500 emprendedores y pymes realicen más de 3 mil operaciones a más de 90 destinos, sin trámites adicionales, utilizando una computadora y desde cualquier parte del país. Asimismo, las mejoras en el Régimen de Importación Temporaria (CTIT) permiten un aumento en la competitividad de las empresas que utilizan insumos importados para exportar. De hecho, el año pasado se duplicaron los trámites iniciados en comparación con 2017 y se generó un ahorro en los aranceles de importación de insumos utilizados en productos exportables por 137 millones de dólares.

A su vez, presentamos la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE), porque nuestro país requería de una herramienta transparente que fortalezca el perfil exportador. La VUCE permite gestionar todos los trámites de comercio exterior desde cualquier parte del país y en forma en línea, reduciendo tiempos y costos. Utilizando esta herramienta, los operadores de comercio exterior y empresas pueden ahorrar aproximadamente entre 2 mil y 4 mil pesos por trámite.

Como parte de este proyecto, definimos que todos los organismos pertenecientes al Ministerio de Producción y Trabajo identifiquen el universo de posiciones arancelarias alcanzado en sus intervenciones vinculadas con el comercio exterior. Este es un gran cambio. Antes, el operador que quería importar o exportar debía ser un experto para conocer los documentos requeridos en Aduana. Ahora, utilizando la Central de Información de VUCE, puede buscarlos de manera sencilla y gratuita. A su vez, dentro de esta herramienta se pueden estimar los precios de las operaciones de exportación de los productos utilizando la calculadora FOB, lo cual facilita las decisiones de negocio y proyecciones.

Un comercio exterior simplificado significa más competitividad, más exportaciones y es un paso necesario para integrarnos al mundo. Por eso, en el transcurso de este año continuaremos generando herramientas y regímenes para que exportar sea cada vez menos costoso y más simple, y una mayor cantidad de pymes se inicien en este proceso.

La autora es secretaria de Comercio Exterior del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.