¿Qué daños le genera a mi cuerpo tomar analgésicos con mucha frecuencia?

Dada la variedad de riesgos asociados con el uso prolongado de estos medicamentos, es crucial considerar alternativas para el manejo del dolor

Compartir
Compartir articulo
Los analgésicos se clasifican principalmente en dos categorías: antiinflamatorios no esteroideos. / foto: archivo infobae
Los analgésicos se clasifican principalmente en dos categorías: antiinflamatorios no esteroideos. / foto: archivo infobae

Tomar analgésicos con frecuencia puede tener efectos adversos en el cuerpo, variando según el tipo de medicamento, la dosis y el tiempo durante el cual se consumen. Estos medicamentos, aunque efectivos para el alivio del dolor a corto plazo, pueden acarrear riesgos significativos para la salud cuando se usan de manera prolongada o en dosis elevadas.

Los analgésicos se clasifican principalmente en dos categorías: antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), como el ibuprofeno y el naproxeno, y los analgésicos opioides, como la morfina y el tramadol. Ambos tipos pueden causar efectos secundarios y problemas de salud si se abusa de ellos o se consumen regularmente durante un largo periodo.

Efectos de los AINEs en el cuerpo:

  1. Riesgo de ulceras y problemas gastrointestinales: El uso frecuente de AINEs puede dañar la mucosa gástrica, llevando a úlceras o sangrado gastrointestinal. Este riesgo aumenta cuando los medicamentos se toman en altas dosis o durante un tiempo prolongado.
  2. Problemas cardiovasculares: Existe evidencia que sugiere que el uso prolongado de algunos AINEs puede incrementar el riesgo de infartos al corazón y accidentes cerebrovasculares, especialmente en aquellos con condiciones preexistentes o factores de riesgo asociados.
  3. Daños renales: El consumo a largo plazo de AINEs puede afectar la función renal, potencialmente llevando a insuficiencia renal. Esto es particularmente preocupante para individuos con condiciones renales preexistentes o aquellos que toman múltiples medicamentos que puedan afectar los riñones.
dolor de riñón (iStock)
dolor de riñón (iStock)

Efectos de los analgésicos opioides en el cuerpo:

  1. Dependencia y adicción: Uno de los riesgos más significativos asociados con los analgésicos opioides es el potencial para desarrollar dependencia o adicción, incluso cuando se usan según lo prescrito. Esto puede llevar a un ciclo de abuso que es difícil de romper.
  2. Sobredosis: El abuso de opioides aumenta el riesgo de sobredosis, que puede ser fatal. La sobredosis de estos medicamentos puede causar una depresión respiratoria severa, falla orgánica y la muerte.
  3. Síndrome de hiperestesia: El uso a largo plazo de opioides puede hacer que el cuerpo se vuelva más sensible al dolor, un fenómeno conocido como síndrome de hiperestesia inducido por opioides. Esto puede llevar a un ciclo donde se necesitan dosis cada vez más altas para controlar el dolor, aumentando el riesgo de efectos secundarios y dependencia.
fármaco - (Imagen Ilustrativa Infobae)
fármaco - (Imagen Ilustrativa Infobae)

Dada la variedad de riesgos asociados con el uso prolongado de analgésicos, es crucial considerar alternativas para el manejo del dolor. Entre estas se incluyen terapias físicas, cambios en el estilo de vida, terapias alternativas como la acupuntura, y el uso de medicamentos no analgésicos que puedan tratar la causa subyacente del dolor. Además, es importante seguir las indicaciones del profesional de la salud y usar los analgésicos solo como se ha prescrito, asegurándose de discutir cualquier inquietud o efecto secundario que surja durante el tratamiento.

En conclusión, mientras que los analgésicos pueden ofrecer un alivio significativo del dolor cuando se usan adecuadamente, su uso frecuente o prolongado puede llevar a consecuencias graves para la salud. Los pacientes deben ser conscientes de los riesgos y trabajar estrechamente con su equipo de atención médica para encontrar el equilibrio adecuado entre el alivio del dolor y la seguridad a largo plazo.