Estos eran los platillos favoritos de María Félix

La Doña era amante de estas delicias culinarias mexicanas

Guardar

Nuevo

Los refinados gustos culinarios de María Félix

. (Photo by Keystone/Hulton Archive/Getty Images)
Los refinados gustos culinarios de María Félix . (Photo by Keystone/Hulton Archive/Getty Images)

María Félix, una de las leyendas más importantes de la Época de Oro del Cine Mexicano, fue una una actriz de gustos refinados que nunca escondió su entusiasmo por el lujo. Por supuesto, esta cualidad también describía a los platillos que más le gustaban comer.

Gracias a entrevistas, testimonios de restauranteros y literatura de importantes escritores como Elena Poniatowska, tenemos registro de curiosidades varias sobre la diva mexicana, entre las que destacan sus afinidades gastronómicas.

Como era de esperarse, a La Doña le gustaba lo mejor de lo mejor de la cocina mexicana. Uno de los platos que siempre pedía en uno de los restaurantes más lujosos de la Ciudad de México durante aquella época eran los escamoles a la hidalguense: marinados, sofreídos en mantequilla, condimentados con ajo, acompañados de rajas, con perejil y servidos en una olla de barro.

Tan famosa es la anécdota del restaurante, que hoy en día en el menú todavía figura este platillo, como un homenaje a las constantes visitas de la importancia actriz al establecimiento.

El Mayor restaurante Escamoles
El Mayor restaurante Escamoles

En cuanto a su dieta de todos los días, la protagonista de Doña Bárbara era bastante rigurosa. Le gustaba mucho la carne asada con verduras, pero lo que más disfrutaba era el postre: varias guayabas totonacas deliciosas y nutritivas.

Elena Poniatowska, conocida escritora mexicana que abordó la vida de la actriz en su libro Dos veces única, cuenta que María Félix solía comer jugo de carne y zanahorias crudas siempre que podía en un icónico establecimiento de comida ubicado en la calle Liverpool de la CDMX. Y es que el sabor no era la única razón por la que era uno de los platos favoritos de La Doña, sino también por sus propiedades benéficas para el rostro.

Aunque María Félix gustaba de lo más gourmet de la cocina mexicana, entendía bien la importancia que tenía nuestra gastronomía. Hoy en día, la cocina nacional es aplaudida en gran parte del mundo.

María Félix (Foto: Twitter / @cinefilo50)
María Félix (Foto: Twitter / @cinefilo50)

¿Por qué los escamoles son el platillo gourmet mexicano?

Los escamoles, conocidos como el “caviar mexicano”, son un platillo gourmet altamente valorado en la gastronomía de México. Se trata de las larvas de hormigas de la especie Liometopum apiculatum, las cuales se encuentran principalmente en los estados de Hidalgo, Puebla y Tlaxcala. Este manjar tiene sus orígenes en la época prehispánica, cuando ya era consumido por las culturas indígenas, valorando su sabor y aporte nutritivo.

La recolección de escamoles es una labor delicada y tradicional que se lleva a cabo durante los meses de marzo y abril, coincidiendo con el inicio de la primavera. Los recolectores, conocidos localmente como “escamoleros”, deben tener un conocimiento profundo del ecosistema del maguey para extraer las larvas sin dañar la planta ni el hábitat de las hormigas. Este proceso manual y respetuoso con el medio ambiente justifica el elevado precio de los escamoles en el mercado.

Los escamoles se pueden disfrutar de variadas formas: fritos con mantequilla, preparados al ajillo, o como relleno de quesadillas y tortillas. Su textura suave y delicada, junto con un sabor sutil que recuerda a las nueces, les otorga un lugar privilegiado en la cocina mexicana contemporánea. Los chefs de todo el país los incorporan en sus menús, fusionándolos con ingredientes locales e internacionales para crear platillos innovadores y exquisitos.

Además de ser un símbolo de lujo y tradición, el consumo de escamoles promueve la sostenibilidad y el respeto por las prácticas culinarias ancestrales. Este platillo representa la riqueza de la biodiversidad mexicana y la creatividad de su gente en la cocina, ofreciendo a los comensales una experiencia culinaria única que trasciende fronteras y generaciones.

Guardar

Nuevo