Sheinbaum piensa en renegociar la deuda de Pemex y dirigirla a energías renovables

La candidata de Morena adelantó que tiene un plan para la petrolera mexicana

Compartir
Compartir articulo
La candidata de Morena reconoció que la situación de Pemex merece especial atención. FOTO: Victoria Razo/Bloomberg
La candidata de Morena reconoció que la situación de Pemex merece especial atención. FOTO: Victoria Razo/Bloomberg

Claudia Sheinbaum Pardo, candidata presidencial de Morena, dijo este lunes que en caso de ganar el 2 de junio el plan para mantener a flote a Petróleos Mexicanos (Pemex), la petrolera más endeudada del mundo, consiste en renegociar los pagos y orientarla hacia las energías renovables.

“Tenemos un plan para Pemex, que es uno de los temas que sé que algunos de ustedes tienen en mente, y tiene que ver con, evidentemente, el refinanciamiento de la deuda asociado a un plan para Pemex, también de largo plazo”, dijo durante la reunión con el Consejo de las Américas en Ciudad de México.

Actualmente Pemex mantiene una deuda superior a los 100 mil millones de dólares y aunque la actual administración de Andrés Manuel López Obrador le ha inyectado 1.6 billones de pesos, la empresa todavía enfrenta fuertes presiones con sus acreedores en los años inmediatos.

Por su parte, la candidata presidencial de Morena enfatizó la importancia de tener listo un plan de sustentabilidad para Pemex en los próximos años.

Este plan busca enfrentar la crisis climática diversificando la actividad de la empresa estatal hacia los mercados de energías renovables y la cogeneración, además de facilitar el refinanciamiento de su deuda.

La aspirante presidencial destacó la necesidad de adaptarse a las fuentes de energía renovable y repensar el modelo energético del país frente a los desafíos climáticos y económicos.

Las declaraciones de la ex jefa de Gobierno de la CDMX se dan en el contexto de un anuncio previo por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador sobre una reducción en la deuda de Pemex.

Sheinbaum destacó el potencial significativo de la cogeneración energética en México no solo para Pemex sino también para fomentar el desarrollo de parques industriales y otros proyectos de eficiencia energética.

Afirmó que el plan propuesto es viable y se enfocará en un modelo de desarrollo a largo plazo, planificando los próximos 30 años con objetivos alineados a la Convención de Cambio Climático, sin dejar de lado las inversiones necesarias para el crecimiento nacional.

Durante el mandato de López Obrador, la gestión fiscal de Pemex ha sido marcada por exenciones fiscales significativas y apoyos financieros directos del estado, incluida una notable exención del pago de impuestos por el derecho de utilidad compartida (DUC) y la extracción de hidrocarburos en el último trimestre del año pasado, lo que representó una obligación fiscal evitada de 86 mil 640 millones de pesos, de acuerdo con datos del Sistema de Información Económica (SIE) del Banco de México (Banxico).

La candidata presidencial del oficialismo, Claudia Sheinbaum, participa este lunes durante un acto protocolario en la Ciudad de México (México). EFE/José Méndez
La candidata presidencial del oficialismo, Claudia Sheinbaum, participa este lunes durante un acto protocolario en la Ciudad de México (México). EFE/José Méndez

Estas medidas reflejan los esfuerzos del gobierno actual por estabilizar las finanzas de la paraestatal, a pesar de las preocupaciones de analistas sobre la sostenibilidad de su deuda a largo plazo.

Pemex también tiene deuda con proveedores

Pemex ha registrado un incremento del 17.3% en su deuda con proveedores y contratistas, alcanzando los 163,207 millones de pesos (aproximadamente 9 mil 528 millones de dólares) hasta marzo de 2024, según el informe que presentó este lunes.

A finales del 2023 Pemex comunicó una deuda con proveedores por 359 mil 760 millones de pesos, la cifra más elevada registrada en años recientes.

Este anuncio fue seguido por una promesa de la empresa de acelerar los pagos para solventar dichos pasivos.

La acumulación de obligaciones facturadas desde el 2023 y proyectadas para el 2024 suma un total de 162,881 millones de pesos, a lo que se añaden trabajos y materiales pendientes de facturación por 326 millones de pesos. Estos números reflejan los desafíos financieros a los que se enfrenta la petrolera.

Más allá de las deudas con proveedores, Pemex también lleva el peso de una deuda financiera que asciende a 106 mil 100 millones de dólares. Sin embargo, ha demostrado esfuerzos por cumplir con sus compromisos financieros, con reportes que indican pagos acumulados por 505 mil 912 millones de pesos durante el 2023 y 2024.