Onomásticos de hoy: la lista del santoral de este 30 de septiembre

La lista de santos para que sepas a quién debes felicitar en un día como este viernes

El Santoral recuerda a quienes se caracterizaron por sus buenas acciones. (Infobae/Jovani Pérez)
El Santoral recuerda a quienes se caracterizaron por sus buenas acciones. (Infobae/Jovani Pérez)

Hace unas décadas, incluso siglos, los ancestros acostumbraban a nombrar a sus hijos con el nombre del santo del día en que nacieron, no en vano en las famosas “Mañanitas” hay una estrofa que dice: “Hoy por ser día de tu santo te las cantamos aquí…”.

El onomástico es el día en que se festeja algún santo, aunque es común que mucha gente lo use como sinónimo de cumpleaños, lo cual es erróneo, pues al hablar de él sólo se alude al listado de los nombres del santoral.

Como todos los días del año, este viernes 30 de septiembre también se conmemora a las mujeres y hombres que destacaron por tener conexiones especiales con las divinidades, que hicieron buenas acciones por el prójimo, y que tenían una elevada ética y moral, motivos que los llevaron a ser canonizados o beatificados y formar parte del santoral.

Santo del día: San Jerónimo

Eusebio Hierónimo, mejor conocido como San Jerónimo, fue quien tradujo la Biblia del griego y del latín por encargo de Dámaso I, traducción que fue conocida como “Vulgata” y que fue publicada en el siglo IV.

San Jerónimo conocía el latín y también tenía un gran dominio del griego y hebreo, aunque para perfeccionar éste último idioma también se mudó a Belén.

En el año 305 corrigió la versión latina del Nuevo Testamento; ocho años después comenzó la traducción del Antiguo Testamento al hebreo. Completó su obra en el año 405.

Por su labor, se suele decir que San Jerónimo fue el padre de la hermenéutica bíblica. Además, es considerado el padre de la Iglesia junto a Ambrosio, Agustín y Gregorio. Es reconocido por las iglesias católicas, ortodoxas, luteranas y anglicanas.

En su honor, cada 30 de septiembre también se celebra el Día de la Traducción.

Junto a este personaje hay otros santos y beatos que también son festejados o conmemorados en este día como los siguientes:

San Amado de Nusco

San Antonino de Piacenza

Santa Eusebia de Marsella

San Gregorio el Iluminador

San Honorio de Cantorbery

San Ismidón de Die

San Simón de Crespy

Santa Sofía

Beato Federico Albert

Beata Felicia Med

Beato Juan Nicolás Cordier

El proceso de canonización

Fieles católicos y miembros del clero asisten a la ceremonia de beatificación de los sacerdotes Rutilio Grande y Cosme Spessotto y los laicos Manuel Solorzano y Nelson Lemus en la Plaza El Salvador del Mundo en San Salvador, El Salvador 22 de enero de 2022. (REUTERS/José Cabezas)
Fieles católicos y miembros del clero asisten a la ceremonia de beatificación de los sacerdotes Rutilio Grande y Cosme Spessotto y los laicos Manuel Solorzano y Nelson Lemus en la Plaza El Salvador del Mundo en San Salvador, El Salvador 22 de enero de 2022. (REUTERS/José Cabezas)

La Iglesia Católica y ortodoxa usan la canonización para declarar como santo a una persona ya fallecida, lo que implica incluir su nombre en el canon (lista de santos reconocidos) y el permiso de venerarla, reconociendo su poder ante Dios.

Durante el Cristianismo, las personas eran reconocidas como santas sin necesidad de un proceso formal; sin embargo, ello cambió en la Edad Media.

En el caso del catolicismo, la Iglesia debe hacer una investigación exhaustiva de la vida de la persona a santificar y existen cuatro formas de lograr el nombramiento: la vía de las virtudes heroicas; la vía del martirio; la de las causas excepcionales, confirmadas por un culto antiguo y fuentes escritas; y la del ofrecimiento de la vida.

Además, se considera si la persona vivió las virtudes cristianas en un grado heroico o si sufrió martirio a causa de su fe, asimismo, es requisito indispensable que haya hecho al menos dos milagros (o uno en el caso de ser mártir).

La canonización se hace en una solemne declaración papal y se le asigna un día de fiesta para la veneración litúrgica.

No hay un periodo establecido para realizar la canonización de un personaje, pues incluso hay casos como el de San Pedro Damián que fue canonizado hasta 756 años después de su muerte o, por el contrario, el caso de San Antonio de Padua que fue nombrado hasta 352 días después de su deceso.

La última canonización tuvo lugar en octubre de 2019, cuando el Papa declaró santos al cardenal John Henry Newman y a la hermana Dulce, de Brasil.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR