Montserrat Oliver estuvo 4 años sin “intimidad” debido a esta razón

La conductora declaró que le daba pena aceptarlo

Guardar

Nuevo

Montserrat Oliver contó una más de sus anécdotas. (Instagram: @maky_moguilevsky)
Montserrat Oliver contó una más de sus anécdotas. (Instagram: @maky_moguilevsky)

La intimidad en pareja, dentro del contexto matrimonial, es un componente esencial para forjar un vínculo duradero y profundo entre los cónyuges. Más allá del aspecto físico, también podemos hablar de que abarca la conexión emocional, espiritual y psicológica, permitiendo que ambos individuos compartan sus pensamientos más íntimos, sueños, miedos y esperanzas. Este nivel de comunicación y compenetración fortalece la relación, promoviendo un ambiente de confianza, seguridad y apoyo mutuo.

Mantener una intimidad sólida en el matrimonio tiene un impacto significativo en la satisfacción y estabilidad de la relación. Permite a la pareja enfrentar juntos los desafíos, superar conflictos y crecer tanto individual como conjuntamente. La intimidad emocional, por ejemplo, fomenta la comprensión y la empatía, elementos clave para la resiliencia matrimonial ante adversidades.

Además, la intimidad contribuye a una vida sexual plena y satisfactoria, que es otro pilar importante del matrimonio. La expresión física del amor fortalece el lazo emocional, creando un círculo virtuoso de cercanía y afecto.

Por tanto, cultivar y preservar la intimidad en el matrimonio no solo es importante para el bienestar de la relación, sino también para el desarrollo personal de cada uno de sus miembros, permitiendo una alianza enriquecedora que trasciende el tiempo.

(Instagram/@montseyjoetv)
(Instagram/@montseyjoetv)

Quizás la falta de esa intimidad fue lo que ocasionó que el matrimonio de Montserrat Oliver finalizara tras un deterioro en esos momentos románticos y a solas en pareja, pues la conductora de televisión reveló, en una entrevista, que existió un motivo por el que no mantuvo ningún tipo de relación sexual con su ex esposo, sin revelar de quién se trataba.

Esta fue la declaración que dio la presentadora del talk show Montse & Joe:

“Algo fallaba, no podía estacionar el coche en el garage, algo pasaba con él... estuve casada cuatro años, porque yo era chapada a la antigua... me casé para toda la vida, dije, se dará algún día, pero pues no... finalmente lo dejé... imagínate lo nerd que era, me da pena hasta decirlo... ya no voy a contar más cosas porque pobre hombre”, declaró Montserrat Oliver.

La conductora de TV se sintió apenada por hablar acerca de su nula vida sexual en su matrimonio Crédito: X: EsDeProfugos

Es por este motivo que se casó siendo “virgen” (termino que se utiliza para definir y darle un adjetivo a una mujer que aún no ha mantenido relaciones sexuales) y justo de la misma forma finalizó su matrimonio, pero cómo fue que se decidió a terminar con ese romance marital si ella, en el pasado, pensaba que “se había casado para toda la vida”.

Montserrat Oliver terminó su matrimonio “gracias” a un sacerdote

De acuerdo con las palabras de la propia Montserrat Oliver fue un sacerdote, comúnmente llamados “padrecitos”, quien la motivó a finalizar el matrimonio que sostenía con el hombre con el que no mantuvo una relación sexual de ningún tipo durante cuatro años que estuvo en un vínculo marital con él.

Así lo compartió la conductora de televisión:

“Un día me dijeron, óyeme no, fue el padrecito Peter, quien lamentablemente acaba de morir, me regañó porque ese no era un matrimonio, entonces él coucheándome y finalmente lo dejé”.

Para finalizar la entrevista la presentadora de televisión detalló que sí ha tenido romances con hombres, pero no siente “la misma complicidad” que se presenta al momento de tener intimidad con una mujer.