Intensa lluvia en Monterrey “descalabra” a una joven con un granizo y se vuelve viral

La joven sufrió de los estragos de las tormentas que han azotado al país en los últimos días

Guardar

Nuevo

La joven explicó lo que le ocurrió durante las fuertes lluvias en Monterrey
Crédito: TikTok/michigan_mm
La joven explicó lo que le ocurrió durante las fuertes lluvias en Monterrey Crédito: TikTok/michigan_mm

Pese al intenso calor que ha azotado a México en las últimas semanas, la lluvia también ha hecho de las suyas en gran parte del país, siendo intensa en ciertos estados de la República, como en Monterrey. Los regios se han enfrentado a precipitaciones de gran magnitud, que vienen acompañadas de granizo.

En redes sociales se hizo viral una joven que sufrió de los estragos de la lluvia de forma muy particular: un granizo del tamaño de una naranja la golpeó fuertemente en la frente. Leslie Zapata, a través de su cuenta de TikTok, relató en un video que se estaba mojando en la lluvia, y que al principio el tamaño del granizo era aceptable y poco amenazador.

No obstante, minutos después, los granizos aumentaron, llegando a medir lo de una pelota de tenis. Sin que se diera cuenta, uno de estos granizos la golpeó en la cabeza. Aparentemente, el golpe no fue tan doloroso, pues la joven no se dio cuenta de lo que había ocurrido hasta que se vio llena de sangre.

Las lluvias en Monterrey hicieron estragos y hasta la foto del título universitario le arruinaron crédito: TikTok/michigan_mm

El golpe fue tan fuerte que no pudo disimular la cicatriz, ni siquiera usando maquillaje. “Y luego lo peor es que mi mamá tomó la foto del título universitario y está esta cosa así, o sea va a salir, ni de pedo se va a quitar con el maquillaje, o sea, qué oso”, contó.

Por supuesto, internautas dejaron en su video comentarios como: “Prefiero que me descalabre un granizo a estar soportando tanto calor”, “Hasta en forma de corazón se hizo”, “Ahora eres Leslie Granizo”, “Un chichón como en las caricaturas”.

¿Cómo se forma el granizo?

El granizo se forma en el interior de nubes cumulonimbus, típicas de tormentas eléctricas fuertes. La formación comienza cuando las corrientes ascendentes intensas dentro de la nube elevan gotas de agua líquida a altitudes donde las temperaturas son extremadamente bajas, por debajo del punto de congelación. A estas alturas, las gotas de agua congelan y se convierten en pequeñas partículas de hielo, llamadas embriones de granizo.

El granizo puede ser de diferentes tamaños.  FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM
El granizo puede ser de diferentes tamaños. FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM

Una vez que se han formado estos embriones de hielo, comienzan a ser arrastrados por las fuertes corrientes internas de la nube en una trayectoria ascendente y descendente. Durante este movimiento, los embriones de granizo entran en contacto con superenfriadas gotas de agua, es decir, gotas de agua líquida con una temperatura por debajo de 0°C. Cuando estas gotas superenfriadas impactan con los embriones de hielo, se congelan instantáneamente, agregando una capa de hielo al embrión inicial.

Este proceso de acumulación de capas puede repetirse varias veces. Cada ciclo de ascenso y descenso dentro de la nube permite al granizo capturar más gotas superenfriadas y crecer en tamaño. Las corrientes ascendentes deben ser lo suficientemente fuertes para mantener el granizo suspendido en el aire y permitir su crecimiento continuo. Si las corrientes son débiles, el granizo caerá antes de alcanzar un tamaño significativo.

Finalmente, cuando el granizo alcanza un tamaño y peso que las corrientes ascendentes ya no pueden sostener, comienza a descender hacia la superficie de la Tierra. La caída del granizo puede ser violenta, y las bolas de hielo pueden variar en tamaño, desde pequeños guisantes hasta pelotas de béisbol, o incluso más grandes.

Al llegar al suelo, el granizo puede causar daños considerables a cultivos, vehículos, edificios y personas. Los daños dependen del tamaño y la densidad del granizo, así como de la duración de la tormenta. Por eso, las tormentas de granizo son monitoreadas cuidadosamente por meteorólogos para emitir alertas y minimizar riesgos.

Guardar

Nuevo