¿Lo amas o lo odias? Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando comes muy seguido hígado encebollado

El hígado encebollado siempre se ha encontrado con opiniones divididas sobre su consumo, aquí explicamos sus pros y contras para echarte un taco de este típico platillo

Compartir
Compartir articulo
Hígado encebollado foto: kiwi limón
Hígado encebollado foto: kiwi limón

El hígado encebollado de res es un plato tradicional popular en muchas culturas alrededor del mundo, conocido tanto por su sabor distintivo como por su valor nutricional. Sin embargo, el consumo frecuente de este plato genera debates entre expertos en nutrición sobre sus beneficios y posibles efectos adversos en la salud.

El hígado de res es una fuente excepcionalmente rica en nutrientes esenciales. Es particularmente alto en vitamina A, vitamina B12, hierro y cobre. La vitamina A es crucial para la salud ocular, el sistema inmunológico y la regeneración de la piel. La vitamina B12 juega un papel vital en el funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso, así como en la formación de sangre. El hierro es fundamental para la producción de hemoglobina, mientras que el cobre ayuda en el metabolismo del hierro, la formación de glóbulos rojos y la salud de los vasos sanguíneos, los nervios, el sistema inmune y los huesos.

A pesar de sus beneficios, el consumo de hígado de res debe hacerse con moderación. El hígado almacena muchas de las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita, pero también puede acumular sustancias nocivas. Por ejemplo, la vitamina A en altas dosis puede ser tóxica, causando síntomas que van desde náuseas y mareos hasta dolores de cabeza severos y daños en el hígado. El consumo excesivo de hígado puede llevar a una ingesta excesiva de vitamina A, especialmente si se combina con otros alimentos ricos en esta vitamina o suplementos.

Hígado encebollado foto: Revista Chilango
Hígado encebollado foto: Revista Chilango

Otro factor a considerar es el contenido de colesterol en el hígado de res. Aunque el colesterol dietético tiene un impacto menor en los niveles de colesterol en la sangre que las grasas saturadas y trans, las personas con hipercolesterolemia o aquellos preocupados por su salud cardiovascular deberían consumir hígado con moderación.

Además, es importante considerar la fuente del hígado de res. Los animales criados en granjas industriales pueden estar expuestos a hormonas, antibióticos y otros químicos, que pueden acumularse en sus órganos. Por ello, se recomienda elegir hígado de res de animales criados en pasturas o con certificación orgánica, lo cual asegura una menor exposición a estas sustancias.

La preparación del hígado encebollado también juega un papel importante en su valor nutricional. Cocinar el hígado con aceites saludables y acompañarlo con cebollas, que son ricas en antioxidantes y compuestos antiinflamatorios, puede aumentar los beneficios para la salud del plato. Sin embargo, el método de cocción debe garantizar que el hígado no se cocine en exceso, ya que esto puede reducir su contenido nutricional y afectar la absorción de sus nutrientes.

Compartir tacos es una tradición arraigada que fomenta la convivencia y el disfrute de la comida en compañía de seres queridos. (@rockolaoriginal)
Compartir tacos es una tradición arraigada que fomenta la convivencia y el disfrute de la comida en compañía de seres queridos. (@rockolaoriginal)

El hígado encebollado de res puede ser una adición nutritiva a la dieta si se consume de manera moderada. Aporta vitaminas y minerales esenciales que son difíciles de obtener en cantidades suficientes a través de otros alimentos.

Sin embargo, debido a la posible acumulación de sustancias nocivas y el alto contenido de ciertas vitaminas, como la vitamina A, es importante no consumirlo en exceso. Se recomienda limitar el consumo a una o dos veces por mes y dar preferencia al hígado de res de alta calidad, idealmente de fuentes orgánicas o de pastoreo, para minimizar la exposición a sustancias indeseables. Como en todos los aspectos de una dieta saludable, la moderación y la variedad son claves para aprovechar los beneficios del hígado encebollado de res sin incurrir en riesgos para la salud.