Virus del Papiloma Humano: cuáles son sus síntomas y cómo se contagia

También conocido como infección del VPH, el virus puede no causar reacción alguna o apenas unas pequeñas verrugas y hasta cáncer

Compartir
Compartir articulo
Ante cualquier síntoma se recomienda acudir con un especialista de la salud. (Infobae)
Ante cualquier síntoma se recomienda acudir con un especialista de la salud. (Infobae)

El Virus del Papiloma Humano, también conocido por sus siglas VPH, es una infección viral que puede ser causada por alguna de las más de 100 variedades que existen de este agente patógeno.

Los signos de esta enfermedad pueden ser muy variados, desde la aparición de verrugas y hasta el desarrollo de diferentes tipos de cáncer. La infección del VPH a menudo se transmite sexualmente o a través de otro tipo de contacto de piel con piel.

Las vacunas pueden ayudar a proteger contra las cepas del virus del papiloma humano que tienen mayor probabilidad de causar verrugas genitales o cáncer.

Síntomas del VPH

En la mayoría de los casos, el sistema inmunitario vence a una infección por el virus del papiloma humano antes de provocar cualquier síntomas. Sin embargo, cuando los signos del VPH comienzan a parecer, principalmente verrugas, el tipo de virus que esté involucrado dependerá de la zona y agresividad de los síntomas.

Hay cuatro tipos de verrugas que aparecen en un caso de infección por VPH: genitales, comunes, plantares y planas, las cuales dependiendo su tipo pueden provocar desde un pequeño malestar, hasta comezón, y sangrados.

El Virus del Papiloma Humano puede pasar desapercibido. (Infobae)
El Virus del Papiloma Humano puede pasar desapercibido. (Infobae)

Las verrugas genitales aparecen como lesiones planas, pequeños bultos en forma de coliflor o pequeñas protuberancias en forma de tallo. En las mujeres, las verrugas genitales aparecen principalmente en la vulva, pero también pueden aparecer cerca del ano, en el cuello del útero o en la vagina; mientras que en los hombres, en el pene y el escroto o alrededor del ano. Rara vez causan molestias o dolor, aunque pueden causar comezón o tener sensibilidad.

Las verrugas comunes aparecen como bultos ásperos y elevados y generalmente se presentan en las manos y los dedos. En la mayoría de los casos, las verrugas comunes son simplemente antiestéticas, pero también pueden ser dolorosas o susceptibles a lesiones o sangrado.

Las verrugas plantares son bultos duros y granulosos que generalmente aparecen en los talones o la parte delantera de las plantas de los pies. Estas verrugas pueden causar molestias.

Finalmente están las verrugas planas, que son lesiones planas y ligeramente elevadas que pueden aparecer en cualquier parte, pero los niños suelen tenerlas en la cara y los hombres tienden a tenerlas en el área de la barba, mientras que las mujeres tienden a tenerlas en las piernas.

Para prevenir una infección por VPH se recomienda hacerse estudios al menos una vez cada tres años. (Getty Images)
Para prevenir una infección por VPH se recomienda hacerse estudios al menos una vez cada tres años. (Getty Images)

Consecuencias del VPH

Las infecciones por el virus del papiloma humano son la principal causa de cáncer del cuello del útero, pero el cáncer del cuello del útero puede tardar 20 años o más en desarrollarse después de una infección por VPH.

La infección por el virus del papiloma humano y el cáncer del cuello del útero en estadio temprano por lo general no causan síntomas notorios. Vacunarse contra la infección por VPH es la mejor protección contra el cáncer del cuello del útero.

Debido a que el cáncer del cuello del útero en estadio temprano no causa síntomas, es vital que las mujeres se realicen pruebas de detección regulares, principalmente si se tiene entre 21 y 29 años, cada tres años, mientras que a las mujeres de 30 a 65 años también se recomienda que continúen haciéndose la prueba de Papanicolaou hasta cada cinco años.

VPH: Causas y factores de riesgo

La infección por el virus del papiloma humano ocurre cuando el virus entra al cuerpo, por lo general a través de un corte, una abrasión o un pequeño desgarre en la piel. El virus se trasmite principalmente por contacto de piel con piel.

Las infecciones genitales por el virus del papiloma humano se trasmiten mediante relaciones sexuales y otros tipos de contacto de piel con piel en la región genital. Algunas infecciones por el VPH que causan lesiones bucales o en las vías respiratorias superiores se contraen a través del sexo oral.

Otra forma de prevenir el VPH es vacunándose contra el virus. (Getty Images)
Otra forma de prevenir el VPH es vacunándose contra el virus. (Getty Images)

Si se está embarazada y se tiene una infección por el virus del papiloma humano con verrugas genitales, es posible que el bebé contraiga la infección. En raras ocasiones la infección causa un tumor en la laringe del bebé.

El virus del VPH se puede propagar a través del contacto directo con una verruga contagiosa.

Las infecciones por VPH son comunes, sin embargo, existen factores de riesgo para la infección por el virus del papiloma humano como una gran cantidad de parejas sexuales, ya que las personas con más relaciones sexuales sin protección incrementan el riesgo; un sistema inmune debilitado; la piel dañada, perforada o abierta; el contacto personal, no solo relaciones sexuales sino entrar en contacto con superficies que estuvieron expuestas al virus como duchas o piscinas.

Tratamiento para el VPH

Las verrugas suelen desaparecer sin tratamiento, en especial en los niños. No obstante, no hay cura para el virus, por lo que pueden reaparecer en los mismos lugares u otros lugares.

Existen medicamentos para eliminar las verrugas y se suelen aplicar directamente sobre la lesión y por lo general se necesitan muchas aplicaciones antes de que hagan efecto.

Entre los medicamentos para las verrugas están los de venta libre que contienen ácido salicílico; la crema con imiquimod, que se vende con receta médica, aunque algunos de los efectos secundarios son el enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la aplicación; el podofilox, que destruye el tejido de las verrugas genitales, pero puede causar ardor y comezón donde se aplica; y el acido tricloroacético, que quita las verrugas en las palmas de las manos, las plantas de los pies y los genitales, que podrían causar irritación local.

Si los medicamentos no surten efecto, es posible que el médico sugiera eliminar las verrugas congelándolas con nitrógeno líquido, quemar con corriente eléctrica, eliminación quirúrgica o cirugía láser.

Con información de Mayo Clinic

SEGUIR LEYENDO: