Qué hacer en caso de mal olor en la orina: causas, complicaciones y cuándo ir al médico

Si bien la orina siempre tiene un olor, que regularmente no es agradable y poco perceptible, en ocasiones puede empeorar y significar el signo de alguna infección en particular

Compartir
Compartir articulo
Sin importar el nivel afectación del símtoma, lo ideal es acudir al médico y no automedicarse (Jovani Pérez/Infobae)
Sin importar el nivel afectación del símtoma, lo ideal es acudir al médico y no automedicarse (Jovani Pérez/Infobae)

El cuidado de la salud es primordial, las revisiones constantes y el seguimiento a cualquier síntoma por menor que sea no debe dejarse para después.

Hoy abordaremos olor de la orina, cuáles son sus causas y en qué momento acudir a una clínica, de acuerdo con información de Mayo Clinic, una reconocida organización sin fines de lucro especializada en salud.

La orina siempre tiene olor, así lo explica Mayo Clinic, sin embargo, suele ser leve y difícil de notar. Pero en algunas ocasiones ciertas infecciones pueden provocar que la orina tenga un olor diferente.

Este olor puede ser la alerta de un problema de salud o alguna enfermedad.

Olor de la orina: causas

La orina se compone principalmente de agua, pero también contiene desechos que proceden de los riñones. El olor de la orina se debe al contenido y a la cantidad de desechos.

La orina que tiene gran cantidad de agua y pocos desechos casi no tiene olor. Si la orina tiene muchos desechos y poca agua, lo que se denomina como concentrada, puede tener un olor fuerte debido a un gas llamado amoníaco.

Algunos alimentos y medicamentos, como los espárragos o ciertas vitaminas, pueden producir olor en la orina, aun en pequeñas cantidades.

Ante cualquier complicación lo mejor es acudir al médico (Getty)
Ante cualquier complicación lo mejor es acudir al médico (Getty)

A veces, el olor de la orina indica la presencia de una afección o una enfermedad; por ejemplo:

  1. Vaginosis bacteriana (irritación de la vagina)
  2. Infección de la vejiga
  3. Cistitis (irritación de la vejiga)
  4. Deshidratación (cuando el cuerpo no tiene suficiente agua u otros líquidos para funcionar como debería)
  5. Cetoacidosis diabética (en la que el cuerpo tiene niveles elevados de ácidos en la sangre llamados cetonas)
  6. Fístula enterovesical (una unión inusual entre los intestinos y la vejiga)
  7. Infección renal
  8. Cálculos renales
  9. Enfermedad de la orina con olor a jarabe de arce (una afección rara que se transmite de padres a hijos, o genética y que se manifiesta en la infancia)
  10. Trastorno metabólico (un problema en la manera en que el cuerpo transforma los alimentos en energía)
  11. Fenilcetonuria (afección rara que se transmite de padres a hijos, o genética, que consiste en la acumulación de un determinado aminoácido en el cuerpo)
  12. Diabetes de tipo 2 (si no se controla)
  13. Infección de las vías urinarias}

La mayoría de los cambios en el olor de la orina son pasajeros y no indican que tengas una enfermedad grave, especialmente si no tienes ningún otro síntoma.

Cuando la causa de un olor inusual en la orina es una enfermedad subyacente, también hay otros síntomas. Si te preocupa el olor de tu orina, consulta con tu médico.