¿Tienes dolor de riñón? Estas son la causas y posibles complicaciones

Si presentas este u otro síntoma, lo ideal es acudir al médico para descartar complicaciones de salud

Compartir
Compartir articulo
Qué hacer en caso de dolor de riñón (Europa Press)
Qué hacer en caso de dolor de riñón (Europa Press)

El cuerpo avisa, lo hace cuando está bien o cuando está mal y es mediante los primeros signos que nos esté sugiriendo alguna enfermedad. Por eso es importante aprender a oirlo y a la primera llamada de atención visitar algún especialista en salud.

En esta ocasión hablaremos de dolor de riñón, cuáles son sus causas y en qué momento acudir al doctor, de acuerdo con información de Mayo Clinic, una reconocida organización sin fines de lucro especializada en salud.

El sistema urinario se encarga de eliminar los desechos del cuerpo a través de la orina. Esta comprende los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra.

Particularmente, los riñones se encuentran detrás de la parte superior del abdomen y se encargan de filtran los desechos, así como el líquido que están presentes en la sangre y producen la orina.

La orina va desde los riñones, a través de tubos estrechos, hasta la vejiga. Estos tubos se denominan uréteres. La vejiga almacena la orina hasta que sea el momento de orinar. La orina sale del cuerpo a través de otro pequeño tubo llamado uretra.

Algunos problemas de salud que afectan a un riñón pueden producir dolor que se siente como un dolor sordo y unilateral en la parte superior del estómago, el costado o la espalda. Sin embargo, el dolor en estas áreas a menudo tiene otras causas que no están relacionadas con los riñones.

Los riñones son un par de pequeños órganos en la parte trasera del estómago, debajo de las costillas inferiores. Hay un riñón a cada lado de la columna vertebral. Es más común tener dolor de riñón, también llamado dolor renal, en un solo lado del cuerpo. A menudo, el dolor de riñón viene acompañado de fiebre y síntomas urinarios.

Causas del dolor de riñón

 Los síntomas de una enfermedad puede afectar de forma importante tu día a día (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los síntomas de una enfermedad puede afectar de forma importante tu día a día (Imagen Ilustrativa Infobae)

Muchas pueden ser las causas del dolor de riñón. Puede deberse a problemas como los siguientes:

  • Sangrado en el riñón, que también se conoce como hemorragia.
  • Coágulos de sangre en las venas de las riñones, también llamados trombosis de la vena renal.
  • Deshidratación (cuando el cuerpo no tiene suficiente agua u otros líquidos para funcionar como debería)
  • Quistes renales (bolsas llenas de líquido que se forman en los riñones o sobre estos)
  • Cálculos renales (objetos duros que se forman debido a las sustancias químicas en la orina)
  • Traumatismo de riñón, que puede ser causado por un accidente, una caída o practicar un deporte de contacto.

Estas son algunas enfermedades que pueden producir dolor de riñón:

  • Hidronefrosis (que es una hinchazón en uno o ambos riñones)
  • Cáncer de riñón o un tumor de riñón
  • Infección renal (también llamado pielonefritis)
  • Enfermedad renal poliquística (una enfermedad genética que produce quistes en los riñones)

Podrías tener uno de estos problemas de salud y no sentir dolor de riñón. Por ejemplo, la mayoría de los tipos de cáncer de riñón no presenta síntomas hasta que no se encuentran en una etapa avanzada.

Cuando acudir al médico

 Ante cualquier malestar, lo ideal es acudir al médico (Imagen Ilustrativa Infobae)
Ante cualquier malestar, lo ideal es acudir al médico (Imagen Ilustrativa Infobae)

Llama de inmediato al proveedor de atención médica si sientes dolor constante, sordo y que se localiza en un solo lado en la espalda o un costado. Pide una cita para el mismo día si también en los siguientes casos:

  • Tienes fiebre, dolores en el cuerpo y fatiga.
  • Tuviste recientemente una infección de las vías urinarias.
  • Sientes dolor al orinar.
  • Ves sangre en la orina.
  • Tienes malestar estomacal o vómitos.

Obtén atención médica de emergencia si tienes un dolor intenso y repentino en los riñones, con o sin presencia de sangre en la orina.