¿Hay riesgo de nuevos apagones durante la tercera ola de calor en México? Esto dice la CFE

Este fin de semana el Cenace volvió a emitir una alerta por un desbalance entre la descarga y la demanda de electricidad

Guardar

Nuevo

Un autobús de transporte público es visto durante un apagón en Monterrey. REUTERS/Daniel Becerril
Un autobús de transporte público es visto durante un apagón en Monterrey. REUTERS/Daniel Becerril

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que esta semana México vivirá la tercera ola de calor de la temporada 2024, con temperaturas superiores a los 40 grados Celsius en gran parte del territorio mexicano, principalmente en el norte, occidente y sureste, lo que generará una mayor demanda de energía eléctrica en millones de hogares y miles de empresas.

Durante la onda de calor que se vivió a inicios de este mes de mayo, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se vio rebasada por el pico de demanda de electricidad, situación que causó apagones masivos en ciudades de toda la República mexicana entre los días 7, 8 y 9 de mayo.

El pasado viernes, Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), reconoció que el Sistema Eléctrico Nacional se vio rebasado, pero aseguró que está garantizado el abasto de energía para todo el país.

“En lo que se llama el pico, cuando existe la mayor demanda de electricidad, tuvimos un problema de incapacidad de atacarlo y por tanto hubo ciertos cortes de electricidad que duraron una hora nada más”, reconoció el director de la CFE, aunque sostuvo que la situación no se repetirá.

México enfrenta esta semana una nueva onda de calor. Foto: Infobae México/Jesús Avilés
México enfrenta esta semana una nueva onda de calor. Foto: Infobae México/Jesús Avilés

Para mantener el equilibrio en el Servicio Eléctrico Nacional (SEN), se ejecutaron interrupciones al servicio de carácter rotativo: durante 288 minutos el martes 7 de mayo; 109 minutos el miércoles 8 de mayo y 179 minutos el jueves 9 de mayo, limitando la afectación al 5% de la población, justificó el gobierno mexicano.

Este sábado, cuando el calor recobró fuerza en algunos estados de la República, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) volvió a emitir una alerta por un desbalance entre la descarga y la demanda.

Durante la ola de calor, la demanda de energía se dispara sobre todo por el uso de ventiladores y climas acondicionados en millones de hogares y miles de empresas, además de otros aparatos electrodomésticos utilizados para mantener frescos los alimentos.

Estos aparatos son necesarios para mantener temperaturas confortables en interiores, ya que las altas temperaturas exteriores provocan un incremento en la temperatura interna de los edificios. Además, otros electrodomésticos también suelen usarse más debido a la mayor permanencia de las personas en sus hogares durante las horas de más calor.

Fotografía aérea que muestra un apagón eléctrico este martes en algunas zonas de la ciudad de León (México). EFE/Luis Ramírez
Fotografía aérea que muestra un apagón eléctrico este martes en algunas zonas de la ciudad de León (México). EFE/Luis Ramírez

Mauricio Cuéllar Ahumada, director de Operación y Planeación del Sistema Eléctrico Nacional del CENACE, aclaró que el organismo mantiene una reserva mínima del 6% para afrontar imprevistos o aumentos repentinos en la demanda eléctrica.

Si este nivel cae por debajo del 6%, se emite una alerta para notificar a los integrantes de la industria eléctrica sobre el problema específico, mientras que al público general solo se le informa del aviso.

Además, Cuéllar Ahumada señaló que esta reserva no es la única causa que puede generar una alerta. Como parte de las labores de control operativo del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), se planifican y definen qué generadores deben estar operativos y cuáles pueden entrar en mantenimiento.

Durante la reciente ola de calor, el aumento en la demanda de energía coincidió con el mantenimiento de ciertos equipos en las centrales eléctricas, lo que llevó a implementar medidas para asegurar el equilibrio del sistema eléctrico del país.

Cuéllar Ahumada explicó que las acciones operativas del SEN buscan garantizar que siempre haya suficiente capacidad disponible para satisfacer la demanda energética.

Durante situaciones críticas, como olas de calor, es esencial coordinar cuidadosamente el mantenimiento de los equipos para no afectar el suministro eléctrico.

“Si baja del 6%, es una de las causales por las cuales emitimos una alerta, es decir, debajo de ese umbral avisamos a todos los integrantes de la industria eléctrica que tenemos un problema y les decimos en detalle cuál; al público en general solo emitimos el aviso”, precisó.

Guardar

Nuevo