Qué alimentos aumentan tu concentración y debes consumir antes de presentar tu Examen Comipems 2024

Una combinación de carbohidratos complejos, proteínas, grasas saludables y una adecuada hidratación puede mejorar significativamente la función cerebral

Guardar

Nuevo

Los resultados del examen determinan la asignación de los estudiantes a las escuelas solicitadas, tomando en cuenta sus preferencias y el puntaje obtenido. / Adobe / Archivo Infobae
Los resultados del examen determinan la asignación de los estudiantes a las escuelas solicitadas, tomando en cuenta sus preferencias y el puntaje obtenido. / Adobe / Archivo Infobae

Comer antes de presentar un examen es una práctica aconsejada por numerosos expertos en nutrición y psicología debido a sus múltiples beneficios en el rendimiento cognitivo y el bienestar general. El cerebro necesita una fuente constante de energía para funcionar de manera óptima, y esa energía proviene principalmente de los alimentos que consumimos.

Saltarse una comida, especialmente el desayuno, puede llevar a una disminución en los niveles de glucosa en sangre, lo que afecta negativamente tanto la concentración como la capacidad de recordar información.

Un desayuno equilibrado que incluya carbohidratos complejos, proteínas y grasas saludables puede proporcionar la energía necesaria para mantener el enfoque durante el examen. Los carbohidratos son la principal fuente de combustible para el cerebro. Al consumirlos, se garantiza un suministro constante de glucosa.

El hambre puede incrementar la irritabilidad y la ansiedad, lo que a su vez puede dificultar la capacidad para concentrarse y rendir al máximo. / 
Foto: Cuartoscuro
El hambre puede incrementar la irritabilidad y la ansiedad, lo que a su vez puede dificultar la capacidad para concentrarse y rendir al máximo. / Foto: Cuartoscuro

Alimentos como avena, pan integral, frutas y verduras son excelentes opciones. Por otro lado, las proteínas presentes en alimentos como huevos, yogur y frutos secos ayudan en la producción de neurotransmisores, que son esenciales para la comunicación entre neuronas.

Los alimentos básicos para un mejor rendimiento

Además, las comidas que contienen ácidos grasos omega-3, encontrados en alimentos como el salmón, las nueces y las semillas de chía, son beneficiosas para la función cerebral. Estos ácidos grasos se han asociado con una mejor memoria y un mayor rendimiento cognitivo. También es fundamental mantenerse hidratado, ya que incluso una ligera deshidratación puede afectar negativamente la concentración y el rendimiento.

Otro aspecto clave es el impacto positivo de una comida antes del examen en el estado de ánimo y el nivel de estrés. El hambre puede incrementar la irritabilidad y la ansiedad, lo que a su vez puede dificultar la capacidad para concentrarse y rendir al máximo. Comer adecuadamente ayuda a estabilizar el estado emocional, permitiendo una mayor tranquilidad y enfoque durante el examen.

Es importante también mencionar que no se recomienda consumir alimentos pesados o de difícil digestión antes de un examen, ya que pueden provocar malestar estomacal y disminuir la capacidad de concentración. En lugar de ello, optar por comidas ligeras pero nutritivas mejora el bienestar general y la eficiencia mental.

Por todo esto, comer antes de un examen no solo garantiza una reserva adecuada de energía para el cerebro, sino que también mejora la concentración, la memoria y el estado emocional, elementos esenciales para un buen desempeño académico.

¿Qué es el Examen Comipems?

El Examen Comipems es el proceso de evaluación utilizado en la Zona Metropolitana del Valle de México para asignar a los estudiantes que terminan la educación secundaria a las distintas escuelas de nivel medio superior. Comipems es el acrónimo de Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior.

Este organismo agrupa a diversas instituciones educativas, incluyendo la UNAM, el IPN, la Secretaría de Educación Pública (SEP) y otros colegios y preparatorias.

Temporalmente el examen se lleva a cabo una vez al año y su objetivo principal es clasificar a los aspirantes en función de sus conocimientos y habilidades para asignarlos a una de las opciones educativas disponibles.

Temporalmente el examen se lleva a cabo una vez al año y su objetivo principal es clasificar a los aspirantes en función de sus conocimientos y habilidades. / Archivo Infobae
Temporalmente el examen se lleva a cabo una vez al año y su objetivo principal es clasificar a los aspirantes en función de sus conocimientos y habilidades. / Archivo Infobae

Cada uno de los estudiantes deben registrar sus preferencias entre las diferentes escuelas y programas antes de presentar el examen. La prueba consta de preguntas tipo opción múltiple que evalúan diversas áreas del conocimiento, como matemáticas, español, ciencias naturales y sociales.

Los resultados del examen determinan la asignación de los estudiantes a las escuelas solicitadas, tomando en cuenta sus preferencias y el puntaje obtenido.

Todo este proceso Comipems es crucial para los estudiantes de la región, ya que garantiza una distribución equitativa y transparente de los lugares disponibles en las instituciones de educación media superior. Además, es una herramienta para medir el nivel académico de los aspirantes y asegurar que reciban una educación de calidad acorde a sus habilidades y conocimientos.

El desayuno y comida de campeones

Antes de presentar un examen, es crucial consumir alimentos que proporcionen energía sostenida y mejoren la concentración. A continuación, una lista de alimentos recomendados, que pueden ayudan a aumentar tu concentración, sentir y potenciar las ganas de aprobar el examen.

  • Avena: Rica en carbohidratos complejos, la avena proporciona energía estable y duradera. Contiene fibra que ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre.
  • Frutas frescas: Las frutas como plátanos, manzanas y frutos rojos son excelentes fuentes de vitaminas y minerales. El potasio en los plátanos y la vitamina C en las frutas cítricas contribuyen a la función cerebral.
  • Huevos: Contienen proteínas y colina, una sustancia que favorece la memoria y la cognición.
  • Yogur natural: Proporciona proteínas y probióticos que mejoran la salud intestinal y, por ende, el bienestar general.
Los huevos contienen proteínas y colina, una sustancia que favorece la memoria y la cognición; unos chilaquiles son una opción fácil y rápida en las mañanas.  - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los huevos contienen proteínas y colina, una sustancia que favorece la memoria y la cognición; unos chilaquiles son una opción fácil y rápida en las mañanas. - (Imagen Ilustrativa Infobae)
  • Frutos secos y semillas: Nueces, almendras y semillas de chía aportan ácidos grasos omega-3, que están vinculados a una mejor función cerebral y concentración.
  • Té verde: Contiene cafeína y L-teanina, compuestos que mejoran la atención y la calma simultáneamente.
  • Pan integral y tostadas: Ofrecen carbohidratos complejos que mantienen los niveles de energía sin los picos de azúcar que ocasionan los carbohidratos refinados.
  • Pescado graso: Aunque no es común en desayunos, el salmón y la caballa son ricos en omega-3, lo que puede ayudar en la función cognitiva.
  • Agua: Mantenerse hidratado es crucial para la concentración y la claridad mental.
El licuado nunca falla antes de presentar un examen; el de mamey es rico y dulce, además de practico. / Gastrolab
El licuado nunca falla antes de presentar un examen; el de mamey es rico y dulce, además de practico. / Gastrolab

Es aconsejable evitar alimentos pesados o grasosos, ya que pueden causar somnolencia y malestar estomacal. También es importante evitar grandes cantidades de azúcar y refrescos, ya que pueden provocar subidas y caídas rápidas en los niveles de energía.

Por ello, una combinación de carbohidratos complejos, proteínas, grasas saludables y una adecuada hidratación puede mejorar significativamente la función cerebral y la concentración durante un examen.

Guardar

Nuevo